Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 18 11 2005 Espectáculos 71 Stoned aviva las incógnitas sobre la muerte del guitarrista de los Rolling El juez dictaminó una muerte accidental, ocurrida en el fondo de la piscina de Cotchford Farm b El constructor confesó lo sucedi- do en su lecho de muerte, en 1993, aunque no lo hizo públicamente sino al mánager que entonces tenían los Rolling Stones E. J. BLASCO. CORRESPONSAL LONDRES. El juez dictaminó una muerte accidental, ocurrida en el fondo de la piscina de Cotchford Farm, debido a los excesos de alcohol y droga propios de Brian Jones, pero las extrañas circunstancias de lo ocurrido aquella noche del 3 de julio de 1969 no han hecho más que alimentar todos estos años los rumores sobre el asesinato del guitarrista de los Rolling Stones. Habría razones para un suicidio, pues Jones se deslizaba por una pendiente destructiva desde que había perdido el liderazgo de la banda y, sobre todo, tras haber sido echado del grupo que había contribuido a formar y dar fama. Sin embargo, las investigacio- nes no oficiales realizadas en los últimos años convergen todas en la teoría del asesinato. Eso es lo que defiende Stoned (colocado) la película que hoy se estrena en el Reino Unido, dirigida por Stephen Woolley, y protagonizada por Leo Gregory y Paddy Considine. El primero interpreta a Brian Jones, y el segundo a Frank Thorogood, el oscuro constructor que trabó una extraña amistad con el músico y que el filme señala como el responsable de la muerte de Jones. Para realizar Stoned Woolley contrató los servicios de un investigador El guitarrista Brian Jones, primero por la derecha, junto a los Rolling Stones privado, que logró el testimonio de Janet Lawson, novia del mánager de los Rolling Stones. Lawson estaba la noche de la muerte de Jones en la mansión de Cotchford Farm y sospecha que Thorogood, que acababa de ser despedido, quiso asustar al músico en la piscina para forzarle a que le entregara el dinero que le debía. Sin querer matarle, Thorogood habría tenido a Jones bajo el agua más tiempo del que pretendía. El propio constructor confesó lo sucedido en su lecho de muerte, en 1993, aunque no lo hizo públicamente sino al mánager que entonces tenían los Rolling Stones. ABC Para realizar Stoned Woolley contrató los servicios de un investigador privado, que logró el testimonio de la novia del mánager de los Rolling Stones El estreno de Stoned ha propiciado que otras teorías se hayan expuesto estos días en la prensa británica. Una de ellas es la que está ultimando Trevor Hobley, un norteamericano especialista en Brian Jones que lleva ocho años investigando su muerte. Hobley asegura que un testigo, que aún no puede revelar, sugiere más bien que Jones fue atacado por alguien en el interior de la casa y luego fue llevado al borde de la piscina para introducir su cabeza en el agua hasta que murió. Su asesinato habría sido tapado por alguna autoridad.