Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
50 Sociedad LUNES 21 11 2005 ABC La Cumbre sobre la Sociedad de la Información ha reabierto el debate sobre el gobierno de la red. Estados Unidos llegó a un acuerdo para retener su control sobre el sistema de dominios que gestiona el tráfico por internet, pero existe un límite a este poder que parece absoluto ¿Quién controla internet? TEXTO: JORGE SÁINZ MADRID. Es lo más parecido al salvaje oeste. Nadie. Absolutamente nadie ha podido resolver la ecuación que daría con la fórmula maestra para un control efectivo de internet. Ni siquiera la imparable maquinaria estadounidense ha logrado despejar esa incógnita, por mucho que las más complejas y fantasiosas teorías de la conspiración así lo sugieran. Sin embargo, el debate sobre una futura descentralización de la gestión de la red ha saltado a la palestra y ha copado la agenda de la Cumbre Mundial sobre la Sociedad de la Información recién celebrada en Túnez. Naciones Unidas y la Unión Europea defienden un gobierno de internet más multilateral, mientras que Estados Unidos apuesta por mantener el statu quo y la dictadura totalitaria que ejerce la Internet Corporation for Assigned Names and Numbers (Icann) la sociedadnorteamericana encargada de atribuir los nombres de do- minios y direcciones como com org o es por los que se regula el tráfico a través de la red. De momento, nada va a cambiar, pero la UE y la ONU han arrancado el compromiso de EE. UU. de estudiar en un foro internacional cambios en este sistema. Ahora bien, ¿qué es exactamente la Icann? ¿Cuál su influencia en nuestro día a día? Y, sobre todo, ¿qué se esconde detrás de esta polémica? Los expertos creen que la polémica tiene que ver con el mayor número de delitos que se cometen a través de la red Cuando usted teclea la dirección www. abc. es lo que hace es llamar a un número- -técnicamente IP, Internet Protocol- que transmite la información que se ve en el ordenador. Ese sistema de sustitución de dominios por cifras para navegar más fácilmente lo ideó la agencia estadounidense Icann, porque la mente humana es incapaz de retener tantos guarismos. El proceso que no se ve cada vez que se accede a internet es el siguiente. Prime- El cartero virtual El trabajo de la Icann se podría comparar con el de un cartero virtual que entrega en milésimas de segundo un correo a través de una red, que se conecta con otras muchas redes, que, finalmente, configuran el entramado que llamamos internet. ro se pide una dirección, que corresponde a un número, que, por último, se descodifica en un contenido concreto. Y todo, en un solo clic de ratón. La pregunta lógica que surge a continuación es qué soporte puede albergar semejante volumen de información. En el mundo existen trece grandes ordenadores centrales, que almacenan los contenidos de la red. Diez están en Estados Unidos y tres en Europa. Sin embargo, el crecimiento descontrolado de internet obligó a aumentar el número de estos servidores con el objetivo de evitar la sobrecarga del sistema. Se llaman espejos porque son copias exactas de los que ya existen. Uno de ellos está en España, concretamente en Madrid, en la empresa Spanix. Toda la navegación que se produce en nuestro país pasa por este nodo. Luis Antón es el director técnico de esta compañía y cree que, precisamente, este funcionamiento armónico ha favorecido el avance sin igual que ha experimentado internet La globalización y la libertad de la red son los dos factores que han favorecido la expansión. En realidad, el trabajo de la agencia Icann es puramente burocrático. No tienen control alguno sobre los contenidos de la red dice. Antón explica que Icann es en realidad un consorcio en el que participan representantes de prácticamente todos los países del mundo que, eso sí, están sujetos al control y las leyes comerciales de Estados Unidos Al final, internet no deja de ser un negocio universal y no olvidemos que éste es un invento norteamericano señala Delegaciones en el mundo El desarrollo de internet ha obligado a la Icann a delegar su poder. En España existen empresas que conceden los nombres de los dominios- -como el polémico cat recientemente aprobado- pero deben estar autorizadas por la Icann. Indirectamente se lucran cuenta. Ese gobierno internacional que reclama la ONU no cambiaría gran cosa señala. Pero para muchos expertos la polémica va más allá del negocio. El vacío legal que ha creado internet para algunos delitos, el uso que el terrorismo islamista ha hecho del mismo para planificar sus masacres, las redes de pederastia y tantos otros problemas han puesto en alerta a las autoridades de todos los países. Este parece el telón de fondo del debate. ¿Pueden los gobiernos establecer un control efectivo de la red dentro de sus fronteras? ¿Se coartaría la libertad? ¿Hace falta más coordinación entre cuerpos de policía especializados? El debate está servido. EDU AR D O A RE V L DE R ÍA