Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
30 Internacional JUEVES 24 11 2005 ABC Venezuela suministra gasóleo a bajo precio a los pobres de Boston y el Bronx La acción es avalada por un hijo de Robert Kennedy y varios demócratas b Unos 40.000 hogares y cientos de escuelas, albergues y hospitales recibirán millones de litros de combustible para calefacción un 40 por ciento más barato ABC WASHINGTON. El Gobierno venezolano comenzó ayer a suministrar combustible barato a miles de hogares de bajos recursos económicos en Boston y Nueva York, según informó la Embajada de ese país en Washington. La misión diplomática señaló en un comunicado que el carburante se facilita por medio de la compañía Citgo, una subsidiaria de la empresa estatal Petróleos de Venezuela S. A. (Pdvsa) con sede en Houston, y que ese beneficio se ampliará a otras ciudades de Estados Unidos. El presidente Hugo Chávez ha convertido en una prioridad de su régimen el uso de los beneficios del crudo para programas sociales. En los últimos tiempos, ha extendido su diplomacia del petróleo en busca de aliados políticos por varios países iberoamericanos, a los que suministra combustible en condiciones ventajosas. En un principio recibirán millones de litros de gasóleo para calefacción a precios de descuento- -un 40 por ciento más barato que el precio de mercado- -unos 40.000 hogares y cientos de escuelas, albergues y hospitales de Boston, y un número similar en el barrio de el Bronx, en Nueva York. En Massachusetts lo distribuirán las organizaciones no gubernamentales Citizens Energy Corporation y Mass Energy Consumers Alliance, con larga trayectoria en la protección de comunidades de bajos ingresos. El suministro de gasóleo se realiza tiene nada que ver con la relación entre ambos gobiernos y dijo que puede ser un ejemplo para las compañías petroleras estadounidenses, a las que los congresistas han reclamado que destinen parte de sus ingresos a sufragar el combustible a los pobres. Después de Katrina y Rita en cumplimiento de una promesa formulada hace dos meses en Cuba por el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, según indicó el embajador venezolano ante la Casa Blanca, Bernardo Alvarez. Chávez aseguró entonces que el objetivo es eliminar a los intermediarios con el fin de reducir el coste para los pobres estadounidenses, un sector, a su juicio, desatendido por la Administración Bush. El Gobierno de Caracas mantiene una conflictiva relación con el de Washington, pero se presenta como amigo de los ciudadanos norteamericanos. En el acto inaugural del suministro estuvieron presentes los legisladores demócratas Bill Delahunt y Joseph Kennedy II (hijo del asesinado senador Robert F. Kennedy) representantes de empresas energéticas y miembros de comunidades de bajos ingresos de Boston. Delahunt es el promotor del acuerdo, que alcanzó después de una larga entrevista con Chávez, según el diario Boston Globe. El representante demócrata rechazó las críticas de que esta iniciativa tiene motivaciones políticas y lo describió como un gesto humanitario Bill Delahunt dijo que no Este programa humanitario es una respuesta a la subida de los precios y la escasez de combustible que se registró en todo EE. UU. después del paso de los huracanes Katrina y Rita señaló la Embajada. Como parte de este plan, Citgo suministrará 12 millones de galones (3,7 litros) de combustible con descuento en Massachusetts. La Embajada explicó que los consumidores de Boston y Nueva York ahorrarán entre 0,60 y 0,80 centavos de dólar por galón de gasolina. Venezuela provee casi todo el combustible de calefacción que se consume en Estados Unidos, donde Citgo tiene unas 16.000 gasolineras. Kennedy y Delahunt (primero y segundo a la derecha) inauguraron ayer el suministro en Quincy (Massachusetts) AFP Castro aumenta salarios y pensiones pero sube las tarifas eléctricas para favorecer el ahorro EFE LA HABANA. El presidente cubano, Fidel Castro, volcado según ha manifestado en una batalla sin tregua contra la corrupción y el despilfarro, decretó nuevas subidas en salarios y pensiones, así como un alza de las tarifas eléctricas para impulsar el ahorro energético. Castro anunció el pasado jueves una dura ofensiva contra las desviaciones de la revolución, durante un largo discurso en el que, en tono crítico, advirtió de que la corrupción amenaza su revolución. Menos de una semana después, el diario Granma, órgano oficial del Partido Comunista, publicó ayer el pri- mer paquete de medidas decretadas por Castro. Subidas salariales para reconocer a cada cual según su trabajo mejoras en las prestaciones asistenciales y aumentos en las tarifas eléctricas para penalizar el despilfarro, constituyen los primeros pasos de esta etapa, que algunos medios locales han bautizado como una revolución dentro de la revolución Las subidas salariales, que siguen a las decretadas en mayo y julio, supondrán un incremento medio mensual de 43 pesos cubanos (unos dos dólares) a partir de diciembre para 2,2 millones de trabajadores. El salario mínimo en Cuba se acerca a los 10 dólares mensua- les. Las subidas de las pensiones más bajas beneficiarán a más de 1,2 millones de jubilados y tendrán un coste anual de 192 millones de pesos cubanos (ocho millones de dólares) Tras los nuevos incrementos, las pensiones mínimas pasarán de 150 pesos (unos seis dólares) a 164 (unos 6,8 dólares) Castro decretó además un considerable aumento de las tarifas eléctricas, que son subvencionadas por el Estado, como un primer paso para desalentar el exceso de consumo de los que despilfarran, sea cual fuere su estatus económico y social Los usuarios que menos consumen, 100 kilowatios hora al mes, pagarán el precio actual subsidiado de nueve centavos de peso cubano por kilowatio hora. Las tarifas se incrementan progresivamente en porcentajes que van desde el 50 hasta el 330 por ciento, para castigar el consumo en exceso, y llegan a 1,30 pesos por kilowatio hora para los consumidores de más de 300 kilowatios hora. La Conferencia Iberoamericana entra en la ONU como observadora ABC MADRID. El secretario general iberoamericano, Enrique Iglesias, celebró la aprobación anunciada ayer en Nueva York del Estatuto de Observadora en Naciones Unidas para la Conferencia Iberoamericana ya que, destacó, es un gran paso adelante para la comunidad. Iglesias consideró que ser observadora en la ONU permitirá a la comunidad iberoamericana tener gran presencia y una voz fuerte y propia en la mayor y más universal de las organizaciones del mundo Alabó además la rapidez con la que se ha otorgado el estatuto.