Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
30 Internacional MIÉRCOLES 23 11 2005 ABC Los sondeos dicen que repetirá como primer ministro de Israel pese a dinamitar el Likud. Los analistas hablan de su metamorfosis. Occidente le extiende la alfombra roja. Pero su particular hoja de ruta no pondrá fin al conflicto La paz justa imposible de Sharón JUAN CIERCO. CORRESPONSAL JERUSALÉN. A Ariel Sharón ya no le dibujan los caricaturistas de los diarios británicos como un monstruo que devora a niños palestinos. Ya no le cierran la puerta en los foros internacionales. Ya no le presentan querellas en Bruselas, Madrid o Londres por crímenes de guerra. Su imagen ha cambiado para bien en Occidente. Incluso muchos dirigentes árabes, que no su pueblo que ni perdona ni olvida, le presentan, ese es el caso por ejemplo del rais egipcio, Hosni Mubarak, como el único político israelí con el coraje suficiente para hacer la paz con los palestinos. La crisis política que ha desencadenado su salida por la puerta de atrás del Likud; la creación de un nuevo partido político, todavía sin nombre (tras rechazarse la opción de Responsabilidad nacional se habla ahora de Adelante y la convocatoria de elecciones anticipadas han disparado los análisis, puesto de moda los sondeos (todos le dan triunfador con relativa comodidad para repetir en el cargo) y recuperado a los pitonisos. Muchos se atreven a presentar el golpe de mano de Sharón, arriesgado aunque a sus 77 años poco tiene ya que perder, como un paso decisivo hacia la paz con los palestinos, una vez llevada a cabo con éxito la evacuación unilateral de la Franja de Gaza. La realidad, sin embargo, no parece apuntar en esa dirección, por mucho que la metamorfosis del ganadero Arik sea destacada hasta en las páginas amarillas hebreas. Sharón quiere la paz con los palestinos, pero su paz no una paz justa. Quiere un Estado palestino, pero lo menos viable posible. Quiere poner fin al conflicto pero sin ceder Jerusalén Oriental, ni reconocer los derechos de los refugiados palestinos, ni desmantelar el muro ilegal ni los asentamientos importantes de Cisjordania. Nunca habrá una paz justa ni un Estado palestino viable con Sharón, ni como líder del Likud, ni como jefe de filas de un partido de centro o de izquierdas. ¡Qué importan las etiquetas si la ropa es la misma de siempre! Palestina e Israel se superan: 787 niños muertos J. CIERCO JERUSALÉN. Todos tenían nombre. Y padres. Y hermanos. Y amigos. Y aficiones. Y caprichos. Y esperanzas. Y miedo. Todos tenían cosas que contar. Que sentir. Que vivir. Que disfrutar. Que padecer. Todos tenían toda la vida por delante. En Gaza y en Ramala; en Nablus y en Belén; en Tulkarem y en Hebrón; en Netania y en Tel Aviv. Se dice pronto, se cuentan más despacio: 787 niños; 669 palestinos, 118 israelíes, han muerto en los Territorios Ocupados e Israel desde que estallara la Intifada de Al Aqsa en septiembre de 2000. Se cuentan muy despacio, se dice pronto: 787 menores de edad víctimas de las operaciones militares del Ejército hebreo; de los atentados indiscriminados palestinos; de las emboscadas; de los suicidas y los coches bomba; de los carros de combate y los helicópteros. La organización de derechos humanos israelí Betselem hizo ayer pública esta maldita cifra que, por desgracia, no avergonzará a casi nadie. Sus expertos denunciaron la situación tan crítica respecto de los niños y su educación, su atención sanitaria, sus derechos más elementales. El de la vida, el más importante, violado 787 veces. EPA Indultado el pavo del Día de Acción de Gracias WASHINGTON. El presidente George W. Bush procedió ayer a la tradicional ceremonia de El Gobierno de Israel aprueba construir otras 350 viviendas en el asentamiento judío de Maale Adumim saborea un café de cardamomo. Sin pipa de agua ni café pero con la misma contundencia que Tarazi, Hanan Ashrawi, la cara cristiana de la ANP y de aquella Conferencia de Paz de Madrid en 1991, coincide con el joven abogado palestino. Sharón no quiere un acuerdo justo con los palestinos, apuesta por separarse de nosotros, por el divorcio que no por el matrimonio, toda su estrategia es unilateral, no pasa por la negociación. Pretende, con el apoyo de Estados Unidos y cada día más de la comunidad internacional, imponer una solución, la suya, y que nosotros bajemos la cabeza y aceptemos resignados No es verdad que los palestinos que- perdonar la vida a un pavo con motivo del Día de Acción de Gracias (en la imagen) que se celebra mañana, como cada año el cuarto jueves de noviembre. El animal, llamado Marshmallow no formará parte del habitual menú de esta jornada festiva y, como sus hermanos indultados en el pasado, está llamado a jugar un papel relevante en el Thanksgiving Day ostentará la presidencia honoraria del esperado desfile en Disneylandia- California. Congelar las colonias Michael Tarazi, consejero legal de la Autoridad Nacional Palestina (ANP) nunca se anda por las ramas para explicar los acontecimientos sobre el terreno. En este caso, tampoco. Y pone sobre la mesa un nuevo botón de muestra: Hoy mismo (por ayer) el Gobierno de Israel ha aprobado la construcción de otras 350 viviendas en el asentamiento de Maale Adumim, cuando la Hoja de Ruta que dice respetar Sharón pone como primera condición a los israelíes congelar toda expansión de las colonias. Esa es la realidad, lo demás son juegos cosméticos asegura mientras fuma una pipa de agua (arguile) y ramos que Sharón repita como primer ministro. Sabemos que con él en el poder apenas podremos alcanzar nuestros objetivos. Nunca nos metemos en la política israelí pero preferiríamos que ganase Amir Peretz asegura por su parte el eterno negociador de la ANP, Saeb Erekat, quien, sin embargo, matiza: Negociaremos con el primer ministro que elija el pueblo israelí, sea el que sea Expira la Hoja de Ruta Unos y otros tendrán que buscar otra base de partida para la negociación en el futuro. La Hoja de Ruta, aceptada por ambas partes aunque obliga más a unos que a otros, tiene fecha de caduci- dad: el 31 de diciembre de 2005. Poco después, el 25 de enero, los palestinos tienen una cita con las urnas, clave también para los comicios israelíes de marzo. Una victoria de Al Fatah reforzaría las aspiraciones del campo de la paz en Israel. Un triunfo de Hamás daría alas a los extremistas israelíes, encabezados por Benjamín Netanyahu, quien ayer acusó a Sharón de dictador, tirano, corrupto y cobarde por rendirse ante el terrorismo palestino Arik no es el de antes pero su plan de paz, tan suyo que no lo compartirá siquiera con los palestinos, no pondrá fin al conflicto de manera definitiva. Palabra de Jericó, Ramala o Belén.