Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
10 MIÉRCOLES 23 11 2005 ABC Nacional El rechazo del tripartito a la financiación de Solbes bloquea la negociación del Estatuto Las discusiones frustran la convocatoria de una cumbre entre PSOE, Gobierno catalán y CiU b ERC advierte a sus socios en el Gobierno catalán que no quiere ni oír hablar del sistema de financiación solidario que propugnan Zapatero y Solbes MARÍA JESÚS CAÑIZARES BARCELONA. Ni nación ni blindaje competencial. El principal objeto de debate hoy en las negociaciones sobre el nuevo Estatuto catalán se basa en el sistema de financiación, condición sine qua non para el cuatripartito ocasional formado por PSC, ERC, ICV y CiU, que están dispuestos a dejar caer el proyecto si no se garantiza otra fórmula recaudatoria para Cataluña. Pese a que en las últimas semanas se han intensificado los contactos entre los distintos partidos, aún no se ha llegado a ningún principio de acuerdo, precisamente por las dificultades que genera este punto neurálgico del Estatuto, que ha dejado en segundo término otras cuestiones identitarias, léase la definición de Cataluña como nación. Un asunto que, de facto los partidos relegan a un debate nominalista y que consideran más o menos superable. No ocurre lo mismo con la financiación. De cumplir con el calendario previsto, los partidos catalanes deberían haber recibido ya una propuesta negro sobre blanco del PSOE, cuyos planteamientos, expresados ya en varias ocasiones por el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, son, hasta el momento, difícilmente conciliables con el contenido del Estatuto. A saber, que cualquier reforma del sistema de financiación pasa por un modelo solidario sin privilegios y generalizable a otras autonomías. Será el vicepresidente segundo del Gobierno, Pedro Solbes, el responsable de hacer llegar a los partidos una propuesta de la que ERC no quiere ni oír hablar asegura el portavoz de los Montilla, junto a Carme Chacón y Daniel Fernán, del PSC, en el homenaje a Ernest Lluch, asesinado por ETA hace cinco años republicanos, Joan Ridao, quien insistió en que hay avances en las negociaciones, pero falta la pieza principal: la postura del PSOE sobre financiación. Solbes ha dicho que se trata de una propuesta generalizada. Nosotros no queremos ni oír hablar de eso Desde CiU también se ve difícil un acuerdo en las próximas semanas, lo que abocaría al proyecto catalán a un fracaso. El líder de los nacionalistas, Artur Mas, es partidario de retirar el texto si no se consigue aprobar ese nuevo modelo de financiación que tanto costó pactar entre el tripartito y CiU. El ex presidente catalán, Jordi Pujol, hacía suya ayer esa estrategia de presión sobre el PSOE al asegurar que, pese al boicot a los productos catalanes, Cataluña no puede aflojar y debe dotarse de un sistema tributario que le devuelva la competitividad perdida. Es precisamente por esa dificultad de llegar a un acuerdo por la que, hoy por hoy, los nacionalistas se niegan a participar en una cumbre con el PSOE EFE y el tripartito. Al parecer, los socialistas tenían intención de convocar de forma inminente una reunión de líderes políticos para abordar la negociación. Las posiciones del PSOE no hacen prever un posible acuerdo. No tiene sentido una cumbre ahora advertía el portavoz de CiU, Felip Puig, quien cuestionó el hecho de que el ministro José Montilla participe a dos bandas- -como PSC y como PSOE- -en esa hipotética reunión. Esa dualidad de Montilla complica la unidad de acción de los La propuesta del Ministerio de Economía El sistema debe ser válido para todas las autonomías La primera premisa del Ministerio de Economía es que el sistema de financiación que se incluya en el Estatuto de Cataluña debe ser extensible al resto de las comunidades autónomas. Y, lógicamente, la propuesta actual no lo es, ya que de extenderse al resto de comunidades, sobre todo a las más ricas, el resto no podría subsistir. espacios fiscales propios para el Estado, las comunidades y los ayuntamientos. Las autonomías podrían crear sus propios impuestos y tener más capacidad sobre los cedidos. El vicepresidente rechaza frontalmente la propuesta del Estatuto de que la Generalitat recaude todos los tributos y luego devuelva una parte al Estado. Es un contorsionismo intelectual argumenta Solbes. tiva ni de la gestión, ya que de otro modo se rompería la unidad de mercado en todo el territorio español. En el Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA) Solbes considera que el sistema actual, en el que hay cedida una parte de la recaudación a las comunidades, es correcto. En el IRPF se puede avanzar en el tramo cedido del tributo y en dotar de más capacidad normativa a las comunidades sobre el mismo, pero la gestión seguirá dependiendo del Estado. agencias tributarias, pero la Agencia Estatal seguirá conservando las funciones de gestión e inspección de tributos que ahora tiene. De otro modo, se perdería eficacia en la lucha contra el fraude, apunta el Ejecutivo. Rechazo de la bilateralidad El nuevo sistema de financiación debe enmarcarse en la Ley Orgánica de Financiación de las Comunidades Autónomas. El vicepresidente rechaza de manera tajante que el Gobierno central tenga que negociar de forma bilateral con la Generalitat. Sociedades, intransferible El Impuesto de Sociedades es intransferible. No cabe la cesión a las comunidades autónomas ni de la norma- Espacios fiscales propios Pedro Solbes es partidario de crear Agencia Tributaria estatal Las comunidades podrán tener sus