Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
26 Nacional DOMINGO 20 11 2005 ABC Cinco trabajadores heridos al desplomarse un puente del AVE Madrid- Valencia El encofrado cedió cuando los empleados estaban hormigonando en un costado JAVIER REIGADAS VALENCIA. Cinco trabajadores, cuatro portugueses y un español, resultaron ayer heridos leves cuando cedió el encofrado de un puente en la localidad Un tren atraviesa el puente, parte de cuyo encofrado se desplomó ayer ROBER SOLSONA valenciana de Pobla Llarga- -a 50 kilómetros de distancia de la capital del Turia- -en las obras del AVE Madrid- Comunidad Valenciana denominadas Puente de Barxeta que actualmente se desarrollan en paralelo a la actual vía de Renfe. Los cinco heridos, que en ese momento, hacia las 11 horas de la mañana, se encontraban hormigonando en un costado de la estructura de entre 6 y 8 metros, aunque en ese punto no superaba el metro de altura, fueron trasladados a los hospitales de Alzira y Játiva, y horas más tarde fueron dados de alta, eso sí, tras sufrir un gran susto que no olvidarán en su vida. Ahora, la Jefatura de Obras está realizando una investigación técnica para determinar la causa del accidente, desconociendo por el momento si las intensas lluvias de los últimos días han podido influir en lo ocurrido. Las obras del tramo L Enova- Pobla Llarga, de 5,3 kilómetros de longitud, fueron adjudicadas a la empresa Corsan- Coviam que contrató a la compañía Peri especialista en encofrados, la tarea específica para el puente en cuestión. Se da la circunstancia de que los trabajos de la Alta Velocidad ferroviaria en dicho tramo se tenían que concluir el próximo diciembre, dado que comenzaron en mayo de 2003 y tenían 32 meses de plazo de ejecución. Un edificio de cinco plantas se viene abajo en Lérida sin causar víctimas ABC LÉRIDA. Un edificio de cinco plantas se vino abajo ayer por la tarde en el centro histórico de Lérida sin provocar víctimas, dado que las familias que vivían en él no se encontraban en sus casas, según confirmó el alcalde leridano, Ángel Ros. No obstante, al cierre de esta edición, los bomberos de la Generalitat continuaban removiendo los escombros con perros adiestrados. El derrumbamiento se produjo a las 16.43 horas en el número 33 de la calle Cavallers; sólo quedó en pie la fachada del bloque, por lo que los edificios contiguos tuvieron que ser desalojados. El alcalde de Lérida señaló que la semana pasada se detectaron en el bloque siniestrado unas grietas. Se da la circunstancia que el edificio de al lado se había derribado en el mes de abril, por lo que el siniestrado ayer fue apuntalado con vigas. Según el regidor, no era previsible que se viera afectado