Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 19 11 2005 Sociedad 63 Religión El Papa considera la constitución Dei Verbum columna del Concilio Vaticano II Invita a redescubrir las Escrituras en el 40 aniversario del documento su participación en la elaboración del histórico documento, una de las columnas maestras de todo el edificio conciliar JUAN VICENTE BOO. CORRESPONSAL ROMA. El mayor acontecimiento eclesial del siglo XX entraba hace 40 años en su recta final cuando Pablo VI firmó, el 18 de noviembre de 1965, la Constitución dogmática Dei Verbum sobre el modo de entender la Sagrada Escritura, y el decreto Apostolicam actuositatem sobre el apostolado de los laicos. El Concilio Vaticano II, convocado por Juan XXIII en 1959, concluiría el 8 de diciembre de 1965, y Benedicto XVI quiere resaltar esta efeméride. Hace unos días, el Papa recordaba con cariño haber participado en primera persona, como joven teólogo, en las vivas discusiones sobre la Dei Verbum una de las columnas maestras de todo el edificio conciliar La Constitución Dei Verbum ha permitido revalorizar la importancia fundamental de la Palabra de Dios, de lo que ha derivado una renovación en la vida de la Iglesia e incluso en el camino ecuménico b Benedicto XVI recuerda Últimas piedras del Vaticano II 28 octubre 1965: Declaración Nostra Aetate sobre relaciones con el judaísmo y las otras religiones. 18 noviembre 1965: Constitución Dei Verbum sobre la Sagrada Escritura. Decreto Apostolicam Actuositatem sobre el apostolado de los laicos. 7 diciembre 1965: Constitución Gaudium et Spes sobre la Iglesia en el mundo actual. Declaración Dignitatis humanae sobre libertad religiosa. 8 de diciembre 1965: clausura del Concilio. Como uno de los peritos conciliares que contribuyeron a elaborar la Dei Verbum Joseph Ratzinger lleva 40 años observando el proceso de asimilación de un documento fundamental. En 1997, cuando escribió su autobiografía, reconocía con sencillez que es uno de los textos claves del Concilio, pero no ha sido todavía asimilado plenamente Esa preocupación la compartía Juan Pablo II, quien aprobó en 1993 el documento La Interpretación de la Biblia en la Iglesia elaborado por la Pontificia Comisión Bíblica, presidida por el cardenal Ratzinger. Al presen- AP Ratzinger, un Pontífice de hielo El director de Anique Kuizenga finalizó ayer la estatua de hielo del Papa Benedicto XVI, que se encuentra en la ciudad de Oberhausen (Alemania) que en estos días celebra su Festival Internacional de Estatuas de Hielo. En la imagen, Ratzinger aparece investido con los mismos ornamentos que utilizó durante su primera aparición pública como Pontífice, el pasado 19 de abril, una vez elegido en el Cónclave como sucesor de Juan Pablo II. tar el documento, Juan Pablo II animaba a recurrir a todas las ciencias para conocer mejor el sentido del texto sagrado: los progresos recientes de la investigación lingüística, literaria y hermenéutica han llevado a la exégesis bíblica a añadir al estudio de los géneros literarios muchos otros puntos de vista y otras ciencias humanas como la psicología y la sociología En el prólogo, el cardenal Ratzinger recordaba que el estudio de la Biblia es el alma de la teología, y no termina nunca: cada época debe, de nuevo y a su manera, intentar entender los Libros Sagrados En 2001, la Pontificia Comisión Bíblica añadió la pieza que faltaba mediante otro gran documento, El pueblo judío y sus Sagradas Escrituras en la Biblia cristiana pues, según afirma, sin el Antiguo Testamento, el Nuevo Testamento sería un libro indescifrable, una planta sin raíces, destinada a secarse