Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
12 Nacional RELACIONES ENTRE ESPAÑA Y VENEZUELA VIERNES 25 11 2005 ABC MI BALANCE l balance de estas tres últimas décadas coincide con una gravísima crisis nacional y, sin embargo, se nos está presentando como un gran éxito histórico. No voy a insistir hoy en la profundidad de esa crisis, a la que desgraciadamente tendremos que volver a referirnos mañana, y pasado, y al otro, ya que una de las características de esta va a ser su prolongada, interminable, exasperante duración. Lo que me importa denunciar hoy es este gusto que tenemos los españoles por huir de la realidad. Me llama la atención el hecho paradójico de que nos empeñemos en celebrar como el cierre feliz de una época lo que debería ser motivo de amargas reflexioCÉSAR nes. ALONSO Yo entiendo que soDE LOS RÍOS brevaloremos el paso (el salto cualitativo) de un régimen a otro. En realidad, pienso que las bases de la transición ya habían sido puestas por el franquismo, y el resto entre todos, y bajo la dirección de los últimos franquistas. Pienso también que esta feliz solución no hubiera sido posible sin la Corona. Como no creo que sin ella podamos superar la crisis que nos está amenazando. Pero hecha esta valoración, ¿cómo no ver los enormes errores por los que se explica la inseguridad que vivimos en estos momentos? Esto no es cosa de Carod Rovira ni de Arnaldo Otegi. ¿Por qué no aprovechar la ocasión de las conmemoraciones- -muerte de Franco, reinado de Juan Carlos I- -para hacer un recuento de errores? En realidad, los que se resisten a mirar cara a cara estos treinta años lo hacen no sólo por miedo a la autocrítica, sino porque de hacer ésta se derivarían conclusiones que llevarían a mantener determinados principios. Por ejemplo, ¿cómo podrían los socialistas mirar autocríticamente los años que gobernaron con el Partido Nacionalista Vasco si ahora precisamente están pensando en repetir la experiencia en peores condiciones, esto es, con un PNV pasado por Estella y descaradamente acompañado por Batasuna y con un proyecto de Constitución para un Estado libremente asociado? El balance de estos treinta años es la aparición del odio entre españoles; la amenaza de una guerra de territorios, que es la más temible de todas por su irracionalidad; el silencio de los intelectuales, cuando no su deserción desde el punto de vista de los principios; el miedo a la ruptura del mercado por encima del temor a la desaparición de los lazos históricos y solidarios; las diferencias de los dos grandes partidos en relación con la organización de la convivencia y, por terminar, la desaparición de aquel espíritu de la transición del que históricamente nos habíamos sentido tan satisfechos. Este es mi balance. E Hugo Chávez subido en un tractor en Bolívar, a 550 kilómetros de la capital venezolana, Caracas AFP Emigrantes españoles expropiados por Chávez reclaman ayuda a Zapatero Son pequeños agricultores cuyas fincas han sido destruidas b La Embajada reconoce que viven aterrados por las amenazas de muerte pero seguimos esperando una respuesta del Gobierno venezolano LUDMILA VINOGRADOFF CORRESPONSAL CARACAS. Varias familias españolas reclaman que José Luis Rodríguez Zapatero interceda ante el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, para que se les restituyan- -o se les indemnice- -las fincas que han sido destruidas y usurpadas por grupos amparados por estamentos oficiales. La mayoría de estos españoles, que provienen de Galicia y de Canarias, emigró a Venezuela hace treinta e incluso cincuenta años. Son pequeños y medianos agricultores que ahora han perdido sus propiedades al ser confiscadas de forma violenta por seguidores chavistas, que aprovechan para perpetrar esas acciones cada vez que el presidente venezolano le declara la guerra al latifundio y arremete contra los grandes productores. tra la mayoría de las familias afectadas, nueve en total. Además, hay víctimas en otras zonas. Amparados por las autoridades agrarias, militares y policiales, los grupos de asaltantes llegan armados con machetes y pistolas a las fincas de los pequeños agricultores, les queman las cosechas, roban las maquinarias y ocupan los terrenos, alegando que están recuperando la tierra que les pertenece desde antes de que llegara Colón en 1492; es decir, el mismo discurso de Chávez. Coalición Canaria exige al Gobierno explicaciones ERENA CALVO Coalición Canaria manifestó ayer su preocupación por las expropiaciones de las tierras de emigrantes canarios. El presidente de los nacionalistas, Paulino Rivero, relató a ABC la profunda angustia de los propietarios por las invasiones y los robos a los que se pueden ver expuestos Recordó que preguntó al respecto al Gobierno el 12 de septiembre y que aún no ha obtenido respuesta, a pesar de que la fecha límite era el 21 de octubre. Rivero instó al Ejecutivo a que explique qué acciones ha tomado. Chávez está enterado Cuando Zapatero visitó Caracas, en marzo pasado, un grupo de veinte españoles afectados por las expropiaciones hizo llegar al presidente del Gobierno una carta para denunciar la situación. Pero el acoso contra los pequeños y medianos agricultores se ha intensificado en las últimas semanas, según asegura el diputado Jesús Garrido, de Acción Democrática. Chávez prometió que ningún gallego será expropiado durante su reciente visita a Santiago de Compostela, pero la realidad es otra según los denunciantes. El diputado Garrido ha llevado a las familias afectadas de Yaracuy a la Embajada de España para pedir ayuda. El embajador Raúl Morodo se ha reunido dos veces con el vicepresidente José Vicente Rangel, con el ministro del Interior, Jesse Chacón, y con Asesinatos y violaciones Las expropiaciones se han saldado hasta ahora con el asesinato de un portugués y el intento de violación y quema de una joven canaria en el estado de Yaracuy, donde se concen- el vicecanciller para Europa, Denzil Rodríguez dijo el agregado de prensa, Diego Quintana, quien asegura que las autoridades venezolanas han sido receptivas. El propio Chávez está enterado de la situación. Sabemos que las familias españolas viven aterradas por las amenazas de muerte y seguimos esperando una respuesta del Gobierno venezolano dijeron en la Embajada española.