Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
28 Internacional VIERNES 25 11 2005 ABC Mueren al menos 55 personas en una nueva jornada sangrienta en Irak Un coche bomba mata a 34 civiles al estallar junto a un hospital b La violencia se cebó ayer en el Triángulo de la muerte, una zona de población mixta al sur de Bagdad donde se han cometido algunos de los más trágicos atentados ABC BAGDAD. Al menos 55 personas murieron ayer en Irak a consecuencia de varios atentados perpetrados en las localidades situadas al sur de Bagdad, en el denominado Triángulo de la muerte. El ataque más sangriento fue el cometido con un coche bomba que estalló frente a un hospital de la ciudad de Mahmudiya en el momento en que pasaba un convoy norteamericano. Un comunicado del Ejército estadounidense asegura que el objetivo del coche bomba era el hospital y la muchedumbre congregada en torno al mismo. Aunque testigos del atentado aseguran que el coche bomba- -aparcado frente al hospital- -estalló justo en el momento en que pasaban las tropas norteamericanas. En cualquier caso, todas las víctimas fueron civiles, la mayoría gente que iba o venía del hospital. Cuatro soldados norteamericanos fueron heridos, pero ninguno de ellos perdió la vida Salía del hospital con mi hijo de un año entre los brazos. Caí al suelo por el impacto de la explosión. Cuando me levanté mi hijo no estaba en mis brazos. Lo encontré después, entre los muertos relataba una mujer herida en mitad del caos provocado por el atentado. El Triángulo de la muerte es la zona comprendida entre las ciudades de Mahmudiya, Latifiya, Hilla y Yusufilla, a unas decenas de kilómetros al sur de Bagdad. Es una zona de población mixta, en su mayoría chií, pero en la que también vive una importante minoría suní que fue especialmente mimada por el anterior régimen. Allí también era donde Sadam tenía algunos de sus principales arsenales de armas y donde residían varios oficiales del Ejército. Un iraquí lleva en brazos el cuerpo de su hijo muerto ayer en un atentado AP Defensa de Sadam Los abogados de Sadam Husein se presentarán en la próxima vista del juicio, pese a que dos de ellos han sido asesinados y de que, en tal situación, dudan de que el depuesto dictador iraquí vaya a disfrutar de las garantías de un proceso limpio. Uno de los letrados, Isam Ghawzi, indicó que no es posible un juicio justo mientras los abogados de la defensa aún carezcan de protección especial en Irak. El presidente no tendrá una juicio limpio porque se le niega la justicia en condiciones normales desde el momento en que no hay protección para los abogados que le defienden insistió. che, son obra de paramilitares chiíes que cuentan con la complicidad del Ministerio del Interior. A menudo esos ataques son cometidos tras sangrientos atentados contra mezquitas o mercados frecuentados por chiíes. Asimismo, tras el atentado en el hospital de Mahmudiya, otro coche bomba estalló en la ciudad de Hilla- -también en el Triángulo de la muerte- donde provocó la muerte de al menos once personas. El ataque fue cometido junto a un puesto de refrescos, en una Guerra civil En la actualidad ésta es una de las regiones más conflictivas del país. Si en algún momento se declara una abierta guerra civil, el Triángulo de la muerte y la región de Kirkuk y Baquba se convertirían en las zonas más conflictivas. Por otro lado, en un atentado perpetrado en Bagdad contra el ministro de Industria, murieron ocho personas, entre ellas tres guardaespaldas. Y en Yusufiya aparecieron los cadáveres de cuatro personas- -dos hombres y dos mujeres- -con muestras de haber sido torturados y después ahorcados. Las organizaciones políticas suníes insisten en que estos asesinatos, habitualmente cometidos en mitad de la no- zona muy frecuentada de esta ciudad de mayoría chií, pero en cuyos alrededores viven numerosas familias suníes. Por otro lado, el Ejército norteamericano anunció la muerte de cuatro soldados estadounidenses el pasado miércoles en Bagdad y de otros dos ayer en el Triángulo de la muerte a consecuencias de diversos ataques de la insurgencia. Se eleva así a 2.110 el número de militares norteamericanos muertos en Irak tras la invasión del país. Aunque lo más alarmante es cómo en los últimos meses aumenta considerablemente la cifra diaria de muertos y heridos estadounidenses. Elecciones Las autoridades iraquíes y norteamericanas ya habían anunciado un aumento de la violencia a medida que se acerquen las elecciones previstas para el 15 de diciembre. Hasta ahora, los hechos siempre han ratificado este tipo de pronósticos. En cuanto se supera un evento político- -indefectiblemente acompañado de violencia- el país se prepara para la próxima ola de atentados que acompañará a la siguiente etapa política. Y por ahora, nadie cree que las elecciones de diciembre puedan frenar la violencia.