Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
58 Sociedad MARTES 22 11 2005 ABC El sida en el mundo POBLACIÓN QUE VIVE CON LA ENFERMEDAD DEFUNCIONES Y NUEVAS INFECCIONES Número estimado de defunciones causadas por SIDA en 2005 Nuevos infectados en 2005 EUROPA ORIENTAL Y ASIA CENTRAL AMÉRICA DEL NORTE EUROPA OCCIDENTAL 1,2 mill. 720.000 1,6 mill. ASIA ORIENTAL 870.000 CARIBE ÁFRICA DEL NORTE Y ORIENTE MEDIO ASIA MERIDIONAL Y SUDORIENTAL 300.000 510.000 AMÉRICA LATINA 7,4 mill. 1,8 mill. ÁFRICA SUBSAHARIANA OCEANÍA 25,8 mill. 74.000 América del Norte Caribe América Latina Europa occidental África del Norte y Oriente Medio África subsahariana Europa oriental y Asia central Asia oriental Asia meridional y sudoriental Oceanía TOTAL 18.000 24.000 66.000 12.000 58.000 2,4 mill. 62.000 41.000 480.000 3.600 3,1 mill. 43.000 30.000 200.000 22.000 67.000 3,2 mill. 270.000 140.000 990.000 8.200 4,9 mill. Infografía ABC Total: 40,3 millones Cinco millones de nuevas infecciones por VIH disparan las cifras de sida en el mundo La OMS, alarmada por la feminización de la enfermedad en Europa b El número de víctimas mortales, Para las mujeres, el matrimonio no es garantía suficiente para no contraer la enfermedad El VIH está presente en el 32 de los varones homosexuales afroamericanos, frente a sólo el 7 de los blancos americanos, frente a sólo el 7 de los gays blancos. Para la OMS, esto demuestra que hay que ser más creativo en la prevención del sida, buscando fórmulas para atacar la pobreza, la marginación y revestir de poder a las mujeres para que puedan negarse a las relaciones sexuales de sus maridos incluso si dependen de ellos económicamente. La buena noticia es que aunque el número de contagios aumente, el de víctimas mortales disminuye gracias a los antirretrovirales. Se calcula que en los países desarrollados de Europa y Norteamérica 30.000 personas salvaron la vida el año pasado gracias a ellos, pero ese dato resulta menos alentador si se pone en perspectiva mundial. La realidad es que Europa Occidental y América del Norte siguen siendo las únicas regiones donde la mayoría de las personas que lo necesitan pueden acceder al tratamiento antirretroviral señala el informe. Otros países que han logrado generalizar el tratamiento gracias a las guerras de patentes o los programas gubernamentales son Brasil, Cuba, Argentina y Chile. En estos países, el 80 de los infectados tenía acceso a los tratamientos, en comparación al 10 en África, donde se ha triplicado la asistencia desde 2001. A pesar de ello, el sida se cobró el año pasado la vida de 3,1 millones en el mundo, de los que más de medio millón eran niños. 3,1 millones de personas en el mundo- -de los que más de medio millón eran niños- -ha descendido, según el informe de la ONU MERCEDES GALLEGO. CORRESPONSAL NUEVA YORK. Lejos de estabilizarse, la que puede ser la mayor epidemia de la historia siguió el año pasado la escalada añadiendo casi cinco millones de nuevos infectados con el VIH, el virus del sida. Un dato alarmante que ha frustrado las esperanzas de la Organización Mundial de la Salud, que presentó ayer su informe anual en la sede de la ONU en Nueva York. Con esto, una cifra todavía mayor que el año anterior, son ya más de 40 millones las personas que viven en el mundo con este virus. Desde que en 1981 se identificase por primera vez, el sida se ha cobrado la vida de 25 millones, escalofriante cifra que equivale a más de la mitad de toda la población española. Durante ese tiempo, el sida ha dejado de ser la enfermedad de homosexuales y toxicómanos, como se la estigmatizó al principio, y en realidad ahora los contagios que más aumentan son los que se producen en relaciones heterosexuales. Este es el mayor cambio que ha detectado la OMS en Europa Occidental, donde medio millón de personas son portadores del VIH. Más de la tercera parte de los nuevos casos detectados el año pasado correspondieron a mujeres, según contó en la presentación del informe Jim Kim, director del Departamento de Sida de la OMS. Estos datos no incluyen a España, Italia y Noruega, donde no se ha podi- do recoger la información necesaria, pero el doctor Kim cree que el patrón del resto de Europa resultará igual de representativo. Así lo apuntan ya algunos estudios locales citados en el informe, como el que se llevó a cabo en el centro ambulatorio de enfermedades de transmisión sexual de Barcelona, Vall Mayans. Allí las cifras comparativas respecto a cinco años antes arrojaron también un elemento más de preocupación, el aumento de otras enfermedades sexuales como la sífilis, que resultó ser cinco veces mayor entre 2002- 2003 que entre 1993 y 1997. Esto también da credibilidad a lo que temen los expertos, que el coito heterosexual sin protección está aumentando, y se convierte por ello en uno de los factores de riesgo más preocupantes. El informe señala que para las mujeres el matrimonio y la fidelidad no parecen traerles la protección esperada, ya que son sus propias parejas las que las contagian tras haber contraído el virus con prostitutas y otros intercambios sexuales fuera de la relación conyugal. En Colombia, por ejemplo, el 72 de las mujeres que contrajeron el virus el año pasado indicaron tener una relación estable. En Suráfrica, el 66 dijo haber tenido una sola relación en toda su vida. Más infectados entre los pobres Lo que estamos viendo con el sida es que las víctimas siempre son más entre los grupos más débiles, más pobres y más marginados lamentó Kim. Estados Unidos es un buen ejemplo. Allí, donde las relaciones sexuales entre varones es responsable del 63 de los casos de nuevos infectados, blancos y negros comparten el virus de forma muy desigual: el VIH está presente en el 32 de los varones homosexuales afro- El ejemplo español Uno de los programas de más éxito en la lucha contra el sida que ha encontrado la ONU es el que se desarrolló en España durante los años 90 para reducir el virus entre los usuarios de drogas intravenosas. La Organización Mundial de la Salud destaca que el número de diagnosticados con VIH en este sector ha disminuido notablemente en España gracias al reparto gratuito de jeringuillas desechables y a los programas de metadona. Así se ha logrado reducir la incidencia del sida un 69 desde 1996. La OMS considera que esto es un ejemplo de cómo los gobiernos pueden influir positivamente con campañas adecuadas. Pero todavía hay puntos negros en el mapa español. Se trata de Cataluña y Baleares, donde se ha detectado una alta prevalencia de VIH entre los consumidores de drogas intravenosas. En España están infectadas entre 120.000 y 150.000 ciudadanos, y siete de cada diez nuevos casos se contraen por vía sexual (principalmente heterosexual) pese al resurgimiento de conductas de riesgo entre homosexuales.