Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 21 11 2005 85 El Atlético cae en Vigo (2- 1) y el Athletic pierde en San Mamés (0- 2) ante el Alavés en la vuelta de Clemente Nalbandian sorprende a Federer y conquista el Masters después de un feroz partido de cuatro horas y media EL VALENCIA ABRIÓ EL SEGUNDO Real Madrid, 1; Valencia, 2 Octava jornada de Liga El equipo de Luxemburgo había encadenado seis triunfos seguidos (cuatro en la Liga y dos en la Champions hasta que llegó el coco del Valencia. Se lesionó Ronaldo ante el Atlético en la jornada anterior y el Madrid lo acusó. Acabó desquiciado y con dos jugadores menos por las expulsiones. Y EL DEL CLÁSICO Real Madrid, 0; Barcelona, 3 Duodécima jornada de Liga Por la conjura después de Riazor, el Madrid sobrevivió con éxito ante el Betis, el Rosenborg y el Zaragoza sin varias de sus figuras. Fue un ejercicio de coraje, raza y compromiso, aunque con mal juego. Ante el Barça, con todas las estrellas, se esperaba recuperar el toque y lo que llegó fue el naufragio Deportivo, 3; Real Madrid, 1 Undécima jornada de Liga (adelantada por la repesca mundialista) Sin Ronaldo, Baptista ni Zidane y con media estocada visitó Riazor, un campo en el que no gana desde el 2 de noviembre de 1991. El Madrid hurgó en su herida dando una imagen deplorable. La peor de todo el campeonato. Recibió tres goles y pudieron caer media docena. Florentino Pérez Arrigo Sacchi Emilio Butragueño gueño y Sacchi deberían aclararlo públicamente y de inmediato presentar su dimisión y no seguir participando de la farsa y cobrando un sueldo que no se ganan. Si no es así, si el presidente sólo ficha la gran estrella de turno- -en esta temporada Robinho, como antes llegaron Figo, Zidane, Ronaldo y Beckham- -y el resto de las incorporaciones han sido decisión de los responsables técnicos, también deberían decirlo y asumir que el club se ha gastado 90 millones en refuerzos y que la falta de juego en primera instancia y una plaga de lesiones y sanciones, en segunda, ha dejado en evidencia que la plantilla está descompensada en algunos puestos, como por ejemplo por la falta de un centrocampista zurdo que no hubiera obligado a Baptista a jugar bastantes partidos en una posición que no era la suya, o la de un delantero centro en previsión de una lesión de Ronaldo. El presidente. O el resto. Y si todo se ha gestado mediante el diálogo y la concordia entre todos, que cada uno afronte su responsabilidad, pero que nadie se esconda. Ni el presidente escudándose en su brillante gestión económica y societaria, ni Butragueño en sus disculpas siempre sin contenido, ni Sacchi diciendo que el Madrid no está a la la altura de los mejores ni Luxemburgo pidiendo cuatro o cinco refuerzos en diciembre cuando no sabe manejar lo que tiene, o en su defecto que lo hubiera pedido en junio. no ahora. SI LO HACE TODO FLORENTINO, QUE LO DIGAN... SI NO, QUE DEN LA CARA ENRIQUE ORTEGO or tercera vez en tres meses de competición el Real Madrid ha caído en un periodo de confusión absoluta en el territorio que más afecta directamente al corazón del aficionado. Tanto que el sábado, en lugar de reaccionar con una pañolada como las de antaño, contra el palco y el banquillo, prefirió castigar directamente a su equipo del alma con una ovación al enemigo más odiado, al que sólo le faltó dar la vuelta al ruedo y salir a hombros. Dos años sin títulos y la perspectiva de que un tercero puede desembocar en el mismo abismo difumina el pasado más reciente y arrasa cualquier gestión económica y social por brillante que haya podido ser, que lo ha sido. Ni siquiera Florentino Pérez parece poder permitirse ahora una tercera temporada de ayuno, por lo que se antoja que ha llegado el momento de ponerse delante del toro y jugarse el tipo. Todos. El presidente, el entrenador, el director general deportivo y el director de fútbol. O lo que es lo mismo: Pérez, Luxemburgo, Butragueño y Sacchi. El madridismo quiere saber quiénes son los culpables directos de este desaguisado, que se plasma sobre el terreno de juego cada vez que el equi- P po salta el césped y, sobre todo, cuando enfrente tiene un rival de su parecida estatura futbolística. La particular y ejemplar política de este presidente de fichar para su Real Madrid una estrella mundial cada temporada, que le ha permitido tener un equipo admirado en medio mundo, ha sembrado a su vez la duda de si es Florentino quien hace y deshace en todos los fichajes y dirige personalmente toda la política deportiva sin que los diferentes managers o entrenadores que ha tenido el club en los últimos años hayan tenido nada que ver. Si es así, si Florentino hace absolutamente todo, Luxa, Butra- La penosa imagen del equipo exige que cada responsable asuma su culpa y no se esconda en el anonimato Butragueño, Sacchi y Luxa deben afrontar la paternidad de la actual plantilla o denunciar que no es cosa de ellos AFP