Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
28 SÁBADO 26 11 2005 ABC Internacional Mahmud Abbas, presidente de la ANP, esperaba ayer a que un agente palestino sellara su pasaporte en la terminal del puesto de Rafah REUTERS La Franja de Gaza, más cerca del resto del mundo tras la apertura del paso de Rafah con Egipto El presidente Abbas inaugura el primer puesto fronterizo controlado por los palestinos ceremonia, a la que asistieron los líderes de Hamás, desde un dirigible y no dejará de mirar de reojo al puesto a través de 43 cámaras de televisión JUAN CIERCO. CORRESPONSAL RAFAH (GAZA) Gaza está desde ayer un poco más cerca del resto del mundo. La apertura del paso fronterizo de Rafah, entre Egipto y la Franja mediterránea, ha logrado que los palestinos de a pie, los mismos que llevan muchos años arrastrando cachitos de esperanza por los escombros, se hayan vestido con su ropa de viernes, con la camiseta del orgullo recuperado, los pantalones de la dignidad casi perdida, los zapatos de la confianza en sí mismos no siempre demostrada. Un nombre. El de Mahmud Abbas. Un sello. En su pasaporte. Una realidad, la ausencia de soldados israelíes en Rafah por vez primera desde 1967. Una esperanza. Para millón y medio de palestinos que tienen, unos más que otros por carencia de documentación, la posibilidad de salir al mundo por la puerta, nunca abierta de par en par, de Egipto. b Israel vigiló la Una ceremonia. A mediodía. Bajo los acordes del himno palestino para un pueblo sin patria. Bajo las azoras del Corán cantadas por un imán de poblada barba blanca. Bajo el otoñal sol de justicia, palabra no siempre bien pronunciada en hebreo, en árabe, en inglés en esta tierra tan castigada. Un discurso. Y otro. Y otro. Del hombre fuerte de Gaza, Mohamed Dahlán; de Marc Otte, enviado especial de la UE; de Omar Suleimán, jefe de los servicios de Inteligencia egipcios. Y, sobre todo, de Mahmud Abbas, quien desde la muerte del ayer recordado Yaser Arafat, y tras su llegada al poder, no había podido ofrecer algo contante y sonante a su desilusionado pueblo. la ceremonia desde su particular dirigible) responsables de la primera buena noticia en una Franja tan partida como su nombre indica, con heridas profundas en el alma; con viejas cicatrices en el corazón; con llagas en las manos de tanto aferrarse a la barra de la espera interminable; con grietas en los pies, de tanto andar de un lado para otro sin dirección ni destino algunos. Quizás ahora esas manos sigan teniendo llagas, pero será de cargar maletas para cruzar el umbral de la libertad de movimientos. Quizás ahora sus pies sigan agrietados, pero lo estarán por andar hacia una dirección reconocida, hacia un destinado garantizado, sin sentir el aliento del intruso israelí. Una frontera. Abierta siempre, pero nunca bajo el control palestino. Abierta, siempre y cuando los soldados hebreos no decidieran cerrarla a cal y canto para reforzar su seguridad, por amenazas terroristas por castigos tan colectivos como injustos. Los rayos X no funcionaban Un paso fronterizo. Moderno. Con detectores de explosivos, de metales. Con ordenadores. Y rayos X que, por cierto, ayer no funcionaban. Con cámaras de televisión por circuito cerrado, 43, que retransmiten en directo todas las incidencias del partido a una oficina de enlace en Kerem Shalom, en la que comparten mesa y mantel israelíes, palestinos y europeos. Una Unión, la Europea, que por fin ha podido pagar, como siempre, pero también jugar, como nunca hasta ahora, un papel decisivo en materia de seguridad sobre el terreno. Setenta agentes europeos, entre ellos quince españoles que llegarán pronto, todos bajo el mando del general de los carabinieri Pietro Pistolese. Una dignidad. Un orgullo. Una con- Gaza ya no es una prisión Gaza ya no es una prisión. Los palestinos no sufrirán más humillaciones ni insultos al cruzar la frontera. Nos faltan el puerto, el aeropuerto, la independencia total de nuestra tierra, pero el futuro es hoy mejor que ayer y nos obliga a no mirar tanto al pasado dejó dicho en una carpa montada deprisa y corriendo para la ocasión. Una foto de familia. La de todos los actores (Israel se borró de la instantánea por razones obvias, pero vigilaba Los palestinos no sufrirán más humillaciones ni insultos al cruzar la frontera dijo Abbas El líder de la ANP sacará partido de esta jornada en las elecciones legislativas del 25 de enero