Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
18 Nacional TREINTA AÑOS DE MONARQUÍA PARLAMENTARIA MIÉRCOLES 23 11 2005 ABC Don Juan Carlos insistió en el espíritu de consenso y concordia que inspira nuestra Constitución Quiero reiterar mi respeto, admiración y gratitud al pueblo español afirmó el Monarca municación: Las cosas como son, os lo agradezco muchísimo A continuación, los Reyes inauguraron el edificio Magma, arte y congresos un moderno centro cultural que albergará todo género de acontecimientos artísticos, culturales y empresariales. En su discurso, Don Juan Carlos volvió a referirse al trigésimo aniversario: Quiero reiterar mi respeto, admiración y gratitud hacia el pueblo español, verdadero protagonista de la transformación y modernización logradas por España sobre la base del profundo espíritu de consenso y concordia que inspira nuestra Constitución, y contando siempre con el impulso integrador y moderador de la Corona En el acto también intervino el presidente del Gobierno de Canarias, Adán Martín Menis, cuyo hermano es uno de los arquitectos que han proyectado el edificio. El jefe del Ejecutivo canario recordó en sus palabras que la Corona nos ha acompañado y contribuido- -con prudencia exquisita y firmeza extraordinaria- -a la que ha sido la etapa democrática más próspera y libre de la historia reciente de España Ya por la noche, el Rey se mostró emocionado cuando la Orquesta Sinfónica de Tenerife le recibió, en el concierto que presidió junto a la Reina en el Auditorio, con los compases del Cumpleaños felíz con motivo de los treinta años de la proclamación de Su Majestad. Los Reyes, acompañados por el presidente canario, ayer durante la inauguración del edificio Magma, arte y congresos EFE Su Majestad el Rey se mostró ayer muy contento y satisfecho al cumplirse treinta años de su proclamación. Lo mejor de estas tres décadas, dijo, son los españoles protagonistas de la transformación de España. Además, destacó el impulso moderador de la Corona Seguiré dando guerra mientras el cuerpo aguante ALMUDENA MARTÍNEZ- FORNÉS SANTA CRUZ DE TENERIFE. Sus Majestades los Reyes pusieron ayer todo su empeño en convertir la conmemoración de los treinta años de la proclamación de Don Juan Carlos en una jornada casi habitual y en la que los españoles se sintieran los verdaderos protagonistas de la transformación que ha logrado nuestro país durante el Reinado. Una jornada que nada tuvo que ver con los solemnes acontecimientos que los Reyes vivieron hace tres décadas. En lugar de discursos institucionales, los Reyes mantuvieron una breve conversación informal con los periodistas, improvisada en la puerta de un edificio que Don Juan Carlos y Doña Sofía inauguraron por la mañana en Costa Adeje (Tenerife) despedía de los informadores, Don Juan Carlos volvió a dirigirse a la prensa para advertir a los informadores en el mismo tono de broma: Seguiré dando guerra, eh En el transcurso de la conversación también se le pidió al Monarca que hi- ciera un breve balance de su Reinado: Sería muy largo... pero muy positivo. Estoy muy contento y satisfecho, sobre todo por el apoyo y afecto de tantos españoles y también de vosotros, de la prensa Asimismo, quiso mostrar el Rey su afecto hacia los medios de co- Una celebración austera Como un día más Con estas palabras se refirió ayer Su Majestad el Rey a la austera forma de celebrar el trigésimo aniversario de su proclamación. Y es que Don Juan Carlos y Doña Sofía dedicaron la histórica jornada a asistir a los habituales actos institucionales previstos en su agenda, que en esta ocasión tuvieron lugar en las Islas Canarias. Un destino que no escogieron los propios Reyes, sino que fue el Ministerio de Cultura el que eligió este año al archipiélago como sede de la entrega de medallas de oro al mérito en las Bellas Artes, celebrada el pasado lunes en Las Palmas. Y fue este acontecimiento el que motivó que Don Juan Carlos y Doña Sofía se encontraran en una fecha tan señalada en Canarias. A los Reyes les pareció estupenda la idea de celebrar la conmemoración precisamente en la Comunidad autónoma más alejada de la Península, y compensar así la distancia geográfica con la cercanía afectiva. El único acontecimiento especial en la agenda de los Reyes de ayer fue que anoche acudieron a un concierto celebrado en su honor con ocasión del XXX aniversario de la proclamación de Don Juan Carlos. En el auditorio de Tenerife, donde se interpretó la Misa de Coronación de Mozart y la sinfonía número uno de Brahms, Sus Majestades recibieron, igual que durante toda su estancia en las islas, numerosas felicitaciones y muestras de afecto. Lo cierto es que la Familia Real también ha optado por mantener su tradicional austeridad y ha huido de las grandes celebraciones que algunos sectores- -entre ellos, el Gobierno- -se ofrecieron a organizar meses atrás. Además, quedaba muy reciente la conmemoración del XXV aniversario de la proclamación. Pero como ha habido muchas personas que, en representación de las altas instituciones del Estado, del Gobierno, de los partidos políticos y de los medios de comunicación, entre otros sectores, pedían una oportunidad de felicitar directamente a los Reyes por el trigésimo aniversario, la Casa de Su Majestad decidió atender estas peticiones y ofrecer una recepción en el Palacio Real, que se celebrará a las siete y media de esta tarde. Se espera que a ella asistan también los ex presidentes del Gobierno, presidentes de las comunidades autónomas y representantes de los municipios y de los grupos parlamentarios. Trabajando como hasta ahora En ella, el Monarca quiso dejar bien claro que lo mejor de estos treinta años han sido los españoles verdaderos protagonistas- -añadió después- -de la transformación y modernización logradas por España Muy contento y satisfecho Don Juan Carlos manifestó su deseo de seguir ayudando y trabajando como hasta ahora Fue en ese momento cuando un periodista le preguntó: Majestad, ¿a por treinta años más? Y el Rey, entre risas, le respondió: Bueno, eso sería demasiado. Mientras el cuerpo aguante... Poco después, justo cuando se