Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 20 11 2005 Deportes REAL MADRID- BARCELONA DUODÉCIMA JORNADA 91 Eto o cumplió su ritual goleador sin hacer sangre en el Bernabéu Pitado al principio cada vez que tocaba el balón, acabó ovacionado, como su equipo J. ÁVILA MADRID. Samuel volvió al escenario del crimen con total impunidad. Con el arma mortífera de siempre lista y con una promesa firme a su presidente, a sus compañeros y a sus amigos. Cazar una presa en el coto más preciado. En el Santiago Bernabéu, donde le esperaba un acto de castigo sonoro a raíz de su flema inoportuna en la celebración del último título. Y no lo pasó mal. Viajó a la capital atrapado en un burbuja terapéutica. El cuerpo técnico y los dirigentes azulgrana le marcaron un guión prudente. Le recomendaron que no entrase en las provocaciones que llegasen desde la irritada grada ni de los jugadores madridistas. Y ya se sabe que este tipo de solicitudes con Eto o no tienen mucho éxito. También es cierto que no hubo mucha presión de los aficionados. Los más exaltados olvidaron la pancarta de mal gusto en casa y sólo le dedicaron unos pocos pitos cada vez que tocó el balón. En el calentamiento pasó prácticamente desapercibido. El calor subió en la presentación de los jugadores. Cuando el speaker coreó su nombre, una nube de sonido inundó el estadio, pero lejos, muy lejos del recibimiento a Figo en el Camp Nou. Eto o saltó al campo siguiendo los tacos de Edmilson y precediendo a Deco. En la rueda del juego limpio besó a Ronaldo y repartió coscorrones a Pablo García, Raúl y Roberto Carlos. El mayor gesto de despreció de los aficionados madridistas llegó cuando tocó el primer balón, minuto tres. Se fue de Pablo García y de Helguera como un tiro y sólo fue capturado en una acción en que se jugó la pierna. La bronca fue de órdago. Y el Fondo Sur se pasó de la raya: Eto o hijo de p... muérete! El número uno Ni se inmutó el camerunés. Él, a lo suyo. A buscar su presa. Y la encontró después de fallar un mano a mano con Casillas porque Sergio Ramos le hizo penalti y optó por seguir antes de tirarse. Con un movimiento eléctrico resolvió con la puntera una jugada que había iniciado Messi. Sobreexcitado por el tanto se fue hacía el córner de Tribuna y marcó con un dedo de la mano derecha el número uno. Pero no hizo sangre con el público, la celebración no fue exagerada. Luego apuntó al palco, donde se encontraba Florentino y Laporta. ¿Quién era el destinatario del brindis? Blanco y en botella. El árbitro puso fin al desafío con la zona noble. En la segunda mitad, Samuel vivió más tranquilo porque el público cambió de objetivo. La bronca fue para los jugadores del Madrid, arrollados. IGNACIO GIL ASÍ JUGARON BARCELONA VALDÉS: Bien. Menos trabajo de lo que podía esperar. Un par de despejes de puños, un par de salidas por bajo y una buena intervención a remate de Salgado. OLEGUER: Notable. Más tranquilo en la primera parte, en la que incluso se incorporó al ataque porque no tenía nadie a quien marcar y sobrio y seguro en la segunda ante Robinho. Le borró. PUYOL: Muy bien. Frenó los intentos de uno contra uno de Ronaldo y se adelantó a todos los balones. Comenzó como central izquierdo, pero pronto se pasó a la derecha para estar con Ronaldo. MÁRQUEZ: Notable. Cambió su posición con Puyol en cuanto fue advertido por el árbitro por una dura entrada a Ronaldo. Dominó el juego aéreo y pareció sobrado en la posición de central. GIO: Notable. En la primera parte estuvo más atrás, pendiente de Robinho, pero en la segunda dobló continuamente a Ronaldinho por su banda, creando un par de jugadas de peligro. XAVI: Muy bien. El dueño de la situación. Juega con una naturalidad pasmosa. Esconde el balón y lo juega con una visión fuera de lo normal. Se animó con acciones individuales de mérito, e incluso con algún remate desviado. Empequeñeció a Zidane, que jugaba por su lado. EDMILSON: Notable. Parece que no está, queda oscurecido por Xavi y Deco, pero siempre está cerca de ellos para darles una opción de pase. No se complicó la vida nunca y cuando atacaba el Madrid se incrustaba entre los dos centrales. DECO: Notable. Físicamente no pareció al máximo, pero tiene tanta calidad y sabe maniobrar con tanta inteligencia que apenas perdió balones. Más trabajador que brillante. MESSI: Notable. No marcó y tuvo dos ocasiones para hacerlo que le paró Casillas, pero estuvo en todas. Con el balón en los pies es imparable y se entiende bien con sus compañeros de arriba. ETO O: Muy bien. Eléctrico, es la flecha del equipo. Impresionante su remate en el primer gol y ya antes había podido marcar otro. Muy motivado, presionó por todo el frente del ataque. RONALDINHO: Muy bien. Puso en pie a medio Bernabéu. Nada mejor se puede decir de él. Brillante, extraordinario durante todo el partido y de matrícula en las acciones de los dos goles. Mejor verlos una y otra vez. Faltan palabras. INIESTA: bien. Entró frió, pero dejó un par de muescas de su calidad. Eto o pudo con todos los marcajes, como aquí ante Roberto Carlos AFP