Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
94 Economía VIERNES 25 11 2005 ABC El Gobierno apoya una reforma del azúcar que hará perder a España más de 150.000 empleos El sector califica el acuerdo de catástrofe y de rotundo fracaso la negociación de Espinosa b Los agricultores salieron a la calle en Valladolid para protestar por este acuerdo, quemaron neumáticos en el centro de esta ciudad y cortaron las calles PALOMA CERVILLA LAURA VILLENA. SERVICIO ESPECIAL MADRID BRUSELAS. El Gobierno español respaldó ayer un acuerdo para la reforma del sector del azúcar en la UE muy lesivo para los intereses españoles, confirmando así los temores de este sector, que durante meses había advertido de los peligros que suponía para la supervivencia de este cultivo, si se aceptaba la propuesta de la comisaria de Agricultura, Fischer Boel. Aunque la propuesta inicial se ha mejorado levemente, de una reducción del precio del 39 se ha pasado al 36 y de una compensación por abandono del cultivo del 60 se ha aprobado finalmente un 64,2 el sector reaccionó ayer con un evidente malestar ante una realidad que afectará a unos 150.000 empleos en España, fundamentalmente en Andalucía, Castilla y León y Castilla y La Mancha. Además, este acuerdo también puede incidir en la supervivencia de 12 fábricas. Tras tres días de arduas negociaciones los veinticinco consiguieron llegar a un acuerdo en la reforma del azúcar, que llevaba más de cuarenta años sin ser reformado y que a partir de la campaña 2006 deberá atenerse a lo acordado ayer en Bruselas. Grupos de remolacheros protestaron ayer en Valladolid por el apoyo de España a la reforma del azúcar paldó ayer la postura adoptada por la ministra de Agricultura, Elena Espinosa, a la que acusa de no haber sabido negociar y de aceptar esta propuesta, ante el temor de que le sucediera lo mismo que en la reforma del algodón, que por no aprobarla en un primer momento, luego recibió menos dinero que el planteado inicialmente. Las primeras reacciones se produjeron en Valladolid, donde agricultores convocados por Asaja incendiaron neumáticos en el centro de la capital, lo que provocó cortes de tráfico y la intervención de los bomberos. PACO HERAS La ministra Espinosa defiende el acuerdo porque hace viable la producción El presidente del PP, Mariano Rajoy, asegura que la negociación no ha sido buena y acusa al Gobierno de bajarse los pantalones Precio del azúcar La novedad de la nueva reforma se centra en un recorte final del precio del azúcar del 36 y no del 39 tal y como propusieron la presidencia de turno británica y la Comisión Europea el pasado martes al comienzo de las negociaciones. España había peleado por reducir ese recorte, que además se aplicará en un período de cuatro años (de 2006 a 2010) y no en dos como se había acordado en un principio. La reforma recoge también una compensación para quienes decidan abandonar la producción, que equivaldría al 64,2 de las pérdidas de renta causadas por el recorte de precios. España cuenta además entre los cinco países que recibirán una compensación por precio variado, es decir, una ayuda extraordinaria de 10,7 millones de euros anuales durante cuatro años. La ministra de Agricultura, Elena Espinosa, aseguró que este acuerdo es satisfactorio para España y hace viable que continúe la producción y que quien quiera abandonarla lo haga en condiciones ventajosas. Además, afirmó que la negociación fue dura y a cara de perro pero al final ha habido resultados positivos para España. Ninguna organización agraria res- Las organizaciones agrarias han lanzado calificativos como catástrofe demoledor rotundo fracaso y entierro de primera los términos del acuerdo; mientras que el PSOE asegura que es un buen acuerdo que garantiza la viabilidad del sector. La negociación que ha hecho el Gobierno español ha sido firme, rigurosa y responsable con la búsqueda de una resolución justa y equilibrada según señala la secretaria federal de Medio Ambiente, Soraya Rodríguez. Desde la COAG, el coordinador de Castilla y León, Jesús Manuel González Palacín, acusó al Gobierno de no haberse tomado en serio a los remolacheros españoles y se pregunta qué ha dado a cambio España para aceptar este acuerdo. Esta organización advierte que el cultivo desaparecerá y supondrá la pérdida de 200 millones de euros de volumen de negocio al año, el abandono de 30.000 productores y la pérdida de 4.000 empleos directos y 150.000 indirectos. Desde Asaja, su presidente Pedro Barato afirmó que el acuerdo sólo beneficiará a quien quiere dejar el cultivo y perjudica a quien quiera mantenerlo, añadiendo que habrá un abandono como mínimo del 50 Barato calificó el acuerdo de muy negativo y recordó que ellos ya habían dicho que la minoría de bloqueo que Espinosa había anunciado no tendría ningún éxito Para la UPA, el acuerdo es demole-