Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
34 Internacional VIERNES 18 11 2005 ABC Miguel Galván Gutiérrez Periodista cubano preso Profesional de Havana Press, fue detenido en la oleada represiva de marzo de 2003 y condenado a 26 años. ABC apadrina su liberación en una campaña que promueve Reporteros Sin Fronteras El ministro de Economía de Lula, fortalecido tras su paso por el Senado b En medio de las denuncias de corrupción, Palocci afirmó que sigue fuerte, firme y presente al frente de la economía, y que tiene el apoyo del presidente VERÓNICA GOYZUETA CORRESPONSAL SAO PAULO. El ministro de Economía de Brasil, Antonio Palocci, pasó casi diez horas contra la pared para defender su cargo y rebatir las denuncias de corrupción en su contra, y salió fortalecido. Considerado un ministro intocable y hasta blindado en medio de la ola de sospechas de corrupción que ya derribó a los principales hombres del equipo de Luiz Inácio Lula da Silva, Palocci dijo que sigue fuerte, firme y presente en la dirección de la economía brasileña y que tiene el apoyo del presidente. Estoy preparado para seguir instrumentando esta política (económica) y no hay señales del presidente Lula de que ésta deba ser alterada afirmó el ministro el pasado miércoles ante la Comisión de Asuntos Económicos del Senado. Horas antes, Palocci se tambaleaba y parecía haber perdido hasta el respaldo de Lula, que en un discurso sobre economía esa misma mañana no mencionó a Palocci y dejó al mercado en tensión. Pero después de las declaraciones de Palocci, que anticipó su visita al Senado una semana antes para acallar los rumores de su caída, la Bolsa se estabilizó. Es un hecho que Palocci aparentemente ganó su supervivencia en el Gobierno, no sólo por sus declaraciones, sino también por el presumible apoyo del presidente Lula señaló el analista Rogerio de la consultoría Tendencias. Veintiséis años de cárcel por opinar ABC MADRID. El periodista y sindicalista independiente Miguel Galván Gutiérrez (Villa de Güines, 1965) condenado a 26 años de cárcel tras su detención en la oleada represiva perpetrada por el régimen cubano en marzo de 2003, sobrevive en una celda de aislamiento de la prisión de Agüica (Matanzas) a pesar de su grave estado de salud. Este periodista de la agencia Havana Press, que ABC ha apadrinado para interceder por su liberación a propuesta de Reporteros Sin Fronteras (RSF) hace al menos un año que no puede comunicarse con sus allegados. Los responsables de la prisión le confiscan de forma sistemática las medicinas que le lleva su hermana, Teresa Galván, según la información facilitada a este periódico por la mencionada organización no gubernamental. Precisamente ayer, Día de Apoyo a los Periodistas Encarcelados, Reporteros Sin Fronteras propuso su apadrinamiento y recordó que veinticuatro profesionales están encarcelados en Cuba. El presidente de RSF, Fernando Castelló, consideró ayer que el Gobierno español desaprovechó la ocasión de denunciar la violación de la libertad de prensa en la isla durante la reciente XV Cumbre Iberoamericana de Salamanca, en la que se hicieron concesiones a Cuba sin reclamarle a cambio la excarcelación de los periodistas presos. Miguel Galván ejercía como podía el periodismo independiente en Güines, su localidad natal de la provincia de La Habana, cuando fue detenido el 18 de marzo de 2003. Licenciado en ingeniería mecánica y en ingeniería de mantenimiento, perdió su trabajo en 1999 a causa de sus opiniones Valle. Defendido por un abogado de oficio, fue acusado de ser un mercenario al servicio de una potencia extranjera y condenado a 26 años de cárcel, a pesar de que la petición inicial fue de cadena perpetua. En la sentencia se menciona una larga lista de actos contrarrevolucionarios contra la independencia o la integridad del territorio del Estado cubano Más de un centenar de agentes de la seguridad rodearon el tribunal de San Antonio de los Baños, en la ciudad de Artemisa, para impedir protestas de la disidencia durante las diez horas de juicio. A los vecinos de Artemisa se les explicó que se trataba de un proceso contra cinco presuntos asesinos residentes en la zona, según la información de RSF. Insolente Desde hace un año no puede comunicarse con sus allegados y le confiscan las medicinas que le envía su hermana disidentes- -en el juicio fue denunciado por dos agentes infiltrados, el ingeniero agrónomo Noel Ascanio Montero y su mujer, Yamila Pérez Reyes, ayudante de laboratorio. En ese momento se incorporó al Colegio de Ingenieros y Arquitectos de Cuba, organización independiente de la que fue presidente. Al mismo tiempo que trabajaba para Havana Press, una de las diez agencias que pertenece al grupo Nueva Prensa Cubana. Galván fue juzgado el 7 de abril de 2003 junto al periodista José Ubaldo Izquierdo y el disidente Héctor Raúl El tribunal rechazó la circunstancia atenuante de su estado físico- -una operación en la mano y el brazo derecho le dejó inválido- con el pretexto de que si el periodista podía trabajar por los derechos humanos, era apto para ir a la cárcel Su estado de salud no ha hecho más que empeorar desde que ingresó en prisión, donde ha comparecido en varias ocasiones ante el consejo disciplinario de la cárcel, en una de ellas por insolencia con el oficial encargado de la reeducación En los tres primeros meses sufrió una deshidratación extrema y perdió ocho kilos. Sus frecuentes estancias en el calabozo (73 días en los once primeros meses) agravan sus males: diarreas, dolores en el abdomen y en las articulaciones, inflamaciones en los pies y en el brazo inmovilizado. Desde el pasado abril, según Nueva Prensa Cubana, sufre fiebres altas, problemas urinarios y dolor en la columna. Otra comisión Antonio Palocci negó también cualquier apoyo de Cuba, Angola o la guerrilla de las FARC (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia) a la campaña electoral que llevó a Lula a la Presidencia. Palocci fue coordinador de esa campaña. Ex asesores del ministro declararon hace unas semanas al semanario Veja que participaron en una operación en la que el presidente cubano, Fidel Castro, envió 1,4 millones de dólares en cajas de ron y güisqui para la campaña de Lula. Las presuntas irregularidades fueron cometidas cuando Palocci era alcalde de Riberao Preto (2000- 02) una de las ciudades más pujantes del estado de Sao Paulo. La oposición que preservó su blindaje el pasado miércoles, está convocando al ministro a una Comisión Parlamentaria de Investigación, donde se tratarán la corrupción y las sospechas en su contra. El presidente Fidel Castro recibe a las máximas autoridades de la Iglesia Católica en Cuba EFE LA HABANA. El presidente cubano, Fidel Castro, recibió al representante de la Santa Sede en La Habana, el nuncio apostólico Luigi Bonazzi, y a los integrantes de la Conferencia Episcopal católica de la isla, según informaron ayer los medios oficiales. La reunión se celebró el miércoles por la noche en un ambiente constructivo y amistoso y fue el punto culminante de las actividades que se han desarrollado en Cuba por el 70 aniversario de las relaciones entre Cuba y la Santa Sede, según se señalaba en una nota destacada en portada del periódico oficial Granma. El cardenal arzobispo de La Habana, Jaime Ortega, estuvo en la reunión con Castro junto a otros miembros de la jerarquía católica. El encuentro concluyó con una cena en la fueron tratados asuntos de interés mutuo, en correspondencia con la atmósfera que legó a nuestro país, al mundo y a su propia Iglesia el Papa Juan Pablo II indica el órgano oficial del Partido Comunista. También califica al fallecido Pa- pa Juan Pablo II de infatigable luchador por el ecumenismo, la unidad y la cooperación entre diversas denominaciones religiosas, la lucha contra la pobreza y por la paz Según mencionaba Granma, durante la reunión, el dictador cubano recordó la visita realizada por el Papa a Cuba, en enero de 1998, y expresó que la grandeza de Juan Pablo II fue la genialidad de ver y comprender los problemas del mundo de hoy Este histórico viaje del anterior pontífice al único país comunista del hemisferio occidental contribuyó a una nueva etapa en las relaciones bilaterales. En unas recientes declaraciones a la prensa, el cardenal Ortega manifestó que las relaciones Iglesia- Estado están en un estado como han sido nuestras relaciones, en una especie de statu quo, pero sin que haya ningún problema