Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 26 11 2005 Cultura 67 Cuando se empieza una película, hay un acuerdo tácito de convertirnos en aquel personaje también en la vida real En el filme interpreto a alguien que pasó su vida estudiando religión, pero perdió el brillo de la comunicación directa participar en una película así? -Primero había leído el guión y después leí el libro original, que es brillante, mucho mejor que la película... como siempre pasa. Muestra a cuatro personas explorando este deseo por Dios o como lo quieras llamar, algo más grande que el Universo. Todos deambulan ciegos en este viaje con la completa falta de capacidad para discutirlo entre ellos mismos, por tanta privacidad. Se parece a muchas de nuestra familias que no se atreven a discutir cosas muy privadas pero importantes, sintiéndose solos. De nuevo, no quiero llamarlo religión, pero el deseo vehemente lo tienen todos. Ese común denominador nos convierte en hermanos. Por eso quería hacer esta película. Mi personaje es alguien que se pasó la vida estudiando religión, pero perdió el brillo de la comunicación directa. Puede enseñarlo maravillosamente, pero él no tiene la magia. Su hija la aprovecha instintivamente, espontáneamente. Hay cierto factor de celos, pero también está el padre apasionado que quiere compartir la misma experiencia espontánea que su hija. Más allá del estreno de Bee Season Gere adelanta que acaba de terminar de filmar otra nueva película llamada The Hoax sobre la verdadera historia del escritor Clifford Irving, que vendió la falsa biografía de Howard Hughes a una editorial importantísima durante los años setenta. Es un hombre que siempre quiso que lo reconocieran- -relata Richard Gere- -y en medio de una fiesta, cuando pensaba que había vendido su libro, le dicen que después de todo, no van a comprarle nada ¿Ya tiene en mente la siguiente película? -En dos semanas empezamos a filmar The Flock sobre un agente federal que necesita entrenar un reemplazo más joven, mientras busca una chica perdida, convencido de cierta conexión con un maniático sexual que también está investigando. La filmamos en Alburquerque, con un director de Hong Kong, Wai Keung Lau. ¿Piensa volver a los musicales como Chicago -Me encantaría filmar otro musical. Me divertí tanto con Chicago No es fácil conseguir una película así. ¿Y Chicago 2 -No se puede soplar y hacer botellas. No es nada fácil y, además, es algo que ya hice.