Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 19 11 2005 Opinión 7 hablando. El cerebro es un órgano plástico que sólo trabaja por referencias y contrastes a cualquier edad, embebiendo y convirtiendo su entorno en patrones temporales de funcionamiento. De hecho las concepciones del mundo de cada cerebro se realizan acorde a los códigos de funcionamiento que hemos arrastrado con la evolución, pero modulados constantemente por un medio ambiente y social. Cada ser humano es, en buena medida, un espejo de lo que le rodea. De una inmersión en uno u otro marco de referencia saldrán claramente individuos diferentes. Y eso sólo se logra formando y educando niños, sus cerebros, que hablen lenguas que unan y no separen, y eliminando barreras otrora útiles y hoy ya no tanto. Justo lo contrario de lo que se pretende con los nacionalismos. LA ESPUMA DE LOS DÍAS CONTRACORRIENTE E pondera en exceso el hecho de ser el primero en cualquier cosa, la circunstancia de abrir nuevos caminos sin considerar si llevan al abismo o a la gloria. Ya sea por el prestigio mediático que tiene la innovación o por nuestro complejo de pérdida de trenes históricos, lo cierto es que la autoalabanza se dirige más a su carácter pionero que a la sustancia de las actuaciones, sin advertir que a los pioneros los matan los indios. Somos unos adelantados en el reconocimiento del matrimonio entre homosexuales, en la búsqueda de la pluralidad nacional, en las restricciones medioambientales, en el enredar en la memoria histórica, en el impulso a la alianza entre quien sea, o en meter el dedo en el ojo a los USA, pero los adelantaMANUEL ÁNGEL mientos en sí no dicen MARTÍN nada sobre la bondad de esas audaces iniciativas gubernamentales. De vez en cuando es aconsejable auscultar el entorno y comprobar de dónde vienen los vientos de la historia, no sea que seamos nosotros quienes llevemos mal el paso o quienes tengamos el velamen mal dispuesto. Chistophe Lambert- -ni el actor, ni el escritor, sino el patrón de Publicis- -ha publicado su primer libro sobre esa sociedad del miedo en que, según él, se ha convertido Francia, y está siendo tan valorado por los partidarios del cambio como denostado por los fans del statu quo. Lambert se arriesga a afirmar que los revolucionarios de hoy son, antes que nada, feroces reaccionarios, y que sus nocivos efectos se remontan a 1981. Entonces, mientras las grandes potencias acometían su revolución liberal, Francia se lanzaba a la experiencia socialista. Es, sin duda, una tesis temeraria pero que merece ser considerada a la vista de la complicada situación a la que se ha llegado. En todo caso, nunca está de más observar qué hacen los otros- -los mejores- -y hacia adónde dirigen sus pasos, no sea que las barbas no se remojen a tiempo, porque tan mala puede ser la sociedad del miedo como la sociedad de la inconsciencia. Lo que se está viendo es que, tanto en la empresa como en la política, la dimensión es un factor de poder y competitividad, y que el fraccionamiento nacional es una estrategia que sólo interesa a nuestros competidores. Asimismo, es fácilmente comprobable que el criterio generalizado considera la pluralidad lingüística una riqueza cultural, pero también una barrera a la comunicación y a la integración social y política. La Unión Europea afirma que simplemente con unas regulaciones administrativas como las americanas, el PIB europeo crecería un 15 por ciento, y aboga por la simplificación de las europeas, pero nosotros seguimos abusando de la intervención pública. Lo pragmático es comerciar con todos los países, pero no hay por qué aplaudir a los líderes no democráticos, ya sean chinos, marroquíes o cubanos. Hacerlo sería ir- -en un asunto más- -contracorriente. S unos pocos líderes políticos que se empecinan en imponer la nación chica frente a la nación grande ignorando profundamente los mecanismos cerebrales originarios a los que obedece su conducta? Sólo se puede lograr con una educación y una cultura que, desde el principio, destruya esas tablas de la ley endogámicas y provoque en los cerebros esa otra emoción de la geografía e idioma largos Y crear frente a la inmersión empobrecedora y localista en geografía e idioma la inmersión abierta a un mundo de comunicación con lenguajes universales y que además cambian vertiginosamente. Quien habiendo vivido en un medio social localista pero sus circunstancias le han llevado a vivir en otros países, casi a cualquier edad, sabe bien de lo que estoy Nuestro mundo occidental está abriendo sus puertas a una nueva cultura que pronto se conocerá como Neurocultura, que permitirá entender cómo actuamos y pensamos basados en la lectura de los códigos que gobiernan el funcionamiento del cerebro a la luz del proceso evolutivo. Cultura que tiende a absorber las pequeñas geografías, los pequeños grupos y los pequeños idiomas en un inevitable huracán detrás del cual se busca una ética universal y un idioma que aúnen y alcancen nuevos significados para el ser humano. Y esa ética universal, sin la cual posiblemente las catastróficas predicciones demográficas y medioambientales que se hacen para el año 2050 pueden cumplirse, nos debe llevar a un mundo más ambicioso de solidaridad y profundo respeto abierto superando las diferencias sin fronteras, ni lugares, ni lenguajes. Ante ese mundo, la mirada empobrecida. endogámica y atomizada de ese yo soy diferente y hablo diferente y tengo esta pequeña tierra que es mía y es diferente y también mejor a la tuya lleva en su esencia una lectura errónea de unos códigos cerebrales que deben ser reinterpretados. Cataluña o Andalucía, País Vasco o Cantabria, Galicia o Asturias sin fronteras son España y ésta es, sin fronteras, Europa. Eso empieza hoy a ser supervivencia. Eso es una relectura actualizada en grande de los códigos profundos de emoción y geografía que tanto sirvieron hace tiempo en pequeño Ante estas pequeñas reflexiones uno experimenta una cierta tristeza al ver como hay gentes que pierden su tiempo y sus talentos ensalzando una emoción y un sentimiento reivindicativo, aquel de la pequeña geografía, cuando esos mismos talentos pudieran ejercitarse en un mirar hacia una geografía grande, generosa, para el beneficio de muchos y no de tan pocos. PALABRAS CRUZADAS ¿Se da en España la financiación irregular de los partidos políticos? POR SUPUESTO QUE NO AY, DOLOR UÉ es corrupción? Corrupción no es (solamente) meter la mano directamente en la caja, como democracia no es (solamente) votar una vez cada cuatro años, y ya. La política se corrompe cuando los políticos no son conscientes de ser servidores de la ciudadanía, que los elige y paga vía impuestos. Cuando un político se siente mal pagado y se complementa es corrupto. Cuando confunde sueldo privado (o créditos bancarios privados) con cosa pública, corrupto. Cuando recibe donaciones que no se sabe bien por qué llegan, es corrupto. Cuando trata de comprar o hundir a periodistas, de influir en medios, de quitar directores de periódicos, columnistas o tertulianos para sustituirlos por otros más cercanos corrupto. Corrupto si tiene el rostro de cemento a la hoFERNANDO ra de justificar créditos bancarios impagaJÁUREGUI dos. Cuando retiene una encuesta pública para maquillarla, es corrupto. Cuando admite dádivas municipales que provienen de recalificaciones, corrupto. Cuando tolera tránsfugas, corrupto. Cuando viaja al extranjero sin justificación, corrupto. Cuando prevarica otorgando favores, aunque sean (apenas) televisivos, corrupto. Si se da medallas cuando es él quien las otorga, corrupto. Cuando difama a los adversarios o indiferentes desde los focos del poder, para desprestigiarlos, corrupto. Si trata de ordenar el panorama económico a su imagen y semejanza, corrupto. Y corrupto si promete en el programa electoral lo que no cumple. Ay, dolor de este país nuestro. H AY políticos corruptos, como hay empresarios, abogados, electricistas, jueces y periodistas corruptos; nadie está libre de compartir oficio con un delincuente, pero la política no es un mundo en el que la corrupción está asentada, generalizada, aunque determinados personajes de la política no sólo deberían acabar en la cárcel- -algunos lo están- -sino que tendrían que ser arrojados a los infiernos, tendrían que recibir el rechazo y desprecio públicos, porque sus actuaciones delictivas provocan titulares y provocan, por tanto, que la imagen de la política sea hoy deplorable. No hay corrupción masiva en la política, pero sí hay mucha desgana para atajar los brotes de corrupción: hemos visto con escándalo que en sede parlamentaPILAR ria un presidente acusa al anterior GobierCERNUDA no de conocer lo que significa el 3 por ciento y luego retira sus palabras mascullando no sé qué de un soufflé. Vemos con estupor cómo los concejales se pelean por hacerse con el área de urbanismo, como vemos a ex políticos que viven en el boato cuando pocos años atrás no tenían dónde caerse muertos. Se acabaría de cuajo con esos casos si los propios políticos cogieran al toro por los cuernos y se presentaran denuncias por los casos de corrupción que pasan ante sus narices. Porque pagan justos por pecadores, los muchos políticos decentes sufren el sambenito de que viven en un mundo de corrupción. Que no lo es. Palabra. ¿Q ¿Y usted qué opina? Déjenos su mensaje o su voto en la página web www. abc. es eldebate