Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 24 11 2005 Internacional 29 Una investigación formal estudiará las labores secretas de la CIA en Europa El Consejo de Europa quiere saber qué pasó y en qué circunstancias si se ha producido alguna violación de la Convención Europea de Derechos Humanos, que fue suscrita por 45 Estados en el año 1949 LAURA VILLENA. SERVICIO ESPECIAL BRUSELAS. Terry Davis, secretario general del Consejo de Europa, con sede en Estrasburgo, comunicó ayer su decisión de comenzar una investigación formal tras las serias denuncias sobre las actividades secretas que la CIA podría haber llevado a cabo en territorio europeo. Mi objetivo es averiguar qué pasó, si es que pasó algo, cómo pasó y quién estuvo implicado afirmó Davis. La utilización de cárceles secretas, los secuestros de sospechosos, las escalas de aviones con presos en aeropuertos europeos, las colaboraciones con agencias de Inteligencia europeas y las operaciones de rendición son algunas de las presuntas actividades que la Agencia Central de Inteligencia estadounidense (CIA) podría haber llevado a cabo en secreto en diferentes países europeos, incluida España, durante los últimos años. El procedimiento a seguir por el secretario general en la investigación comenzará por pedir información por escrito a los 45 Estados firmantes de la Convención Europea de Derechos Humanos. Este documento, suscrito en 1949, podría estar siendo violado en caso de que se confirmen las denuncias, y corresponde al Consejo de Europa velar por su respeto, por ser el ente europeo encargado de la defensa de los derechos humanos y la promoción de la democracia. Según el artículo 52 de la Convención, todos los gobiernos firmantes deben suministrar explicaciones pertinentes sobre la aplicación efectiva de dicha Convención a petición del Consejo de Europa. b Se determinará Austria confirma un vuelo Un avión norteamericano sospechoso de haber transportado a prisioneros de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) sobrevoló territorio de Austria en 2003, según reconoció ayer el comandante en jefe de la Fuerza Aérea de este país, Eric Wolf. El aparato, un Hércules C- 130 de la compañía Tepper Aviation, se había identificado como un vuelo civil de Francfort (Alemania) hacia Bakú, pero pareció sospechoso a las autoridades austríacas, que lo hicieron escoltar por dos cazas, precisó Wolf a la radio nacional. Dichos aviones lo fotografiaron, pero no tuvieron ningún motivo para interceptarlo, afirmó el general Wolf. zar escalas en el traslado de presos, y las primeras conclusiones serán presentadas mañana en Bucarest. Varios países de la UE, entre ellos Dinamarca, Suecia, Noruega e Islandia, han comenzado ya sus investigaciones. En el caso de España, el ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, tendrá que comparecer ante el Congreso tras las denuncias por el uso de los aeropuertos de Tenerife y Palma de Mallorca por aviones fletados por la CIA. El embajador de Estados Unidos en Madrid, Eduardo Aguirre, aseguró ayer sin dar más detalles que las leyes españolas no han sido violadas en ningún momento Respuesta, antes del 21 de febrero En su respuesta, que habrá de ser enviada antes del 21 de febrero de 2006, los Estados deberán dar cuenta del control de las actividades que sus funcionarios y agencias extranjeras llevan a cabo en su territorio, para evitar la violación de la Convención. Además, deberán informar de las medidas previstas en su ordenamiento jurídico interno para evitar las privaciones de libertad y de las sanciones que serían planteadas por el Gobierno en caso de violación de los Derechos Humanos. Esta investigación se suma a la ya abierta por el Consejo de Europa que, con el senador suizo Dick Marty a la cabeza, pretende aclarar la cuestión de las presuntas cárceles secretas en Europa del Este. La investigación se ha centrado en 31 vuelos que habrían utilizado aeropuertos europeos para reali-