Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 19 11 2005 107 Los sábados MOTOR de GASTRONOMÍA EN ENERO DE 2006 SALDRÁ A LA VENTA LA OCTAVA GENERACIÓN DEL ARTE SOLIDARIO PINTORES DE LUJO SUBASTARÁN CUADROS EL LUNES CONTRA UNA ESCLEROSIS COMO LA ELA COMER FLORES NO ES UNA LOCURA SNOB. ES ALGO TAN ANTIGUO COMO EL MUNDO HONDA CIVIC 5 PUERTAS Abdelhai Belghazi compró esta casona para construir su residencia. Pero era demasiado grande- -afirma- y así nació la idea de abrir un riad, el Sheherazade Los riads, casonas o palacios convertidos en hotel, son la última moda del turismo en Marruecos. En Fez, junto a la medina más tradicional y laberíntica del país, hay una veintena, todos con la misma estructura: un patio vestido con azulejos, agua y plantas, y unas pocas habitaciones decoradas con mimo. Hemos recorrido estos alojamientos- delicatessen para descubrir sus secretos Descanso en palacio Elpat TEXTO: JUAN FRANCISCO ALONSO FOTOS: GONZALO CRUZ io es un oasis alfombrado de azulejos. Y, sobre la alfombra Abdelhai Belghazi, psicoanalista, profesor de Universidad, de gesto amable que subraya un mostacho poblado, presume de la casona que ha convertido en un hotel de catorce habitaciones: el riad Sheherazade En el centro, una fuente salpicada de flores; enfrente, la piscina, zurcida- -como manda el gusto de Fez- -con azulejos blancos y azules y cubierta en las esquinas por palmeras y naranjos; y alrededor, las habitaciones, decoradas con mimo, al estilo tradicional marroquí. El Sheherazade es un ejemplo bellísimo de riad casonas o palacetes de marroquíes adinerados reconvertidos en hoteles- delicatessen Mientras habla el doctor Belghazi, nos envuelven los sonidos arábigo- andaluces de estas edificaciones tradicionales, el agua omnipresente, las conversaciones pausadas, el tintinar de las copas en el restaurante, la brisa que se cuela entre los arcos y las ventanas de las suites, siempre alrededor del patio. La casa fue construida a finales del siglo XIX, y rehabilitada hace tres años en principio como vivienda, En Fez han abierto al público en los últimos años dos docenas de estas casonas tradicionales aunque como era demasiado grande para mí- -explica Belghazi- terminó por convertirse en la maison d hôtes que hoy visitamos, uno entre la veintena de riads que se han abierto en los últimos tiempos en Fez. La moda de estas casonashoteles es muy reciente. La primera de ellas, La Maison (Pasa a la página siguiente)