Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 24 11 2005 11 Marruecos califica a Ceuta y Melilla de ciudades ocupadas en un encuentro con la Unión Europea La nueva ley penal del menor consigue el aval del Consejo General del Poder Judicial y divide a la minoría M. Teresa Fernández de la Vega Vicepresidenta primera El PP falta de forma grave a las instituciones, haciendo oposición desde la rabia y el insulto, pues, o gobiernan o sólo vale la crispación Zaplana: Nadie cree que usted sea neutral en la opa MADRID. Nadie puede creer que usted sea neutral en la opa de Gas Natural contra Endesa, dijo el portavoz del PP, Eduardo Zaplana, a Montilla en el enésimo enfrentamiento de ayer entre ambos. Estamos ante un evidente trato de favor añadió como recordatorio de que La Caixa sólo ha condonado al PSC su deuda de seis millones de euros, de 1996, ahora en 2004, precisamente cuando usted es ministro Usted ha pasado de negar un caso de financiación irregular a las amenazas e insultos, pero ya ha dado nombre a un caso, el caso Montilla El ministro contestó censurando al PP su doble moral diciendo que Zaplana, y no él, es investigado por la Fiscalía en el caso Terra Mítica -lo que el portavoz popular negó diciendo usted miente a conciencia tildando de amorales a los medios de Prensa que retuercen la información y acusan de delitos sin pruebas y augurando al PP mucho tiempo en la oposición... y en soledad Montilla que se aplique sus propias palabras, como cuando el ahora ministro pidió la retirada de la vida política de diputados de CiU por el caso Pallerols y la parlamentaria Dolors Nadal acusó al PSOE de retornar a la corrupción institucionalizada Pensando que la mejor defensa es un buen ataque, Montilla apuntó contra el PP por crear polémica con algo que no tiene nada de irregular o ilegal -en alusión a la deuda del PSC- -y recordó a los populares que también se le han perdonado: ¿Se acuerdan: 48 millones de pesetas en 1989, 124 en el 93; 34 en el 94; 300 en 1996; 12 al año siguiente y en 1998, unos proveedores que nadie sabe quiénes son, otros 43... ¿son o no condonaciones? Es lo mismo que lo que ustedes critican pero, en nuestro caso, además, con total transparencia No hay subvenciones encubiertas ni tratos de favor insistió el ministro. Yo no paso el platillo, ¿me entienden? mientras negó que al PP le importen los ciudadanos o la estabilidad del sistema financiero, sino defender a una empresa privada en la que colocaron a muchos amigos frente a otra dijo refiriéndose a Endesa. Yo no estoy en política para forrarme concluyó. Zapatero se dirige a la bancada del PP bajo la atenta mirada de sus diputados y, debajo, de la ministra Narbona DANIEL G. LÓPEZ Peculiar respaldo del Gobierno a su primer miembro tocado Zapatero eludió presenciar el acoso de la oposición al titular de Industria; sólo dos ministros, de Justicia e Interior, le acompañaron en el trance, y la vicepresidenta primera se lió al respaldar su gestión Ministro hipotecado, con vencimiento, en la opa contra Endesa ÁNGEL COLLADO MADRID. Como en los mejores tiempos de la corrupción en la etapa del felipismo, pero de cuarta Un curtido parlamentario resumía así el primer acto del acoso de la oposición al primer ministro de Zapatero pillado en renuncio, que se defendió con el manido recurso del y tú más pero dejó en la Cámara más sospechas de las que ya había sobre sus tratos con La Caixa. El recuerdo de los debates de los años noventa, Filesa, el caso Juan Guerra el espionaje a los partidos, los dos vicepresidentes quemados- -Alfonso Guerra y Narcis Serra- o el dos por uno que prometía Felipe González para parecer que defendía a su segundo, estaban en el ambiente pero no se plasmaba en la tribuna de los oradores ni en los pasillos. José Montilla tiene mucho peso en el Gabinete de Zapatero pero dista de la categoría política y oratoria del hoy diputado por Sevilla. A rebajar la tensión- -y también la línea de defensa del Grupo Socialista alrededor del ministro cuestionado- -contribuyó bastante la ausencia de Zapatero. En cuanto acabó sus preguntas sobre la LOE y respondió a Rajoy se levantó del escaño y se fue. Se ahorró oír siquiera lo del caso Montilla pero dio pie a los diputados del PP a jalearle. ¡Torero, torero! le gri- taron con ironía desde el Grupo Popular además de abuchearle. El jefe del Ejecutivo no quiso estar presente en la primera pregunta de la oposición sobre el asunto y la vicepresidenta, la primera que tenía que salir en defensa de Montilla ante las preguntas del PP, se hizo un lío en la respuesta o se lo hicieron sus asesores al prepararla el guión de la réplica. Tras la primera andanada de Ángel Acebes, a María Teresa Fernández de la Vega respondió con una relación de los 19 logros del ministro de Industria en los 19 meses que lleva en el cargo- -como en los anuncios- -y el primero resultó ser una ley para evitar la morosidad en los pagos Los diputados del PP rompieron en aplausos y carcajadas, uno gritaba desde el escaño ¡que repita lo de la morosidad, que lo repita Marín tuvo que interrumpir a la vicepresidenta que intentaba seguir con los demás logros sin que nadie la escuchara. Ley a la medida La ley citada, que se aprobó en las mismas fechas que el partido dirigido por Montilla, el PSC, consiguió que La Caixa le perdonara seis millones de euros después de una década sin pagar intereses, está dedicada a establecer medidas de lucha contra la morosidad en las operaciones co- merciales Afecta a las relaciones entre particulares, empresas y Administración. Luego, en la interpelación al ministro, tampoco brilló la solidaridad en el banquillo del Gobierno. Sólo dos ministros, Juan Fernando López Aguilar y José Antonio Alonso, se quedaron en el Congreso. Nuevos comentarios irónicos entre los diputados del PP. Se trataba de un primer caso de corrupción en el Gabinete de Zapatero y sólo estaban los dos titulares competentes en la materia: Justicia e Interior. El Grupo Parlamentario Socialista compensó la escasa presencia gubernamental con grandes aplausos a Montilla cada vez que sacaba datos de las deudas condonadas al PP. Pero, al final, como en los casos de Guerra o Serra de los años 90, el comentario era el mismo en los pasillos al salir el ministro: huele a quemado Zapatero le mantendrá y el PP tendrá munición dialéctica de sobra para cuando Montilla consiga que la opa sobre Endesa salga adelante. González sostuvo casi un año a Guerra y otro tanto a Serra antes de dejarlos caer. Pero por entonces ya llevaba tres legislaturas en el poder. Zapatero tiene la hipoteca de un ministro marcado al año y medio de formar Gobierno.