Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 20 11 2005 Los domingos 59 MANUEL FRAGA Ex presidente de la Xunta de Galicia Habría sido peor que ganara el otro bando Como ex ministro de Información y Turismo y embajador en Londres durante el franquismo, tiene claro el error de pretender abordar una segunda transición TEXTO: B. T. FOTOS: JORDI ROMEU. JAVIER PRIETO. EFE Miembros jóvenes del PP evocan a sus abuelos republicanos: Ya no cuela lo de herederos del franquismo Otra derrota póstuma. Los jóvenes tienen mala imagen de Franco rigentes políticos en puestos de responsabilidad que no han convivido con el régimen de Franco. Además de los que llegaron a la edad adulta, la de votar, en democracia (que son quienes, como el propio presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, están en el entorno de los cuarenta años de edad) ahora irrumpen los que no convivieron con el franquismo ni siquiera de niños. El diputado socialista vasco Eduardo Madina, nacido en 1976, es uno de ellos. Su primera reflexión es que se ha producido en la sociedad una especie de agujero, un pasar por encima de esa etapa que no se corresponde con la memoria histórica de las familias. Ha sido fundamental para la consolidación de la democracia haber dejado (Pasa a página siguiente) Otoño de trabajo en el Parlamento gallego y además (el aprovechamiento milimétrico del tiempo es una de sus capacidades) horas de despacho enfrascado en el rescate minucioso de recuerdos para su libro de memorias. El ex presidente de la Xunta de Galicia exhibe sin complejos su prolija y sobresaliente carrera política al servicio de España como dice él siempre) que pespuntea los manuales y tratados de Historia contemporánea desde los años sesenta. Manuel Fraga habla del franquismo con la naturalidad de quienes supieron poner los cimientos de la Transición. ¿Qué le parece la retirada de los símbolos franquistas? -Una gran equivocación. Entiendo que hace treinta años abrimos una etapa nueva en la que se renovó lo que había que renovar. Yo tengo amigos que ponen en cuestión que el rey Wamba fuera depuesto, así que por esa vía imagínese usted dónde podríamos llegar. Hemos tenido la fortuna de contar con el Rey Don Juan Carlos, que ha hecho un trabajo magnífico, tenemos un Príncipe extraordinario, se modificará la Ley de Sucesión de acuerdo con la mayoría y no debemos perder el tiempo en detallitos. ¿Por qué ahora? ¿A qué obedece esto? -Hay personas a las que les hubiera gustado que las cosas no hubiesen salido tan bien como han salido, y puede que sea eso lo que tratan de poner en cuestión. Pretender ahora una segunda transición es un tremendo error. ¿Cree que tienen que ver en este gran ruido las alianzas que mantiene el partido en el Gobierno? -Me temo que algo así, sobre todo en el tema del Estatuto. -Usted vivió los últimos momentos del franquismo como embajador en Londres ¿Cómo los recuerda? -Pues lógicamente por allí pasaba todo el mundo, todos los que preparaban la Transición y yo ayudé en lo que pude. ¿Cómo veían el proceso desde fuera, tenían allí claro que esto se acababa? -Los ingleses son muy realistas y lo entendieron perfectamente porque de alguna manera estábamos reproduciendo algunos de los mejores momentos de la historia de Inglaterra. ¿Qué fue lo mejor y lo peor del franquismo? -Bueno, lo mejor fue lo menos malo de quiénes ganaron la guerra, porque si hubieran ganado los otros habría sido peor. Lo peor es que duró demasiado. ¿El propio Franco adivinaba que con él se acababa el régimen? -Yo creo que sí, pero apuró demasiado la cuestión. Quería una restauración de la Monarquía y efectivamente lo consiguió. En eso no se equivocó... Recuerde usted que hubo por un lado un pretendiente carlista, por otro un nieto de Alfonso XIII que se casó con la nieta de Franco, pero él nunca vaciló en lo que iba a ser la solución. ¿Tenía diseñado algún tipo de transición? -Quería una transición que entroncara con la línea de Alfonso XIII, pero no lo podía hacer a través del padre de Don Juan Carlos, que se había colocado enfrente Hemos de él manejado tenido la por determinados grupos. fortuna de- -Una de las cocontar con el Rey, que sas que queda del franquisha hecho un mo es precisamente la Ley trabajo magnífico Fraga de prensa que usted impulsó como ministro de Información... -Mire usted, fue una ley positiva. El artículo segundo quedó anulado por la propia Constitución y lo demás... supongo que se ha considerado que no es la peor. Supuso un paso hacia la apertura. ¿Cómo recuerda su baño en Palomares? Algunos ven en su imagen con el meyba uno de los iconos del franquismo. -No, no, nada de eso, en aquel momento de lo que se trataba era de defender el turismo de España. Fue un gesto muy inteligente que, por cierto, no quiero presumir de que es mío, porque lo diseñó la esposa del embajador norteamericano, del señor Duke. Había sido relaciones públicas de la Pepsi- Cola y dio en la clave exactamente.