Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 25 11 2005 27 Merkel y Blair reanudarán las cumbres germano- británicas suspendidas por Schröder Otra planta química china sufre un accidente mientras la contaminación atemoriza a nueve millones de personas MARC OTTE Enviado especial de la UE para Oriente Próximo El principal objetivo de la Unión en Rafah es irse cuanto antes Europa ya no sólo pone dinero en Oriente Próximo, aunque también. Desde hoy, sus agentes, entre ellos 15 guardias civiles, supervisarán el paso de Rafah, entre Gaza y Egipto, la primera frontera palestina que no inspeccionan soldados israelíes J. CIERCO JERUSALÉN. La conciencia de Marc Otte pasea tranquila por el hotel Rey David de Jerusalén tras el trabajo bien hecho. Hoy se abre el paso fronterizo de Rafah, entre Egipto y Gaza. Europa, por primera vez en la historia del conflicto entre palestinos e israelíes, tiene mucho que decir en materia de seguridad. Y lo dice justo después de recibir de Simón Peres la invitación oficial para el despliegue de sus agentes. -Con Yaser Arafat en vida, Europa era sistemáticamente ninguneada por Israel en materia de seguridad. Hoy tiene dos misiones sobre el terreno, Eucops y Rafah. ¿Qué ha cambiado? -Parafraseando a Bogart en Casablanca y como ya dijera Javier Solana tras su última entrevista con Ariel Sharón, podemos estar al principio de una hermosa amistad. Las relaciones entre Israel y la UE siempre han sido ambivalentes, pero han ido mejorando con el paso de los años. Es verdad que nos miran de otro modo desde los atentados terroristas padecidos en Madrid y en Londres. La Unión Europea siempre ha querido hacer cosas importantes en Oriente Próximo. Ahora que nos dejan, Rafah es un buen ejemplo. -Pero sin la implicación directa de Condoleezza Rice el acuerdo habría sido casi imposible... -La presencia de Rice fue importante, como también lo fue la de Solana, pero la persona más determinante ha sido el enviado especial del Cuarteto, James Wolfensohn. Eso y la coordinación y el trabajo conjunto de todos los actores. ¿Cuál es el principal objetivo de la misión? -Desde el punto de vista europeo, y aunque suene raro, irse de Rafah cuanto antes y dejar que se entiendan las tres partes (egipcios, palestinos e israelíes) entre sí sin necesidad de ayuda exterior. Sabemos que para eso debe pasar tiempo y crecer la confianza entre ellos, pero no olvide que nuestra misión tiene fecha de caducidad: se ha acordado que estemos en Rafah un año, periodo renovable en otros seis meses. ¿Y qué significa Rafah para los palestinos? -Por encima de todo, la posibilidad de desarrollarse económicamente y de ese modo mejorar la calidad de vida de EFE La persona más determinante ha sido el enviado especial del Cuarteto, James Wolfensohn millones de personas que no son terroristas. Pero yo destacaría el componente psicológico y emotivo de la apertura del primer paso fronterizo sin control israelí. Les devuelve a los palestinos parte de su orgullo perdido, de su dignidad como pueblo. -En Cisjordania las cosas no parecen funcionar entre el muro, los asentamientos judíos, la política de hechos consumados israelí en Jerusalén Oriental... -La conexión entre Gaza y Cisjordania es clave para garantizar la libertad de movimientos y está recogida en el acuerdo de Rafah. Por lo demás, la Unión siempre se ha mostrado contraria a los hechos consumados, sobre todo en Jerusalén (ABC ha sabido de fuentes consulares que la UE se plantea retomar los contactos políticos con los palestinos en Jerusalén Este) ¿Por qué defiende la UE con tanta convicción la participación de Hamás en las elecciones palestinas de enero? -También lo hace Estados Unidos. Estamos a favor de la democracia y la democracia consiste en el respeto de las leyes. La ley palestina pone una serie de condiciones para la participación de los partidos políticos en las elecciones, y Hamás, en opinión de los palestinos, las cumple. Si España permitiera a ETA participar en sus comicios no le gustaría nada que viniera Alemania a decirle lo que tendría que hacer, ¿verdad? -Pero Estados Unidos ya ha anunciado que después de las elecciones presionará a Mahmud Abbas para que desarme a Hamás. ¿Hará lo mismo la Unión Europea? -Lo hacemos ya, lo venimos haciendo desde hace tiempo porque creemos que la democracia es incompatible con las armas, con la violencia. -En los últimos días se han disparado los enfrentamientos entre Hizbolá e Israel. ¿Se plantea la UE incluir esa organización armada libanesa en la lista de grupos terroristas? -Esa es una cuestión a largo plazo en la que se trabaja desde varios frentes. Dejemos que el tiempo dicte sentencia. Lo único que quiero decirle es que Israel ha sido atacado y provocado y tiene derecho a defenderse. ¿Hasta qué punto cree que están vigentes los objetivos fijados en Barcelona hace una década? -Barcelona fue y es capital para el entendimiento entre las dos orillas del Mediterráneo. No se ha logrado todo lo ambicionado entonces, pero necesitamos procesos como el de Barcelona, donde se dialogue entre partes que no tienen por qué estar enfrentadas.