Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
62 Cultura MARTES 22 11 2005 ABC Plan anti- hundimiento para Venecia El proyecto de la Universidad de Padua prevé inyectar agua salada en el subsuelo de la laguna, provocando una elevación de toda la isla de Venecia Laguna La elevación del terreneo será de tres veces esta medida 0 m POSICION DE LOS TUBOS Se perforan doce agujeros verticales de 30 centímetros de diámetro, formando un círculo de 10 kilómetros de diámetro, para inyectar agua salada del Adriático en el terreno a 700 metros de profundidad- Se inyectan 18 millones de metros cúbicos de agua cada año- El proyecto costaría 100 millones de euros Tubos Los tubos terminan en una capa arenosa que ya está llena de agua salada. Al inyectar más agua, el estrato se dilata, pero el agua no vuelve hacia arriba puesto que la Tubo bloquea un estrato superior de arcilla impermeable 100 m 200 m 300 m Capa impermeable de arcilla El agua empuja la capa de arcilla, elevando el terreno 400 m 500 m Venecia 600 m Laguna Capa arenosa 700 m Los edificios se elevarán 30 cm CANAL LA SUBIDA El aumento de volumen de la capa arenosa empuja hacia arriba todas las que tiene encima, elevando toda la isla de Venecia 30 centímetros en 10 años C. AGUILERA C. G. SIMÓN Fuente: Corriere della Sera Ingenieros italianos proponen reflotar la isla de Venecia inyectando agua en el subsuelo La Universidad de Padua calcula que podrá elevar la ciudad unos treinta centímetros en diez años inyectar en un fondo arenoso, a 700 metros de profundidad, presionará sobre una capa de arcilla que sostiene la ciudad, haciéndola subir JUAN VICENTE BOO, CORRESPONSAL ROMA. Si el problema de Venecia es que se hunde, la solución es hacerla flotar... Podrá parecer una idea de gondolero pero la propuesta viene de la Facultad de Ingeniería de la Universidad de Padua, en la que Galileo fue profesor de Física y que conserva el teatro anatómico mas antiguo del mundo, de cinco gradas de altura, construido en 1594. Venecia corre un peligro cada vez mayor debido a tres fenómenos simultáneos: el hundimiento de la ciudad debido a su propio peso sobre un terreno blando, la paulatina elevación del nivel del agua del Adriático y el aumento en la frecuencia de mareas altas superiores a lo normal. El fenómeno del agua alta es divertido por un día para los turistas, pero nefasto para el patrimonio arquitectónico y la solidez de edificios cuyos muros se llenan de agua durante meses enteros. A lo largo del siglo XX, Venecia se ha hundido 13 centímetros en sus propios cimientos, y el fenómeno gana velocidad. A grandes males, grandes remedios. Según el profesor Giuseppe Gambolati, que lleva treinta años estudiando el problema, la solución no es seb El agua que se piensa guir apuntalando edificios y elevando las aceras, sino levantar toda la isla de Venecia. Un sistema único para una ciudad única en el mundo, según explicó al Corriere della Sera El veterano ingeniero propone realizar 12 perforaciones de 700 metros de profundidad en una circunferencia de 10 kilómetros de diámetro alrededor de la isla Es la tecnología de los pozos de petróleo, pero esta vez para introducir agua de mar a presión mediante motobombas y tubos de 30 centímetros de diámetro Gambolati ha comprobado que a 700 metros de profundidad hay un es- trato arenoso de unos 150 metros de espesor, empapado de agua de mar al cien por cien Por debajo hay un estrato más sólido, y por encima un estrato de arcilla de 20 o 25 metros de espesor, perfectamente impermeable, una especie de tapón Según el profesor de ingeniería, si inyectamos agua en el estrato arenoso haremos aumentar su espesor, y lograremos elevar toda la isla de Venecia Aunque los estratos no son horizontales sino levemente inclinados, tanto el arenoso como el arcilloso son perfectamente continuos, lo cual evita el peligro de rotura de una de las capas del subsuelo. Gambolati calcula que si introducimos 18 millones de metros cúbicos de agua de mar cada año, conseguiremos elevar Venecia 30 centímetros en el plazo de diez años El coste de 100 millones de euros es un precio irrisorio comparado al proyecto Moisés de barreras móviles para proteger la ciudad de las mareas altas, que costará más de 4.300 millones de euros y se terminará en el 2010. El profesor insiste en que este proyecto no es alternativo al Moises sino complementario El que lleva el nombre del patriarca salvado de las aguas del Nilo protegerá la Serenísima Moisés también emerge de las aguas Desde la inauguración de las obras, en mayo del 2003, los constructores del proyecto Moisés han creado ya la mayor parte de los espigones y las tres islas artificiales que servirán para estrechar las tres bocas de la laguna de Venecia. En el fondo de cada una de esas bocas se instalarán unas líneas de grandes mamparas de hierro que, mientras estén llenas de agua, reposan sobre el fondo, sin interferir con las corrientes o la navegación. Por el lado exterior, las mamparas están unidas a una bisagra que las fija al fondo. Cuando llegan las pleamares anómalas en el Adriático, conocidas como agua alta un sistema de compresores inyecta aire a presión dentro de las mamparas, de 30 metros de longitud, 20 de altura y cinco de espesor hueco. A medida que expulsan el agua, esos grandes paneles huecos giran sobre la bisagra hasta asomar un lado por encima de la superficie, formando una barrera que impide la entrada de agua del Adriático hasta un desnivel de dos metros. Cada una de las 79 mamparas alineadas gira con independencia en la bisagra común. De ese modo, el oleaje las mueve por separado, y pueden ceder un poco, girando hacia el interior de la laguna, cuando llegan olas grandes, pero vuelven a su posición normal sin sufrir daños precisamente por ser móviles. Dependiendo de la duración de la pleamar anómala, las barreras estarían alzadas unos días o unas semanas, con la posibilidad de bajarlas con rapidez para dejar entrar o salir barcos grandes, mientras que los pequeños utilizan esclusas. Jugando con los momentos de apertura de cada una de las tres bocas se puede mejorar la circulación del agua de mar, lo cual serviría incluso para limpiar el agua de la laguna. 0 10 km Agua salada 800 m 5 cm 10 cm Venecia