Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 22 11 2005 53 El Senado alarga a 18 meses el plazo para crear salas de fumadores en la hostelería Las claves del discurso Clase de Religión: Deseamos que se pueda alcanzar un acuerdo razonable y duradero. Esperamos que sea posible todavía el pacto educativo Relaciones con el Gobierno: La acción pastoral de la Iglesia comporta diálogo y anuncio No queremos actuar a rebufo de las cuestiones que otros introduzcan en la sociedad ni por reacción a las iniciativas del Gobierno Familia: La familia es vital para los esposos y los hijos, para la Iglesia y la sociedad; sin familia la persona está como desarbolada y expuesta a la intemperie Matrimonio: El no llamar matrimonio a la unión de dos personas del mismo sexo es el sí a la grandeza del matrimonio inscrita en la misma naturaleza humana personas del mismo sexo es el sí a la grandeza del matrimonio inscrita en la misma naturaleza humana Tomando como punto de partida las conclusiones del Sínodo de Obispos recientemente celebrado en Roma, Blázquez defendió la institución familiar como vital para los esposos y los hijos, para la Iglesia y la sociedad ya que sin familia la persona está como desarbolada y expuesta a la intemperie Es llamativo- -continuó- -que los estudios sociológicos pongan siempre de relieve el altísimo aprecio de la familia en nuestra sociedad, y no se correspondan los apoyos recibidos del Estado con esta estima Un momento de la sesión inaugural de la Asamblea Plenaria de la Conferencia Episcopal Política y fútbol acapararon la atención de los prelados en la apertura de la Asamblea Plenaria del Episcopado, en la que el presidente, Ricardo Blázquez, pronunció su primera alocución a los obispos. El titular de Barcelona, Martínez Sistach, recibió múltiples felicitaciones El Barça también ganó en Añastro TEXTO: J. BASTANTE FOTO: ERNESTO AGUDO Encuentro de Valencia La Conferencia Episcopal ha defendido a la familia y seguirá defendiéndola anunció el presidente de la CEE, quien subrayó que estamos convencidos de que la familia se constituye por el matrimonio, que es la unión estable de un varón y una mujer, contraída por amor, para la mutua complementariedad y para transmitir la vida Finalmente, Blázquez advirtió de que no conviene al bien de la sociedad lo que contribuya de una forma u otra al oscurecimiento o la desinstitucionalización del matrimonio y pidió a los obispos colaborar con el Encuentro Internacional de las Familias que se celebrará este verano en Valencia. MADRID. Había muchos corrillos en la calle Añastro (sede de la Conferencia Episcopal) antes y después del primer discurso de Ricardo Blázquez ante la Asamblea Plenaria. En una imagen poco habitual en los últimos tiempos, periodistas y obispos charlaban amigablemente, mientras en la puerta las medidas de seguridad se habían reforzado con la presencia de un guardia de seguridad. Varios temas de conversación en la cartera. La Cope, el Estatuto catalán, la financiación de la Iglesia, el futuro Plan Pastoral, la posibilidad de que el Papa visite España el próximo verano... Dos de ellos sobresalieron por encima de los demás: el MadridBarça del pasado sábado (sin duda más terrenal) y el contenido de las primeras palabras del obispo de Bilbao. El personaje más reclamado y felicitado, amén de Blázquez, era un sonriente arzobispo de Barcelona, Lluís Mar- tínez Sistach, cuya primera acción al entrar al plenario fue buscar al obispo de Getafe, Joaquín López, para agradecerle el empate con Osasuna: Si no es por vosotros no somos líderes Sistach también fue abordado por los informadores, ante los que reconoció que evidentemente se hablaría del Estatuto y de la posición de la Iglesia catalana al respecto, aunque evitó pronunciarse sobre ello, probablemente esperando a la sesión reservada de esta tarde. Rouco llegó por los pelos al estreno de su sucesor en Asamblea Plenaria. cosas del tráfico justificaba su Blázquez ofreció en su discurso muestras de su talante conciliador y de su capacidad de improvisación chófer) pero cumplió en su papel de apuntador, indicando a Blázquez que debía iniciar la oración o dar paso a las palabras del Nuncio. El obispo de Bilbao no acusó la presión ambiental y en un discurso impecablemente leído ofreció una muestra de su acreditado talante conciliador y cercano, llegando incluso a improvisar algunas frases que no aparecían en el texto oficial entregado a la Plenaria. Tras el cierre de la primera sesión, continuaron los corrillos, esta vez fuera de la sala. En los mismos, la mayoría de los prelados saludaban positivamente el estreno de Blázquez ha sido fiel a su estilo comentó uno de ellos) mientras recogían una gran maleta negra en la que se incluía el material que estudiarán a lo largo de esta semana. A la una de la tarde, un timbre avisó a los prelados de la continuación de la Plenaria. Y se cerraron las puertas.