Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
12 Nacional EL DESAFÍO DEL ESTATUTO CATALÁN MIÉRCOLES 23 11 2005 ABC NO NOS MOVERÁN los socialistas se les cierran todas las salidas. Los socios del tripartito exigen que a Cataluña se le llame nación No aceptaré un Estatuto mutilado ha dicho Pascual Maragall y Artur Mas le ha ofrecido su apoyo en el caso de que quiera retirar de las Cortes el proyecto. En el País Vasco, nacionalistas y socialistas preparan el escenario de la tregua de ETA. La paz perpetua. Los pobrecillos no habían caído en la cuenta de que era inminente el juicio a los 56 miembros de Ekin que era la trama internacional, financiera y mediática de ETA. En estas circunstancias ¿cómo llevar adeCÉSAR ALONSO lante el tinglado que veDE LOS RÍOS nían preparando? Los nacionalistas y los socialistas están llegando a la locura antidemocrática de considerar que hay que renunciar a la justicia cuando está en perspectiva el proceso de paz El secretario general de los socialistas vascos, Patxi López, ha llegado a decir que es temerario considerar etarras a los procesados. Tengo la impresión de que Zapatero gobierna tan a tontas y locas que no había caído en la cuenta de la inminencia de este macrojuicio cuando lanzó las primeras insinuaciones sobre un posible diálogo con ETA. A esta ETA- -decía- -que ya no mata sin darse cuenta de que quizá no lo hace porque, como ha dicho la presidenta del PP vasco, María San Gil, con gran inteligencia, no necesita matar para poner patas arriba al Estado de Derecho porque eso ya lo hacen otros. Así que el gobierno de Zapatero ni ve ni tiene salida airosa en Cataluña y tampoco imagina alguna posible en el País Vasco en la línea dialogada que él ha venido prometiendo. Cualquier oposición le lleva o bien a mantener los cambios de los estatutos arrostrando toda la impopularidad del mundo y agravando el clima de inseguridad nacional, o bien a renegar de esa estrategia, lo que le costaría la enemistad eterna no sólo de los nacionalistas sino de las propias federaciones socialistas de Cataluña y el País Vasco. El Gobierno está perdido y ha comenzado a tener conciencia de ello muy recientemente. Hasta el debate sobre el Estatuto catalán, José Luis Rodríguez Zapatero seguía en las nubes, en su realidad imaginada. La publicación de los sondeos- -nada sospechosos de hostilidad- -ha sido un mazazo para él y los suyos. ¿Suficiente para poner los pies en el suelo? El presidente del Gobierno prefiere seguir en sus ensoñaciones. Vamos a seguir adelante, pese a los sondeos y pese a quien pese ha dicho. No nos moverán ha afirmado también en el lenguaje de los rojos y consecuentemente ha comenzado a insultar a los obispos, al presidente del Tribunal Supremo y a los medios de comunicación bazofia Es la actitud de quien no tiene salidas y opta por la fuga hacia delante. A Rajoy acudió ayer a unas jornadas sobre economía española organizadas por The Economist EFE El PP catalán teme la radicalización del acto en favor de la Constitución Piqué sugiere que la concentración se celebre en un recinto cerrado b La posible actuación de gru- pos de incontrolados puede perjudicar el discurso autonomista del PP, liderado por Josep Piqué M. J. C. C. H. BARCELONA MADRID. El PP catalán ha hecho una lectura prudente del crecimiento que las encuestas le otorga. Defender un discurso en negativo, es decir, un no al Estatuto, no es cómodo, sobre todo en una Comunidad donde esta formación podría quedar relegada a una posición marginal si se aprueba finalmente el proyecto catalán De ahí la decisión de Génova de otorgar a Josep Piqué el liderazgo del discurso autonomista en el resto de España para demostrar que esta formación se opone, no a una reforma estatutaria, sino a un proyecto rupturista e intervencionista que no favorece los intereses de los catalanes. Ese es el eje de las conferencias que Piqué impartirá en los próximos meses en distintas Comunidades y que el líder del partido, Mariano Rajoy, defenderá en las futuras visitas que haga a Cataluña. Pero esa estrategia puede verse perturbada por el acto previsto para el próximo 3 de diciembre en Madrid. Dirigentes del PP catalán han expresado su inquietud ante la posibilidad de que grupos radicales puedan reventarlo y convertirlo en un ataque a Cataluña. Por ese motivo, el partido que lidera Piqué ha sugerido a Génova que, en lugar de convocar una gran concentración, el acto se celebre en un recinto cerrado para, de esta manera, neutralizar la acción de los incontrolados. Según se asegura desde el PP catalán, una hipotética radicalización de este acto restaría credibilidad al discurso conciliador de Piqué, que acaba de intensificar sus contactos con sectores de la sociedad civil catalana, especialmente con el mundo empresarial. Piqué aspira a convertirse en interlocutor de ese sector, que no ve con buenos ojos cualquier amago de desestabilización. En la dirección nacional, en cambio, atemperan estos temores a la luz de los distintos antecedentes que han tenido como escenario las calles de Madrid. Bien sea en manifestaciones de víctimas del terrorismo (salvo el episodio Bono contra el matrimonio homosexual, en contra de la LOE o en los actos que ya ha celebrado el partido por la Constitución, no ha habido problemas serios alegan en Génova. Además, aseguran que nunca se llegó a plantear en firme hacer un acto de masas sin descartar, eso sí, hacer una gran manifestación en su momento Por lo pronto, la opción Puerta del Sol para el día 3 tiene cada vez más adeptos. Rajoy acusa al PSOE de dejar el interés general en el quinto pino C. DE LA HOZ MADRID. El líder del PP, Mariano Rajoy, volvió a cuestionar ayer las reformas constitucionales y estatutarias puestas en marcha con el aliento del PSOE y dijo que procesos como el catalán dejan el interés general de los ciudadanos en el quinto pino porque prima el interés de las élites políticas en referencia al tripartito catalán. Rajoy, que hizo estas declaraciones en un foro económico con presencia de empresarios, afirmó que la propuesta de nuevo estatuto para Cataluña liquida nuestro sistema constitucional y dinamita el sistema económico español A pesar de que el Gobierno autonómico valenciano, en manos del popular Francisco Camps, ha sido el primero en promover un cambio estatutario, Rajoy recordó que el programa con el que el PP concurrió a las elecciones de 2004 no planteaba ninguna reforma por no considerarla necesaria y no constituir ningún clamor popular. Lo que se ha hecho en Cataluña se ha hecho porque así lo ha decidido Zapatero. Creo que hemos organizado un lío que no tiene ningún sentido