Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 22 11 2005 Nacional 17 TREINTA AÑOS DE MONARQUÍA PARLAMENTARIA El Rey defiende para el progreso de España la reconciliación, el consenso y la concordia Don Juan Carlos se declara ilusionado y resuelto a seguir dando lo mejor de sí mismo en la Corona b El Monarca destaca en Canarias, al cumplirse tres décadas de su reinado, el constante apoyo, la sensibilidad y la entrega de la Reina durante todos estos años ALMUDENA MARTÍNEZ- FORNÉS E. C. LAS PALMAS DE GRAN CANARIA. Treinta años después de su proclamación como Rey, Don Juan Carlos afirmó anoche que se siente más que nunca, ilusionado y resuelto a seguir dando lo mejor de sí mismo para contribuir e integrar cuantos esfuerzos favorezcan nuestra convivencia e impulsen nuestro progreso Su Majestad aprovechó su intervención en una entrega de medallas en el auditorio Alfredo Krauss de Las Palmas para referirse a este aniversario, que ha coincidido con la tensión política provocada por el nuevo Estatuto catalán denunciado por anticonstitucional desde la oposición y por destacados dirigentes del PSOE. Don Juan Carlos insistió en que la clave de lo logrado hasta ahora y la garantía para seguir progresando está en el consenso, la concordia y la reconciliación, que están en la base misma de nuestra Constitución Los Reyes entregan a Paco Camino la Medalla de Oro al Mérito en las Bellas Artes en presencia del ministro de Justicia EFE Homenaje al pueblo español También aseguró el Jefe del Estado que es ante todo el pueblo español quien en estas fechas merece un homenaje de gratitud, respeto y admiración por haberse volcado en la tarea de hacer de España un país moderno, abierto, solidario y unido. Emocionado por las numerosas muestras de afecto y lealtad, y también, por los recuerdos y sentimientos, Don Juan Carlos quiso agradecer, en primer lugar, el constante apoyo, la sensibilidad y la entrega de la Reina durante todos estos años, así como el respaldo que siempre he recibido de mis hijos Asimismo, dirigió un emocionado recuerdo a todas las víctimas del terrorismo, a sus familias y a quienes perdieron la vida en el cumplimiento del deber. Habló Don Juan Carlos de la apasionante aventura de construir nuestra democracia y defendió la Transición: La transformación de España no se pudo hacer con mayor espíritu de consenso y concordia Manifestó el Rey su profundo amor a España, su entrega y su lealtad a la Constitución y agregó que estos mismos sentimientos son los que animan al Príncipe de Asturias, la mejor garantía de continuidad del compromiso de servicio de la Corona a España Las palabras del Rey fueron seguidas de un largo aplauso del público puesto en pie. Entre los asistentes estaban la ministra de Cultura, Carmen Calvo, y el presidente del Gobierno au- Discurso de Don Juan Carlos en Canarias En estas fechas en que se cumplen Treinta Años de mi proclamación como Rey de España, quiero manifestar que me siento particularmente feliz de hallarme en Canarias, acompañado por la Reina. Agradezco las muy amables palabras de que he sido objeto, así como las numerosas muestras de afecto y lealtad que estamos recibiendo. Estas fechas nos deben llevar a tomar mayor conciencia de la enorme modernización vivida por España, de lo mucho que jun- jora del bienestar económico y social de la gran mayoría de los españoles. Sentimientos de confianza en la sociedad española y en la labor de sus instituciones a lo largo de es- mejor garantía para seguir progresando con el esfuerzo de todos, unidos, en democracia y libertad. Nunca podemos sentirnos satisfechos cuando se trata de servir a España. tonómico canario, Adán Martín, quien, en representación de las autoridades del Estado, transmitió a los Reyes la gratitud de la inmensa mayoría del pueblo español por el periodo más estable, feliz y próspero de la Historia de España Visita a Canarias Canarias se volcó con los Reyes que, tras visitar por la mañana la isla de Lanzarote, partieron hacia Gran Canaria, donde recorrieron el histórico barrio de Vegueta que espera verse proclamado Patrimonio Cultural de la Humanidad. En la isla de los Volcanes, donde pasaron la noche en la residencia real de La Mareta, tuvo lugar la audiencia con la Fundación César Manrique (FCM) de la que Doña Sofía es presidenta de honor. Después se desplazaron al Castillo de San José, donde se ofreció un cóctel al que asistieron cerca de doscientas personalidades del mundo político, cultural y empresarial. Entre vítores, aplausos, y unas fuertes medidas de seguridad, Don Juan Carlos y Doña Sofía llegaron, como estaba previsto, a las cinco y media de la tarde a la Plaza de Santa Ana, en la capital grancanaria, engalanada con banderas de España y flores de Pascua. Desde este punto neurálgico de Vegueta, donde se congregaron unas ochocientas personas, pasearon por sus calles, visitaron la Catedral, y la Ermita de San Antonio Abad, donde oró Cristóbal Colón. Posteriormente, en el Auditorio Alfredo Kraus de Las Palmas, los Reyes entregaron la Medalla de Oro al Mérito en las Bellas Artes al torero Paco Camino. tos hemos progresado y de lo mucho que unidos debemos seguir trabajando para preservar, fortalecer y mejorar día a día nuestra paz, concordia y bienestar. Son muchos los recuerdos y sentimientos que, en tas décadas. Pero es, ante todo, el pueblo español quien en estas fechas merece un homenaje de gratitud, respeto y admiración por su esfuerzo, generosidad, responsabilidad y sacrificio volcados en la decisiva tarea de hacer de España un país moderno, abierto y solidario, unido, a la vez que plural y diverso, patrimonio de todos los españoles por igual. Tampoco puede faltar nuestro más emocionado recuerdo a todas las víctimas del terrorismo y a sus Eso, y mucho más, es lo que merecen España y los españoles. Treinta años después de mi proclamación como Rey, dejadme que os diga que me siento, más que nunca, ilusionado y resuelto a seguir dando lo mejor de mí mismo, para contribuir a integrar cuantos esfuerzos favorezcan nuestra convivencia e impulsen nuestro progreso. Una labor que asumo, desde el más profundo amor a España, la lealtad a la Constitución y mi entrega al ejercicio de las funciones que ésta me asigna en el marco de nuestra Monarquía parlamentaria. Esos sentimientos, ese mismo espíritu de servicio, son los que también animan al Príncipe de Asturias, que representa la mejor garantía de continuidad del compromiso de servicio de la Corona a España. Para concluir, quiero expresar de todo corazón, en esta hora y ocasión, mi más profundo afecto a todos los españoles. Muchas gracias estos momentos, se agolpan en mi corazón, empezando por mi gratitud a la Reina, por su constante apoyo, sensibilidad y entrega, y sin olvidar el respaldo que siempre he recibido de mis hijos. Recuerdos ligados a la apasionante aventura de construir nuestra democracia, de recuperar plena- familias, así como a todos los servidores del Estado que perdieron la vida en el cumplimiento del deber. Os aseguro que la transformación de España no se pudo hacer ni con más ganas de acertar, ni con me- jor voluntad de responder a los anhelos del pueblo español, ni con mayor espíritu de consenso y concordia. Consenso, concordia y reconciliación, que están en la base misma de nuestra Constitución que es la mente nuestras libertades, de situar a España en el lugar que le corresponde, y de impulsar treinta años de estabilidad, crecimiento y me- clave para entender lo mucho que hemos logrado y la