Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 26 11 2005 Internacional 33 Celebridades y activistas presionan al gobernador Schwarzenegger para perdonarle la vida... El supuestamente reformado Stanley Williams es cofundador de la violenta banda juvenil Crips y tiene una cita con la muerte el 13 de diciembre Tookie el reo de moda PEDRO RODRÍGUEZ. CORRESPONSAL WASHINGTON. California- -la tierra de las campañas y los montajes sin fin- -asiste estos días a un nuevo pulso protagonizado por famosos y activistas siempre interesados en defender buenas causas y, de paso, salir en la foto. La cruzada de moda presiona al gobernator Arnold Schwarzenegger para que conmute la pena de muerte a Stanley Tookie Williams, el afroamericano fundador de la violenta banda juvenil Crips al que espera el próximo 13 de diciembre una inyección letal por cuatro asesinatos. En una de las batallas más sonadas sobre la pena de muerte desde que California reimplantara en 1977 este castigo en su código penal, los defensores de Tookie afirman que este gángster ahora cincuentón se ha redimido en prisión, superando su sangriento historial delictivo. Pese a fundar con un compañero de high school la violenta banda Crips una vez entre rejas Williams se ha prestado a campañas educativas y ha escrito nueve libros advirtiendo a niños y adolescentes sobre los peligros de seguir su notoria trayectoria criminal. Transformado en una especie de icono progre y negro, Williams ha sido nominado cinco veces para el premio Nobel de la Paz. Entre sus seguidores, que protestan con plantones frente a la prisión de San Quintín, en cuyo corredor de la muerte se encuentra este famoso reo, figuran personajes como el rapero Snoop Dogg (ex miembro de los Crips actores de Hollywood como Jaime Foxx (que el año pasado interpretó el papel cinematográfico de Tookie o activistas como el arzobispo Desmond Tutu, el reverendo Jesse Jackson o Bianca Jagger. Todos convencidos de que Williams puede hacer más por la sociedad vivo que muerto. En contraste, el fiscal del distrito de Los Ángeles, Steve Cooley, no duda en describir al condenado como un asesino a sangre fría que tenazmente se mas insisten en que Williams no se merece tal perdón porque hasta la fecha el condenado se ha negado a admitir sus crímenes y a pedir perdón. Los responsables carcelarios de San Quintín también se oponen a una conmutación de pena porque su inquilino se niega a dar información sobre los Crips entre sospechas de que todavía mantiene desde su celda un puesto de liderazgo en esa organización criminal. Cruzada contra las bandas juveniles En contraste, Williams insiste en su total inocencia y su firme voluntad de no convertirse en delator. Pero a pesar de su actual cruzada contra las bandas juveniles (www. tookie. com) el pasado sangriento de este gángster parece pesar mucho más que su redimido presente. Como se han encargado de recordar la Fiscalía y el Departamento de Policía de Los Ángeles al oponerse a cualquier tipo de clemencia para Tookie este reo ha dejado para siempre su marca en la sociedad al fundar una de las bandas más atroces y brutales Al pulso por territorio y drogas librado durante años por los Crips y sus rivales, los Bloods se le atribuyen cientos de víctimas mortales. Por el momento, Arnold Schwarzenegger ha indicado que todavía no ha tomado una decisión al respecto. Curiosamente, Williams insiste en que conoció personalmente al gobernator cuando ambos se dedicaban en 1976 a levantar pesas en la legendaria playa de los músculos de Los Ángeles... Conexión cuestionada por el actor y político, para el que este tipo de cuestiones de vida o muerte son las más duras de todas sus responsabilidades ejecutivas. Los precedentes no juegan exactamente a favor de Tookie ya que para recordar la última vez que un gobernador de California perdonó a un condenado a muerte hay que remontarse hasta Ronald Reagan, en 1967. Cartel del film Redemption basado en la vida de Stanley Tookie Williams ha negado a asumir responsabilidad alguna por sus crímenes. En 1981, un jurado popular declaró a Tookie culpable de asesinar a cuatro personas durante dos atracos perpetrados en 1979. En octubre pasado, el condenado perdió su último recurso ante el Tribunal Supremo. De no prosperar apelacio- ABC nes de emergencia para reexaminar evidencias balísticas de hace 26 años, su única oportunidad de evitar la inyección letal está en manos del gobernator Schwarzenegger, que puede conmutarle la pena de muerte por una cadena perpetua. Fiscales y familiares de sus vícti-