Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
14 Nacional EL ENTRAMADO DE ETA, EN EL BANQUILLO MARTES 22 11 2005 ABC (Viene de la página anterior) Férreo blindaje y escaso ambiente en los aledaños. Los acusados en el macrojuicio se trajeron a cuestas su folclore de camisetas reivindicativas y se emboscaron en el victimismo. Una nube de humo (se fumó mucho en los recesos) que se disipó con la contundencia del fiscal La redactora Teresa Toda, del diario Egin criticó que el juicio tuviera que comenzar fuese como fuese Entre los asistentes estaban el director de Gara, el del clausurado Egunkaria y el portavoz batasuno Permach a la que comienzan las sesiones de la vista oral. Así las cosas, el macrojucicio contra el entramado de ETA arrancaba cerca de las dos de la tarde en medio de un ambiente de tensión que se mascaba más fuera que dentro del Tribunal. Ni peticiones de archivo explícitas (como la de Esker Batua) ni amenazas veladas sobre lo que la continuidad de este proceso puede significar para la resolución de lo que llaman conflicto vasco (los nacionalistas se han unido a las presiones de Batasuna) han conseguido hacer mella en el comienzo de una vista que se presume larga. La formación ilegalizada, por su parte, no parece estar muy preocupada con este juicio, pues Otegi ya adelantó que el proceso de paz ya está blindado Aun así, en el juicio estuvo el coportavoz Joseba Permach. Los acusados, ataviados con camisetas en las que se podía leer el mismo mensaje que en las que llevaban los acusados de Jarrai- En defensa de los derechos civiles y políticos han visto en los medios de comunicación que cubren este juicio- -entre ellos, varios internacionales- -el altavoz que parece que no encontrarán en la Sala, y prueba de ello son las declaraciones de la periodista Teresa Toda, procesada por colaboración con ETA. Estrategia de humo TEXTO: BLANCA TORQUEMADA Por encima de todo La ex redactora de Egin quien, por cierto, no dejó de tomar notas durante la primera sesión de esta vista, se acercó a los periodistas y con lo que ya es una práctica habitual en la izquierda abertzale- -la de no admitir preguntas- -se limitó a señalar que el hecho de que la Sala pasara por encima de las cuestiones planteadas por las defensas demuestra que existe un interés político muy grande en que este juicio empezase por encima de cualquier cuestión, que arrancara fuese como fuese Queremos reiterar nuestro compromiso de declarar el carácter netamente político de estas actuaciones que lo que buscan es anular el derecho de Euskal Herria a hacer su propio camino y a decidir proclamó. Además, Toda aprovechó la ocasión para agradecer el apoyo de representantes de partidos políticos y entidades sindicales y sociales que nos ha arropado Entre los presentes estaban el director del clausurado Egunkaria, Martxelo Otamendi; el director de Gara, Josu Juaristi; Ibon Uzandizábal, en representación de EA (socio de Ibarretxe) Xavier Sarazna, de Aralar, y Txutxi Ariznabarreta, de LAB. MADRID. Hubo mucha miga dentro de la sala. Al final no todo se resumió en el color gris, el del día otoñal en Madrid y el de las camisetas reivindicativas con las que se uniformaron los encausados para comparecer ante la Audiencia Nacional, un disfraz que les daba trazas de presidiarios antes aún de que lo sean, si es que resultan condenados. La gastada estrategia consistía en tratar de convencer a los medios desplegados (los corresponsales extranjeros son especialmente permeables a estos supuestos) de la opresión vasca del aplastamiento de los derechos políticos y civiles en un macrojuicio que, según predicaron con férrea unidad de discurso, es el resultado de la paranoia de un juez y de la oscura etapa de Aznar Mucho txistu propagandístico y maniobra de despiste hasta que el fiscal abrió la esclusa del mastodóntico sumario 18 98 con una cascada de preguntas bien hiladas, exhaustivas y minuciosas al interrogar al primero de los declarantes, Vicente Askasibar. Con Molina hemos topado. Lástima que el derroche de pantallas de circuito cerrado de estas dependencias judiciales no tenga terminal en La Moncloa, o que el secretario de Estado de Comunicación, quien se ha molestado recientemente en tomar notas en una rueda de prensa de Rajoy, no estuviera ayer a pie de banquillo para transmitir al presidente del Gobierno información fresca y de primera mano, como alternativa a la mercancía averiada del PSE. La munición del Ministerio Público fue de tal calibre que, cuanto menos, deja en cuarentena declaraciones como las de Odón Elorza Este juicio es una piedra en el camino de la paz o de Patxi López, quien no cree que los acusados sean etarras. La Justicia tiene la palabra, aunque, en vista del desmenuzamiento de la aparentemente febril actividad de estos sujetos en trapicheos contables y tapaderas empresariales parezca imposible que ¡pobrecillos! sólo pasaran por allí. A pesar de la extremada astucia del equipo de abogados batasunos, avezados, curtidos y magistralmente capitaneados por Íñigo Iruin. Verdaderos expertos en poner piedras (estos sí) en el camino del proceso. De momento, no ha colado. Los filoetarras (unos doscientos, entre acusados y corifeos) llegaron hacia las nueve y media de la mañana, a bordo de tres autocares fletados desde el País Vasco. El batasuno Joseba Permach y el ex director de Egunkaria Martxelo Otamendi pusieron la cara más conocida a esta singular embajada Bien abrigados (anoraks y hasta alguna trenka rescatada de Cuéntame además de las clásicas barbas de ellos y los trasquilones tribales de Uniformados en gris y con proclama incorporada comparecieron los acusados POOL Daniel Portero dio en el clavo con su contracamiseta en la que reclamaba justicia y dignidad ellas) no dejaban ver aún la sintonía de camisetas que luego exhibieron en el interior de la sala con el lema Por los derechos civiles y políticos Su firme determinación de lucir la prenda desarmó la prohibición previa que había sufrido Daniel Portero, portavoz de Dignidad y Justicia y miembro también de la AVT. Su contracamiseta (blanca y con los colores de la bandera española, más luminosa) rezaba: A por el 18 98 y a por más El ambiente, pese al blindaje de furgones policiales y al helicóptero zumbón, no dio pie a altercados por la casi total ausencia de espontáneos en el recin- to. Sólo tres hombres de avanzada edad con una pancarta de cartón manufacturada en casa reclamaban cadena perpetua para los terroristas. Dentro, el humo densísimo de tabaco en las dependencias anexas a la Sala (emitido en el desfogue de los recesos) hizo saltar la alarma de incendios. Daniel Portero, como voz de las víctimas, lo veía con claridad meridiana: Estamos en el juicio clave, el del subsuelo, el de la mafia que sostiene todo el entramado criminal. Salió mal el de Jarrai porque éste no se había celebrado previamente. Es el que revela las conexiones. Una vez demostrados esos extremos aquí, las demás causas pendientes saldrán solas Mientras, el acusado Askasibar aseguraba, a preguntas de sus abogados, que no hay trasfondo etarra en la empresa Gadusmar, especializada en la importación de bacalao. Lo que no dijo es quién lo parte. Buscan los restos de una bomba de ETA en unas bodegas de Álava O. B. de O. J. C. B. BILBAO OYÓN (LA RIOJA) La Ertzaintza busca desde ayer a las seis de la tarde los restos de una bomba que pudo haber estallado el pasado sábado junto a las bodegas El Coto, en la localidad alavesa de Oyón. La alerta se activó después de que una persona telefoneara en nombre de ETA a la redacción del diario Gara en Vito- ria y advirtiera de que en la empresa había estallado una bomba, que, sin embargo, nadie había detectado. Varias patrullas de la comisaría de la Ertzaintza de Laguardia se dirigieron a la empresa afectada y desalojaron la bodega en previsión de que la bomba continuase activa. A la hora de cerrar esta edición, se había suspendido la búsqueda hasta hoy.