Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 20 11 2005 Nacional 23 Un rumano mata a su mujer a puñaladas en una finca de Tarragona b La pareja estaba trabajando en El 20- N provoca diferentes manifestaciones en Madrid M. GARCÍA la recogida de naranjas cuando ocurrió el crimen: con esta muerte son ya 56 las víctimas de violencia de género en lo que va de año S. N. TARRAGONA. La Guardia Civil detuvo ayer por la tarde a un hombre de 52 años, acusado de la muerte de su mujer, de 48, en Santa Bárbara (Tarragona) según informó la Subdelegación del Gobierno de esta provincia. Dumitru I. de origen rumano, apuñaló a su esposa, Marioara I. de la misma nacionalidad, cuando ambos se encontraban trabajando en la recogida de naranjas en una finca del citado término municipal. Los hechos ocurrieron a la una de la tarde. Tras atacar a su mujer con un cuchillo, el agresor la trasladó al centro de atención primaria (CAP) de Santa Bárbara, donde la víctima murió. Los responsables de este centro médico alertaron a la Guardia Civil a las tres de la tarde y el homicida fue detenido poco después. La pareja residía en la localidad de Simat de Valldigna (Valencia) desde donde se había trasladado a Tarragona. AFP MADRID. Cientos de falangistas se manifestaron ayer en Madrid (en la imagen) por la unidad de España y contra el Estatuto de Cataluña. Coreraron gritos contra el Rey, el presidente del Gobierno, el líder de la oposición, los negros, los periodistas y los homosexuales. Horas después, unas 3.000 personas asistieron a una misa en el Valle de los Caídos para conmemorar el 20- N. Por su parte, la Coordinadora Antifascista de Madrid recordó en su concentración a los terroristas de ETA y FRAP fusilados en septiembre de 1975 Bélgica juzga a los contactos europeos de los terroristas implicados en el 11- M El proceso pone de manifiesto las lagunas en la coordinación policial cobijo a Mohamed AFalah y Yusef Belhadj, dos marroquíes que huyeron de Leganés, se sientan en el banquillo de los acusados en Bruselas ENRIQUE SERBETO. CORRESPONSAL BRUSELAS. La Justicia belga ha iniciado esta semana un proceso judicial contra las redes de terrorismo islámico infiltradas en este país y cuyas ramificaciones llevan directamente a los autores del atentado de Madrid el 11- M y al de mayo de 2003 en Casablanca. No se descarta que del juicio que se inició el miércoles en el Tribunal Correccional de Bruselas aparezcan nuevas revelaciones sobre los detalles de estos crímenes, aunque lo primero que se puesto b Las células que dieron La llevó a un centro médico La Guardia Civil investiga las causas del suceso e instruye las diligencias que pondrá a disposición del Juzgado número 1 de Amposta (Tarragona) que ha decretado el secreto de sumario, informa Efe. El nuevo crimen cierra una semana teñida de luto en la que han muerto cuatro mujeres a manos de sus parejas y eleva la sangría de la violencia de género a 56 víctimas mortales en lo que va de año. El lunes fue el día más negro de estos meses, ya que se produjeron tres asesinatos en menos de 24 horas. Dos de las víctimas eran ancianas, de 76 y 77 años, y perdieron la vida en Calatorao (Zaragoza) y Ponteareas (Pontevedra) a manos de sus maridos; la tercera era una joven de 33 años vecina de Petrer (Alicante) que murió tras dispararle su compañero sentimental dos tiros con una escopeta de caza. La joven estaba, al parecer, embarazada y su agresor se suicidó a continuación con la misma arma. Ninguna había denunciado antes a su pareja, pese a que existían antecedentes conocidos de malos tratos, según revelaron sus allegados. Según los datos del Instituto de la Mujer, el 29 por ciento de las víctimas mortales de este año se han registrado en parejas rotas o en crisis. La muerte de Marioara, rumana como su marido, hace que sean ya 18 las extranjeras fallecidas este año en España a manos de sus parejas o ex parejas. en evidencia es que hasta ahora los terroristas han jugado con la enorme ventaja que les ha proporcionado la descoordinación entre los servicios policiales de todos los países de la Unión Europea. Lo más claro de lo que se deduce de este proceso es desgraciadamente que todas las declaraciones políticas que realizan los ministros europeos de Interior no se han traducido en acciones concretas. Para Bélgica, se trata de la primera ocasión en la que se aplicará la nueva legislación antiterrorista. Bélgica, sede de la UE y de la OTAN, está considerado como una base logística para los terroristas que operan en Europa. Una trama muy eficaz de falsificación de documentos, los circuitos de financiación clandestinos más activos, Bélgica se considera hoy el eslabón débil de la lucha europea contra el terrorismo escribía en su último número el semanario Maroc Hebdo interesado en el tema porque la mayor parte de los procesados son marroquíes o de origen marroquí. Dos terroristas huidos de Leganés justo antes de la irrupción de la policía y de la inmolación de los demás miembros de la célula del 11- M, Mohamed Afalah, marroquí de 29 años, y Yusef Belhadj, de 27, han tenido contactos con los procesados en Bruselas. Las huellas de Afalah han aparecido en el apartamento de uno de los que ahora se sienta en el banquillo de los acusados, un tal Murad Chabaru, lo que confirma que cuando se perdió su pista en Barcelona vino a Bélgica en busca de protección y de papeles. Ahora se cree que de aquí viajó a Irak y allí se suicidó en un atentado. A Yusef Belhadj la policía belga lo detectó no una sino dos veces en el aeropuerto de Bruselas, pero no lo detuvo hasta la segunda ocasión, porque no había recibido antes sus huellas acompañando la orden de detención enviada por la Policía española. Belhadj está considerado como la persona que aparecía en el vídeo que reivindicaba las bombas de Atocha y fue entregado esta primavera a las autoridades españolas. Aunque no asiste a las sesiones, también forma parte de la lista de los acusados. Las mismas faltas de coordinación se han producido en relación a los contactos entre los militantes del Grupo Islámico Combatiente Marroquí al que pertenecen los procesados y las redes paralelas en Holanda, con el llamado Grupo de Hofstad del que salió el asesino del cineasta Theo Van Gogh y que tiene conexiones también con las bombas de Madrid.