Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 21 11 2005 79 La Mutua Madrileña aumentará al 2 su participación en el capital del grupo ACS La inmobiliaria Renta Corporación ultima la compra de un nuevo edificio en París MIGUEL ARIAS CAÑETE Secretario ejecutivo de Economía y Empleo del Partido Popular La implicación del Gobierno en la opa deteriora la imagen de España en el exterior MADRID. El responsable de Economía del PP refleja la preocupación del principal partido de la oposición ante los desequilibrios del crecimiento y lanza duras críticas a la actuación del Ejecutivo de Zapatero en la opa de Gas Natural sobre Endesa. ¿Cuál es su diagnóstico de la situación de la economía española? -En el PP no somos catastrofistas, pero tenemos una enorme preocupación porque el crecimiento económico está fuertemente desequilibrado y hay muchos datos que apuntan que puede haber empezado el proceso de ralentización. Pero lo que más nos preocupa es la caída de las expectativas de los españoles. Frente a esta situación, el Gobierno ha optado por el inmovilismo, y eso es muy grave porque no se puede vivir de las rentas indefinidamente. ¿Cuáles son las recetas del PP? -Creemos que en este momento se impone una reforma fiscal muy potente en el IRPF, que fomente el ahorro; una reducción importante de los tipos del Impuesto de Sociedades, que los alinee con los más bajos de la Unión Europea, y sobre todo que hay que hacer una reforma laboral que incremente la flexibilidad y que incentive la búsqueda de empleo. Además, nos da la impresión de que se ha paralizado la liberalización de los sectores económicos básicos como el energético, o el de telecomunicaciones, con lo que no se favorece la competencia. -Y los Presupuestos para 2006, ¿responden a esta situación? -No. Responden a la debilidad del Gobierno, que no tiene una mayoría suficiente para apoyar los Presupuestos que el vicepresidente económico haría. Tenemos un Presupuesto expansivo, que no es anticíclico sino procíclico, que incrementa la presión fiscal y que no se adecúa al momento económico que atraviesa España. Son unas cuentas típicamente socialistas, con más gasto público y más presión fiscal. -En las últimas semanas ha habido actos de protesta de transportistas, mineros, pescadores y, ahora, de los agricultores. Usted ha sido ministro de Agricultura. ¿Hay que salir a la calle para obtener ayudas? -El Gobierno debería haber analizado con rigor y seriedad el impacto del incremento de los costes energéticos sobre los sectores afectados. Debería haber sentado a todos los sectores simultáneamente a la mesa de negociación, con la participación de los ministros involucrados, y haber conseguido un acuerdo global. En la medida en que no ha hecho esto, sino negociacio- Arias Cañete apunta que cuando se negocien los fondos europeos, en diciembre, sabremos si el Gobierno ha hecho concesiones a la Comisión para analizar en España la opa de Gas Natural TEXTO: YOLANDA GÓMEZ FOTO: DANIEL G. LÓPEZ El responsable popular no duda en pedir la dimisión del ministro Montilla MOVILIZACIONES DE SECTORES Aquí se ha impuesto la ley del más fuerte. El que más altere la vida nacional, más concesiones obtiene. Al Gobierno le han faltado reflejos políticos PRESUPUESTOS DE 2006 Es un presupuesto típicamente socialista, con más gasto público y más presión fiscal, que no se adecúa a la situación de la economía española nes aisladas y parceladas, está respondiendo a las presiones de cada sector en función de su capacidad de alterar la vida nacional. Se ha impuesto la ley del más fuerte, el que más altere la vida nacional más concesiones obtiene. Al Gobierno le han faltado reflejos políticos, capacidad de análisis y capacidad de negociación simultánea. -La opa de Gas Natural sobre Endesa adquiere cada vez más un tinte político. ¿Qué opina de que finalmente sea España quien analice la operación? -Que España analice la operación plantea dos problemas. En primer lugar, que ha habido unas fortísimas presiones del Gobierno español, que éste no ha negado. Desde el principio el Go- bierno se manifestó contrario a que la Comisión dirimiera la operación. Después ha habido contactos a todos los niveles ante las instancias comunitarias y lo más grave es la desconfianza que hay en España sobre el funcionamiento de los organismos reguladores. Hemos conocido episodios tan lamentables como que el ministro responsable de sectores regulados, como la energía y las telecomunicaciones, negociaba con la entidad financiera que es accionista de referencia en estos sectores. Esta operación empieza a tener unos tintes enormemente preocupantes. La implicación del Gobierno en la operación afecta a la imagen de España en el exterior, a la seguridad jurídica en los mercados y a la confianza de consumidores e inversores. No se puede tener un ministro de Energía que tiene que abstenerse en el futuro en todos los temas que afecten a la electricidad, gas y telecomunicaciones. Es un ministro ineficaz, que no sirve para nada y que tiene que dimitir. ¿Cree que el Gobierno ha hecho concesiones a la Comisión en temas como los fondos europeos? -De lo que estoy absolutamente seguro es de que ha habido presiones del Gobierno español. Pero cuando el día 16 de diciembre se cierren las Perspectivas Financieras sabré si ha hecho concesiones. Porque si el Gobierno español, que vetó la propuesta luxemburguesa en su momento, acepta ahora ese mismo compromiso, tendré muy serias dudas de que no haya habido concesiones, porque si existían razones para votar no entonces, son las mismas que existen ahora. ¿Le ofrece confianza la decisión que pueda tomar el Tribunal de Defensa de la Competencia? -Lo primero que he visto es que la composición de la ponencia está sesgada a favor de nombramientos del Gobierno socialista. No obstante, creo que el Tribunal tiene una jurisprudencia consolidada, que ha sido confirmada por el Supremo en muchas ocasiones, y que resultará muy difícil que se aparte de la línea jurisprudencial.