Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
28 Internacional MIÉRCOLES 23 11 2005 ABC La marea naranja vuelve a las calles de Kiev La desilusión tiñe el primer aniversario de una revolución que apenas avanza b La situación económica empeoró en este último año en el que se registró una fuerte caída del crecimiento, un retroceso de las inversiones y una subida de los precios RAFAEL M. MAÑUECO CORRESPONSAL MOSCÚ. El presidente ucraniano, Víctor Yúshenko, y la carismática ex primera ministra, Julia Timoshenko, principales líderes de la revolución naranja que estalló hace un año, volvieron ayer a aparecer juntos en la plaza de la Independencia de Kiev ante una inmensa multitud. Exactamente igual que hace doce meses. La imagen trajo a la memoria de los presentes los momentos más entrañables de aquella revuelta pacífica que derribó el régimen corrupto de Leonid Kuchma. Un clamor en el Maidán (gran plaza) que hizo olvidar la decepción de un sueño no alcanzado, aunque los opositores de Yúshenko intentaron aguar la celebración con manifestaciones paralelas. No hay desilusión, tenemos libertad y todo lo necesario para cambiar el país. Sólo hace falta un poco de paciencia dijo el máximo dirigente ucraniano dirigiéndose a las masas. En su opinión, es difícil reformar el país en 10 meses La pasionaria eslava por su parte, no entró en justificaciones y prefirió hacer un llamamiento a la unidad. Timoshenko fue destituida al frente del Gobierno el pasado mes de septiembre por el propio Yúshenko debido a la lucha que se desencadenó entre sus colaboradores y a las acusaciones de corrupción que se intercambiaron. La Dama naranja Yulia Timoshenko, observa al presidente Yúshenko durante el mitin que se celebró ayer en Kiev partir del próximo 1 de enero, parte de los poderes del presidente pasarán a la Rada (Parlamento) Por ejemplo, la designación del primer ministro pasará a ser prerrogativa de la Cámara. En este contexto, es especialmente ilustrativa la actual distribución de la intención de voto entre las fuerzas políticas. Los partidarios de Yanukóvich cuentan con un apoyo del 22 por ciento, el bloque de Timoshenko con el 19,6 por ciento y la formación Nuestra Ucrania de Yúshenko con casi el 15 por ciento. De ahí la necesidad de que las dos grandes figuras de la revolución AFP El presidente Yúshenko y la polémica Timoshenko deben unirse para hacer frente a la oposición naranja se unan otra vez para cerrar el paso a Yanukóvich. La dama naranja así lo reiteró ayer en la plaza de la Independencia. Debemos evitar que Yanukóvich se tome la revancha lanzó Timoshenko entre aplausos y gritos de adhesión. Relaciones con Rusia Casi un sesenta por ciento de los ucranianos consideran que el presidente ha traicionado los ideales de la revolución naranja y no ha cumplido sus promesas, situación que empeora con la fuerte caída del crecimiento económico y la subida de los precios. El descenso de la actividad inversora se relaciona con la política de reprivatizaciones que llevó a cabo Timoshenko mientras dirigía el Ejecutivo. Pero el empeoramiento de la situación económica se debe sobre todo a la subida de los precios del petróleo, no sólo en el mercado internacional, sino especialmente en los abastecimientos de Rusia, principal suministrador de carburantes de Ucrania. Pese a que el presidente ruso, Vladímir Putin, y Yúshenko hicieron las paces, Moscú sigue prefiriendo que en Kiev la situación esté bajo el control de sus protegidos. Víctor Yanukóvich, el hombre que le robó las elecciones el año pasado a Yúshenko, cuenta todavía con el respaldo del Kremlin, mientras el apoyo de la población a la formación que lidera, el Partido de las Regiones, no deja de crecer. En marzo, tendrán lugar en Ucrania unas elecciones legislativas cruciales, ya que, según las reformas pactadas el año pasado, a La falsificación de la segunda vuelta de las presidenciales, que dieron como ganador a Yanukóvich, fue el detonante de la revolución de la repetición de los comicios y de la llegada al poder de Yúshenko. Las tiendas de campaña instaladas para los manifestantes venidos en apoyo de la revuelta aparecieron ayer de nuevo en la calle Kreshatik junto a puestos de venta de parafernalia naranja incluidas chapas con el retrato de la bella Timoshenko. El presidente decidió ayer convertir el 22 de noviembre en fiesta nacional, el Día de la Libertad España, país más perjudicado por la huelga de los endeudados ferrocarriles franceses JUAN PEDRO QUIÑONERO CORRESPONSAL PARÍS. España fue el primer país perjudicado por la huelga nacional de los sindicatos de ferrocarriles franceses que causó grandes trastornos al tráfico nacional y europeo. A las veinte horas de huelga, el Gobierno accedió a todas las demandas. Los sindicatos de los transportes públicos han convocado nuevas huelgas para hoy y mañana en París. Ayer, la gran mayoría de los trenes que unen Madrid y Barcelona con París y el resto de Europa fueron anulados. Aunque se espera que las concesiones del Gobierno desactiven la huelga con relativa rapidez, los paros de hoy y mañana en los transportes públicos parisinos complicarán el trá- fico y las comunicaciones de manera significativa. El tráfico ferroviario entre España, Francia y el resto de Europa debe normalizarse hoy, pero la huelga ha vuelto a dejar al descubierto la gravedad del problema que Madrid, Barcelona, Zaragoza, Pamplona y Vitoria llevan años denunciando: es urgentísimo crear nuevas vías de comunicación a través de los Pirineos. El endeudamiento público galo y las crisis sociales complican indefinidamente tales demandas españolas. Tras la huelga, el Gobierno ha cedido a las peticiones sindicales: primas de fin de año, subida generalizada de los salarios, creación de nuevos puestos de trabajo, anulación de los proyectos de reformas que los sindicatos habían presentado como un intento de rampante privatización Tras la incendiaria crisis de los suburbios, saldada con represión policial y 8.600 millones de euros de ayudas a 750 suburbios, el Gobierno teme una prueba de fuerza con los sindicatos, cuando las cuentas de la SNCF (la Renfe francesa) pesan en los presupuestos del Estado de este modo: -41.000 millones de euros de deuda acumulada. -7.000 millones de euros de endeudamiento neto. -8.500 millones de euros de servicio de la deuda, a cargo del Estado- -25.500 millones de euros a cargo de la red de trenes de alta velocidad A las deudas de la SNCF es necesario añadir el costo de las futuras pensiones de unos ferroviarios que se jubilan entre los 50 y los 55 años, cuando la jubilaciones del resto de los ferroviarios oscila entre los 60 y los 65 años. Catastrófica situación financiera la de la SNCF, ante la que el Gobierno galo busca fórmulas de reequilibrio financiero.