Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
60 Sociedad SÁBADO 26 11 2005 ABC Salud CALEIDOSCOPIO JOSÉ MARÍA FERNÁNDEZ- RÚA OTORRINOLARINGOLOGÍA Una alternativa contra los ronquidos TRASPLANTES Y SIDA a aparición de los tratamientos con fármacos antirretrovirales, hace ya nueve años, para los pacientes infectados por el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) que causa el sida, ha supuesto un antes y un después en esta enfermedad que en los países desarrollados se ha traducido en una disminución drástica de la mortalidad pero que, sin embargo, en las naciones pobres sigue siendo sinónimo de muerte. Hasta hace relativamente poco tiempo, la infección por VIH se consideraba una contraindicación para llevar a cabo cualquier tipo de trasplante, por el temor a que los medicamentos inmunosupresores fueran contraproducentes en estos pacientes inmunodeprimidos. Sin embargo, la evidencia científica demuestra que tres años después de un trasplante de órgano sólido, especialmente de hígado y riñón, es similar entre aquellas personas infectadas por el VIH y las que no lo están. Investigadores y clínicos están de acuerdo en que los seropositivos tienen que ser aceptados en igualdad de condiciones en la listas de espera para un trasplante, ya que los índices de mortalidad son muy superiores en este grupo de pacientes. Concretamente, y según datos del hospital Clínico de Barcelona, estos índices han llegado al 60 por ciento frente al 10 por ciento en los no infectados. Antes del verano se aprobó en España un documento de consenso para estos casos, en el que figuran una serie de requisitos básicos para que los pacientes infectados por VIH puedan entrar en un programa de trasplantes con garantías de éxito. Lógicamente, las condiciones no son iguales que para aquellas personas que están esperando un órgano y no son seropositivos, pero supone un avance importante desde todos los puntos de vista. Así, los portadores del virus de la inmunodeficiencia humana que son susceptibles de un trasplante no tienen que haber padecido enfermedades oportunistas, con algunas excepciones, y deberán tener una cifra de linfocitos CD 4 superior a doscientas células por microlito y una carga viral indetectable o bien suprimible con tratamiento antirretroviral. No obstante, los expertos señalan que es necesario acumular experiencia, especialmente en trasplante de riñón y corazón en pacientes coinfectados por los virus VIH y los B y C de la hepatitis. El implante se coloca para reforzar el velo del paladar Implante Flujo de aire Paladar Las tres pequeñas barras de plástico se colocan muy próximas para que el tejido que crezca después de su implantación añada más firmeza al velo del paladar L Alto paladar Implantes Lengua Campanilla Flujo de aire bloqueado Velo del paladar Tráquea Garganta abierta Campanilla Fuente: nytimes- Restore Un sistema de implantes corrige los ronquidos y casos leves de apnea del sueño Colocado en el velo del paladar, no requiere cirugía y es reversible de plástico que dan rigidez al paladar sólo funcionan en pacientes muy seleccionados: sin sobrepeso y cuando el paladar es muy flácido N. RAMÍREZ DE CASTRO MADRID. No hay ningún tratamiento para dejar de roncar y evitar la apnea del sueño que satisfaga totalmente a todos los pacientes. Ni fármacos, ni artilugios domésticos y a veces ni tan siquiera la cirugía tradicional funciona al cien por cien. Las soluciones que se han ideado hasta el momento o son agresivas, incómodas o simplemente no funcionan, aunque continuamente se ofrecen nuevos tratamientos. La última aportación terapéutica es un implante de material plástico aprobado por la Agencia del Medicamento estadounidense que se inserta cerca de la úvula o campanilla. Está formado por tres pequeñas barras que tienen como objetivo proporcionar rigidez al velo del paladar para limitar su movimiento y facilitar la respiración. No necesita cirugía, se coloca en la consulta con una ligera anestesia, apenas produce molestias y además el tratamiento es reversible si no funciona. Pero no es útil en todos los pacientes. Las personas con apnea tienen un sueño anormal que les condiciona su salud y la vida de quienes conviven con ellos. Los pacientes roncan exageradamente durante la noche porque se obstruye la vía aérea al intentar introducir aire en los pulmones. Esa obstrucción se puede producir por diferentes situaciones. Por la obesidad del propio enfermo, cuando se tienen amígdalas o una base de lengua de gran tamab Las tres pequeñas barras ño, existen obstrucciones nasales (cornetes desarrollados, desviación del tabique. la úvula o campanilla es demasiado alargada o el velo del paladar es muy flácido. Cuando este tejido no esta rígido, la respiración puede provocar una vibración al pasar y originar ronquidos tan molestos que llegan a alcanzar los 60 decibelios. Para este tipo de obstrucción estaría indicado el nuevo implante. Otro requisito es que los ronquidos sean benignos y la apnea leve o moderada. En los casos más severos el implante no será útil asegura Bartolomé Scola, jefe del Servicio de Cirugía del Hospital Gregorio Marañón, de Madrid. Tampoco funciona en personas muy obesas o cuando la causa de la apnea es otro tipo de obstrucción al velo del paladar. El nuevo tratamiento se puede convertir en una alternativa para los roncópatas simples, los enfermos que tienen un ronquido benigno y se resisten a pasar por el quirófano para acabar con él opina Scola. La cirugía contra la apnea que hoy se pactica consiste en eliminar parte del paladar blando y de la úvula o campanilla. Se realiza con láser o con técnicas de radiofrecuencia, para dejar libre la vía respiratoria. Aunque son menos agresivas que las cirugías tradicionales, ocasionan molestias y el éxito tampoco se asegura totalmente. Las estadísticas afirman que no superan el 70 de los casos Algunos expertos creen que la solución definitiva es realizar una cirugía más agresiva y amplia del paladar, la úvula, el tejido graso de las paredes de la garganta y las amígdalas. Mascarillas para enfermos graves Lo que funciona Si tiene sobrepeso adelgace. A veces basta para acabar con los molestos ronquidos. Consulte a un otorrino para conocer cuál es el origen de su problema. El ronquido se produce cuando la vía aérea está obstruida. Pero esa obstrucción puede estar en las estructuras nasales o la cavidad bucal. La cirugía puede resolver muchos casos. Existen alternativas menos agresivas y molestas, como la radiofrecuencia, que recortan el velo del paladar y la úvula o campanilla para mantener despejada la vía aérea. Los implantes para reforzar el velo del paladar son una alternativa para algunos pacientes: personas sin problema de sobrepeso, ronquidos originados por la vibración del paladar y apnea leve o moderada. Para los enfermos severos de apnea, alérgicos al bisturí, la alternativa es utilizar una mascarilla especial durante el sueño. Este dispositivo introduce a través de la nariz una corriente de aire a presión que empuja el paladar e impide el ronquido, Además, favorece el descanso porque el paciente puede respirar de forma continuada y abandona el duermevela en el que le sume la apnea obstructiva del sueño. El problema de las mascarillas es que no siempre resulta fácil acostumbrarse a este sistema que se ajusta con un sistema de arneses. El abandono del tratamiento es frecuente en dichos enfermos. En estos casos tan severos, el tratamiento no es una cuestión de comodidad para los pacientes y sus familias. Además del cansancio, el trastorno se suele acompañar de hipertensión arterial o pulmonar y de arritmias cardiacas que pueden ser muy graves.