Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
72 Espectáculos VIERNES 18 11 2005 ABC VIERNES DE ESTRENO mos años, en parte debido al incremento de casos. Ningún psiquiatra había apoyado la existencia del espíritu, algo que ahora ha cambiado Y es que aquellos psiquiatras agnósticos que han sido testigos de una experiencia de este tipo han terminado por creer También es un hecho la creciente dedicación de sacerdotes al acto del exorcismo. Hay dos en Londres, uno en Viena, en Italia hay en casi todas las diócesis... España, donde se dan al año entre ocho y diez casos, cuenta con siete sacerdotes que realizan esta práctica que consiste, principalmente, en aplicar el ritual: leer las oraciones a Dios para que salga el demonio Sobre lo sucedido en Alemania, Fortea, que conoce bien el caso, asegura que la muerte de la joven fue consecuencia de la inexperiencia de los sacerdotes, que tenían que haberla llevado al hospital y cuando estuviera bien físicamente seguir con el Existen el exorcismo demonio y la Muy crítico con el racionalismo y la soposesión y Jesús otorgó ciedad europea actual, que ha dado la la palabra espalda al mundo del para comba- cristianismo los principales focos de tirlos posesión hoy en día se encuentran en Haití, Brasil y las zonas profundas de África, aunque también puede afectar a un profesor de Berkeley y no importa que sea ateo Afecta, además tanto a personas que profesan la religión musulmana o budista En cuanto a la existencia del diablo y de las posesiones, en opinión de Fortea éstas contribuyen a un fortalecimiento y aumento de los feligreses. A corto plazo, el diablo hace sufrir, transforma la vida en un infierno, pero, a largo plazo, si le sucede a una persona, toda la familia se convierte. Es como un milagro, aquél al que le sucede es ya un converso Gran aficionado al cine, no puede evitar referirse al título de referencia en estos temas: El exorcista (1973) Para mí es la mejor película de terror de la historia del cine asegura, a lo que añade que su filmación estuvo marcada por la providencia. Se hizo porque Dios la permitió para dejar este tema claro en una época de crisis. Era un apostolado a través de mostrar un rito Jennifer Carpenter realiza una magnífica y convicente construcción de su personaje Emily Rose Quien invoca espíritus corre el riesgo de ser poseído afirma el padre Fortea Hoy se estrena El exorcismo de Emily Rose inspirada en un hecho real b El sacerdote José Antonio Fortea, exorcista y experto en demonología, alaba la película pues muestra las dos caras del exorcismo: la escéptica y la religiosa SUSANA GAVIÑA MADRID. Sobrecogedora. Así es la película El exorcismo de Emily Rose dirigida por Scott Derrickson, que también firma el guión junto a Paul Harris Boardman. Un guión que está inspirado en una historia real ocurrida hace tres décadas en Alemania y que tiene nombre propio: Anneliese Michel. Esta adolescente sufrió durante años- -de 1968 a 1976- -extraños transtornos que fueron calificados como posesión por los sacerdotes que la trataron. Después de numerosas sesiones de exorcismo, la joven falleció. Como consecuencia de esta muerte, los sacerdotes fueron juzgados y condenados por no prestar auxilio a Anneliese que murió por desnutrición. Y es que entre los numerosos síntomas que padecía se encontraba la imposiblidad de digerir alimento- -si lo hacía inmediatamente era expulsado por la nariz- Esto provocó que la joven, de 1,80 metros de estatura, llegara a pesar cuarenta kilos y muriera de inanición. Treinta años después, el caso se ha reabierto en Alemania para aclarar algunos puntos oscuros. El exorcismo de Emily Rose parte de esta historia, aunque no se ajusta al cien por ciento a ella, sin que se desvirtúe su objetivo: mostrar las consecuen- cias de un exorcismo a través de un juicio en el que se juzga a un sacerdote tras la muerte de una joven. En el banquillo se sientan el derecho a creer en el diablo y el derecho a combatirlo con las armas prescritas por la religión católica; y frente a él, el escepticismo racionalista y científico. La película refleja bien la existencia del espirítu- -afirma el sacerdote José Antonio Fortea, experto en demonología y exorcista autorizado- Ofrece, además, las dos visiones: la religiosa y la exceptica Fortea quiere dejar bien clara cuál es la posición de la Iglesia frente a fenómenos como éste: El demonio existe, se da la posesión y Jesús otorgo la palabra para combatirla. El que no crea en esto es un hereje Asimismo, afirma que éste es un fenómeno que ha crecido mucho en las últimas décadas, debido en gran parte a la práctica del esoterismo, la santería afrocubana, la magia o ritos similares, y la gente no está debidamente informada Además se muestra tajante cuando afirma que quien invoca a los espíritus corre el riesgo de ser poseído Fortea reconoce que el tratamiento de este tema ha ido cambiando en los últi- El exorcismo de Emily Rose Las sombras de Dios EE. UU. 2005 Director: Scott Derrickson Intérpretes: Laura Linney, Tom Wilkinson, Jennifer Carpenter JOSÉ MANUEL CUÉLLAR H ete aquí que cuando menos te lo esperas suena la flauta. Ve uno los carteles de este nuevo exorcismo, el rostro desencajado, magullado, horrible y feúcho, y piensa uff, otra de ketchup, asquerosidades varias, vómitos y diarreas. Ni que me paguen voy Error, craso error. No hay que dejarse llevar por las apariencias. Estamos ante un trabajo serio, sólido, bien documentado y formidablemente ambientado de lo que fue un he- cho real. Un exorcismo realizado a una joven alemana que presuntamente estaba poseída. La chica murió durante dicho exorcismo y los tribunales de justicia se echaron encima del sacerdote que dirigió la ceremonia. A partir de este hecho, la obra se mueve más en dichos tribunales que en la cama ensangrentada o en el dormitorio nauseabundo, más en la diatriba ciencia- religión que en el falso arte de recrear el sufrimiento con técnicas ya usadas y abusadas. Sí que entra la película dentro de los demonios que acechan a la chica por medio de unos flash back recreados con mucho terror mental y poco físico, lo que es casi peor, porque el primero se te hunde en el cerebro y te aplasta contra la butaca pero, aún así, la película te deja respirar con continuas ayudas del presente y un continuo razo- namiento que no te deja de la mano. Y, además, la interpretación, que es de primer nivel (excelentes las dos chicas e impresionante de nuevo Tom Wilkinson, que enlaza lección tras lección y no se cansa de enseñar lo que es ser un buen actor de verdad) ajustada, densa y emocionante. Es cierto que se podrá reprochar a Derrickson una cierta decantación por el lado religioso, pero es un error nimio (y probablemente difícil de evitar) en la película. Cala mucho más la atmósfera opresiva, el terror oscuro y no rojo que prevalece en el tormento de la chica; las alusiones a los fantasmas, que se presienten más que aparecen, y toda esa duda, esa desazón, esa incógnita del segundo siguiente. Todo ello, globalmente, es lo que hacen de esta película una pequeña joya que no pasará desapercibida.