Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
24 Nacional DÍA INTERNACIONAL CONTRA LA VIOLENCIA DE GÉNERO UN AÑO DE LA LEY MIÉRCOLES 23 11 2005 ABC La retirada de denuncias por malos tratos se redujo este año por primera vez Tres de cada diez mujeres asesinadas no habían denunciado antes a su agresor b La ley responde a todas las pre- guntas que hace una mujer cuando denuncia, según la Fiscalía, y proporciona unos recursos mínimos a la víctima viva donde viva CRUZ MORCILLO MADRID. El 95,7 por ciento de las víctimas de malos tratos son mujeres; el 65 por ciento de mujeres que han matado a un hombre han sido condenadas; sólo el 26,7 por ciento de las asesinadas había denunciado a su agresor. El resto murió en silencio. Estas cifras asépticas y letales son las que justifican que se introdujera el concepto de género en el ordenamiento jurídico y que la ley que pretende erradicar esta lacra lleve ese nombre, según la secretaria general de Políticas de Igualdad, Soledad Murillo. Nos atrevimos a introducir el concepto de poder y el de género en las relaciones afectivas y por ello algunos des- cargaron la artillería pesada contra la ley, -sostuvo Murillo- que ha dado enormes frutos y ha roto el ciclo del silencio La secretaria de Igualdad abrió ayer en el Círculo de Bellas Artes de Madrid el foro de debate en el que se analizó el desarrollo y la situación de la Ley Integral contra la Violencia de Género cuando aún no se ha cumplido un año de su aprobación. Para todas las participantes, expertas en la ley, pesa más el haber que el debe aunque casi nadie pasó por alto las cuestiones pendientes. Siguen las escandalosas cifras de asesinatos de mujeres (56 hasta ahora en 2005) pero a cambio las denuncias han aumentado un ocho por ciento y un 18 por ciento las órdenes de protección concedidas. Que el silencio empieza a hablar lo demuestran también los dos puntos en que se han reducido la retirada de denuncias (del 12 al 10 por ciento) Para la delegada del Gobierno contra la Violencia de Género, Encarnación Orozco, un organismo creado en marzo, por primera vez se han asumido los malos tratos como un problema público y se ha puesto el acento en la tutela judicial efectiva. A su juicio la labor de coordinación horizontal (entre todos los Ministerios implicados) y vertical (con las Comunidades autónomas) así como la evaluación continua son elementos pioneros. La Delegación ya se ha personado en 32 asesinatos y tiene pendiente aún empezar a conceder las ayudas económicas que establece la ley para las mujeres maltratadas sin recursos. Ana Isabel Vargas, adjunta a la fiscal especial contra la violencia de género, Soledad Cazorla, consideró que quienes redactaron la ley conocen bien a las víctimas La norma responde de forma pormenorizada a todas las preguntas que hace una mujer cuando denuncia, por eso ahora podemos animarlas a que lo hagan Para la fiscal la esencia de la ley radica en que el juez conoce todos los problemas penales y civiles que afectan a la víctima y subra- yó que pese a los problemas detectados por los 50 fiscales designados para esta función hay unas enormes ganas de trabajar e instrumentos para hacerlo En representación de las Comunidades autónomas, la consejera de Igualdad de la Junta de Andalucía, Micaela Navarro, destacó que la ley garantiza que todas las víctimas tengan derecho a unos recursos mínimos, vivan donde vivan y se acabe así con las desigualdades sufridas por muchas mujeres a las que siete kilómetros de territorio les otorgaban un derecho o ninguno. Asegura Micaela Navarro que evitar este delito es más difícil que otros porque sin ser privado- -ningún delito puede serlo- -se comete en el ámbito privado Freno a la movilización social Consuelo Abril, presidenta de la comisión para la investigación de malos tratos a mujeres y veterana defensora de los derechos feministas, repasó las actuaciones de las asociaciones de mujeres desde los años setenta cuando el Código Civil nos situaba junto a los locos y los sordomudos y recordó que sin el empuje del movimiento asociativo la ley no habría sido posible La abogada acusó a la ley de haber frenado la movilización de la sociedad ante las muertes. Y esa anestesia casa mal con la cifra que ella aporta: no se llega a denunciar ni el 15 por ciento de los malos tratos que se producen. El ministro de Trabajo, Jesús Caldera, inauguró la exposición 18 segundos en la que han participado 18 mujeres del mundo de la cultura, el deporte y el arte MADRID. Después de un año de trabajo, el mexicano Alejandro Marcos (pintor) y el madrileño Iván Hidalgo (fotógrafo) han conseguido impresionar a las propias mujeres que posaron para ellos. Cuando me la mandaron me quedé alucinada decía Ángels Barceló delante de su imagen con una brecha en la nariz (de lejos parece que lleve gafas) La favorita del fotógrafo es Silvia Abascal. Ella no había visto todavía el resultado. Con su cara inmaculada- -frente a los golpes, la sangre y el rímel corrido de la otra- -confesaba estar impactada: Lo duro es que no deja de ser una sesión de fotos, y para muchas es la realidad La exposición del Círculo de Bellas Artes se encuentra en una especie de trinchera, una zona de guerra con alambradas. Y allí todas esas mujeres JULIÁN DE DOMINGO 18 segundos es el título de la exposición inaugurada en los actos del Día Internacional para la Eliminación de la Violencia Contra las Mujeres. Cada 18 segundos una mujer es agredida en el mundo Caras partidas TEXTO: ROSA BELMONTE golpeadas de mentirijillas para remover conciencias. Según Cristina del Valle, víctima de la violencia y significada activista a favor de la mujer, la clave fundamental es la sensibilización. La Ley y las instituciones son necesarias pero si los ciudadanos no incorporan que la violencia se asienta en una situación de desigualdad no vamos a ningún sitio. Esta exposición demuestra que cualquiera de nosotras puede ser víctima En el mismo sentido se manifestaba una espléndida Belén Rueda al natural y ojerosa desvalida en la pared, convencida de la utilidad de estas iniciativas. Actrices acostum- bradas a hacer reír como Paz Padilla o la gran Gemma Cuervo (al menos lo hace en la actualidad) aparecen hechas unos zorros. Paz casi degollada; Gemma, con la cara desnuda, sin maquillaje ni sangre, sólo ella y su tristeza, preguntándose ayer qué pasa en los cerebros de los hombres Dolor y tristeza es lo que expresan fundamentalmente las 18 mujeres. Excepto Sara Baras, que lo suyo es ira. O Arantxa Sánchez Vicario, que tiene un ojo a la virulé y cara de sorpresa. Llama la atención la foto de la alpinista Araceli Segarra, con la entrepierna ensangrentada. Sólo se nos ocurrió proponérselo a ella, con las otras no nos atrevimos contaba Iván Hidalgo. Lo inexplicable es lo que han hecho con Lorena Berdún, que parece un teletubbie Concretamente Tinky Winky.