Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
38 VIERNES 18 11 2005 ABC Madrid La falta de visibilidad activó en la madrugada medidas de prevención que se tradujeron en la reducción de operaciones La niebla colapsa el tráfico, cierra el Bus Vao y obliga a los viajeros a caminar por la calzada Los autobuses saturaron el intercambiador, que aún no ha empezado a ampliarse afectó a todos los accesos y circunvalaciones y causó hasta 140 kilómetros de atasco alrededor de toda la capital en plena hora punta MERCEDES CONTRERAS MADRID. Un doble problema, la niebla en la carretera y la saturación del intercambiador de Moncloa, dejó ayer inservible el Bus Vao en plena hora punta matutina. Los pasajeros volvieron a andar por la calzada, mientras que los conductores aguantaron un monumental atasco tanto de entrada como de salida en la carretera de La Coruña. Situación que se repitió, por las inclemencias del tiempo, en todos los accesos, en los que se acumularon hasta 140 kilómetros de atasco. La práctica ausencia de visibilidad, según la Dirección General de Tráfico, b La falta de visibilidad aconsejó no abrir el Bus Vao a las 6 de la mañana, como es habitual, dado que la niebla convertía en un peligro el acceso a este carril central de la A- 6 a la altura del kilómetro 20, junto a Las Rozas. El cierre del Bus Vao, que no se puso en servicio hasta pasadas las 8,30, retuvo no sólo a los turismos, sino también al gran número de autobuses interurbanos que circulan por este corredor; roto su ritmo de entrada en la ciudad, terminaron por agolparse y colapsar el acceso al intercambiador de Moncloa, ya en el carril sólo bus Los usuarios del Bus Vao tuvieron que optar, otra vez, por ir a pie de desesperarse dentro del autobús. Una situación se sigue repitiendo pese a que el Ayuntamiento ensanchó el carril para que permitiera que un autobús averiado fuera rebasado por otro. Una de las causas es la escasa capacidad que tiene este intercambiador de transportes, cuya ampliación todavía no ha comenzado. Los usuarios sufrieron ayer, por tanto, más problemas añadidos a los retrasos que están soportando por los paros intermitentes de la empresa Llorente o la huelga de celo de los maquinistas de Renfe en las líneas de ese corredor. Si, como hemos visto, el acceso por la nacional de La Coruña fue muy complicado, tampoco fue fácil para los conductores de la carretera de Toledo. TELEMADRID Una colisión junto al Puente de Praga y paseo de Santa María de la Cabeza, antes de la 7 de la mañana, retuvo el tráfico de tal modo que, según la DGT, el atasco alcanzó el kilómetro 32, hasta Parla. Dificultades generales Las dificultades del resto de las carreteras de acceso, así como de la M- 40, también estuvieron marcadas por la niebla, que hacia prácticamente imposible ver los carteles informativos. Esa falta de visibilidad provocó en la A- 5 una retención que llegó hasta el kilómetro 15; en la de Burgos hasta el 18; o en la A- 6 hasta el kilómetro 33, mientras que en el cuarto cinturón se sumaron unos 40 kilómetros de atasco Miles de usuarios afectados Con todos los autobuses parados, lo que obligó a la DGT a cortar la entrada de más vehículos en el kilómetro 7, los viajeros tuvieron, una vez más, que bajar de los autobuses y caminar en fila por el asfalto para poder llegar a Moncloa. Algunos llegaron, incluso, a recorrer a pie hasta 5 kilómetros después