Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
20 Nacional SÁBADO 26 11 2005 ABC Bono verá también a Uribe para aplacar su enfado por la venta de aviones a Chávez El anuncio de la operación con Venezuela ya despertó malestar en el Gobierno colombiano la Vega confirmó ayer que el titular de Defensa, que viajará el domingo y volverá el miércoles siguiente, presidirá la delegación española L. VINOGRADOFF L. L. CARO M. PORTILLA CARACAS MADRID. José Bono no sólo viajará la próxima semana a Venezuela para asistir a la firma de los contratos de venta de aviones y buques al Gobierno de Hugo Chávez, sino que aprovechará también para desplazarse a Colombia. Así lo confirmaron a ABC fuentes diplomáticas de Caracas, donde indicaron que- -tras la rúbrica del acuerdo que protagonizarán el ministro de Defensa venezolano, Orlando Maniglia, y representantes de las empresas CASA- EADS y Navantia- -Bono comparecerá ante los medios brevemente junto a Hugo Chávez, y poco después partirá rumbo a Bogotá. El objeto de esta visita a Colombia, según fuentes consultadas por este diario, sería principalmente el de estrechar y profundizar en las relaciones que son magníficas con el Gobierno de Álvaro Uribe, habida cuenta de que la venta de material de seguridad no bélico a Venezuela ya despertó en un primer momento susceptibilidades en la Casa de Nariño. Paralelamente, están en vigor los compromisos adquiridos por el ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos y del propio José Bono en su última visita a Bogotá, de mantener la cooperación en materia de seguridad y también militar en la lucha b La vicepresidenta De Esperen a que consulte antes de contestarles MERCEDES MARTÍNEZ ALBACETE. José Bono se sintió ayer más en escena que nunca. Apenas llegó al acto de inauguración del nuevo aeropuerto civil de Albacete, donde los periodistas esperaban, ávidos, para preguntarle por su viaje a Venezuela para la compraventa de buques y aviones, decidió que tenía que hablar con su jefe de gabinete antes de enfrentarse a la prensa, pero, sobre todo, que debía escenificarlo. Así, segundos antes de la primera pregunta, espetó: Esperen, que consulte antes de contestarles Y, teléfono en mano, inició una breve conversación. En seguida, se volvió a los periodistas y aclaró: El ministro de Defensa está a la orden del Gobierno, que es a la orden de los intereses de España, y cuanto haya que decir lo va a decir la vicepresidenta del Gobierno La rueda de prensa de Fernández de la Vega iba a comenzar. Bono y Chávez, durante la visita a Toledo del caudillo venezolano te firmados por el Ejecutivo del PP con Colombia, cuyo valor ascendía a 6 millones de euros, y los sustituyó por la cesión de tres aviones ambulancia, ya entregados. La decisión, acompañada tiempo después por la venta de material a Venezuela, despertó el enfado del Gobierno colombiano y el temor a que el régimen de Chávez pudiera emplear el material para desestabilizar la conflictiva frontera colombo- venezolana. HUERTAS FRAILE Ya es oficial En lo que respecta al Ministerio de Defensa español, al cierre de esta edición aún se trabajaba en definir la agenda que Bono desarrollará en el viaje, que finalmente fue anunciado ayer por la vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, después del Consejo de Ministros y de haberlo publicado ABC. contra el terrorismo y el narcotráfico, por lo que no se descarta que existan conversaciones sobre posibles negocios en este sentido. Meses atrás, ya durante el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, España frenó la venta de 35 carros de comba- Entre los detalles que quedan por despejar relativos a los contratos que las firmas CASA- EADS y Navantia suscribirán con Venezuela, está pendiente conocer si, finalmente, los sistemas de navegación de los doce aviones para el Gobierno de Caracas utilizarán o no tecnología norteamericana, posibilidad ante la que el embajador de EE. UU. en Madrid se mostró reticente. En este sentido, fuentes cercanas a la operación indicaron a ABC el convencimiento de que con seguridad, ya se habrá llegado a un acuerdo con Estados Unidos para incorporar sus componentes y no los desarrollados por otros países como Israel o Francia, todo ello ante la convicción de que España no va a desafiar el acta de exportación de armamentos de Estados Unidos contratando esa tecnología fuera, sin el beneplácito norteamericano MADRID. José Bono llegó hace año y medio a un Ministerio de Defensa con la retirada de las tropas de Irak como primera asignatura y aquel grandilocuente mensaje repetido a los cuatro vientos de que España no se pone de rodillas ni ante Estados Unidos ni ante nadie. Ha llovido mucho desde entonces, viaje oficial a Norteamérica incluido, en el que Bono fue agasajado con honores casi de jefe de Gobierno, escoltado en una limusina al corazón de Manhattan y acariciado por los flashes mientras el mismísimo Donald Rumsfeld le despedía diciéndole adiós con la mano al pie de la escalerilla del Pentágono. Y con el álbum de su gira por las américas, ése que Bush ha negado a Zapatero, cogerá el domingo el avión para salir rumbo a Venezuela, pese a las reticencias expresadas por el embajador Eduardo Aguirre, para bendecir la venta de aviones y barcos al régimen de Hugo Chávez. Bono llegó diciendo que España no se arrodilla ante nadie, pasó a ser recibido por Rumsfeld como un jefe de Gobierno y ahora se marcha a Venezuela a vender barcos Del Pentágono al Palacio Miraflores TEXTO: S. N. Bono se marcha a vender a Caracas, pero no por un puñado de dólares, sino por 1.700 millones de euros, 6 años de trabajo para Navantia y 3 para CASAEADS. Mucho dinero, que es el argumento de fuerza que el ministro ha empleado esta semana, -y todas las que han transcurrido desde que se barrunta este negocio- para justificar el con- trovertido trato con un personaje como Chávez. Ése, y que los aviones y los barcos no llevan a bordo ni un tirachinas como aclaró el ministro en sede parlamentaria, el mismo día que- -la mejor defensa es un buen ataque- -desvelaba aquello de que el PP sí, que durante el Gobierno de José María Aznar sí se dio luz verde a 10 licencias para vender a Venezuela 6.000 pístolas, y 631 granadas de mortero, y 600.000 cartuchos antimotín. Posiblemente ni lo uno ni lo otro sirva para acallar las críticas de la oposición- -que acusa a Bono de irse a rearmar a un dictadorzuelo- -ni para neutralizar una eventual reacción de represalia de Estados Unidos, cuya embajada, una vez confirmado el viaje a Caracas, se negó ayer a pronunciar palabra con un lacónico no comments Pero aunque muchos se froten las manos en espera de una crisis, a buen seguro, cuando el doctor Pepe Bono -como gusta decir a Chávez- -despegue el domingo por la tarde ya habrá tenido tiempo para dejar las cosas claras con el país amigo y aliado que preside el amigo y aliado George Bush. Que España no se pone de rodillas ante nadie, y si además de lo que se trata es de poner el bolsillo, hasta Estados Unidos lo debe entender.