Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
16 Nacional LA POLÉMICA FINANCIACIÓN DE LOS PARTIDOS VIERNES 18 11 2005 ABC El 70 de los créditos condonados a los partidos, 17,7 millones, corresponde al PSOE Entre 1990 y 2002, los bancos y cajas han perdonado 26,13 millones a grupos políticos condonados por La Caixa al PSC y ERC ponen otra vez sobre la mesa una de las asignaturas pendientes de la democracia, la financiación de los partidos A. L. D. MADRID. Los bancos y cajas de ahorros han condonado a los partidos políticos desde el año 1990 hasta el 2002 un total de 26,13 millones de euros, lo que supone 4.348 millones de las antiguas pesetas, según datos de Tribunal de Cuentas y del Boletín de las Cortes a los que ha tenido acceso ABC. El PSOE, incluido el PSC, es el partido al que el sistema financiero ha condonado una mayor cantidad de dinero, concretamente hasta 17,76 millones de euros, lo que significaría unos 2.955 millones de las antiguas pesetas y un porcentaje del 67,9 del total del dinero condonado entre los citados años. A mucha distancia, se encuentra el Partido Popular (PP) antes llamado AP, al que las entidades financieras condonaron en ese mismo periodo de tiempo un total de 2,98 millones de euros, lo que significa el 11,4 del total perdonado a los partidos entre 1990 y 2002. Precisamente ayer, el secretario de Organización del PSC, José Zaragoza, denunció que varias entidades, entre b Los créditos Cantidades condonadas por entidades de crédito a Partidos (Entre 1990- 2002) PSOE PP EA J 17.760.115 2.988.699 1.900.949 1.736.691 873.144 525.215 341.386 9.262 PNV EA PAR PCE ERC IU PNV Total: 26.135.461 ellas, Caja de Plasencia, han condonado al PP casi 3 millones en las citadas fechas. Las fuentes consultadas por este diario aseguran que partidos políticos de un espectro de centro- derecha, con una mayor aceptación entre las clases empresariales, como son el PP, PNV o Convergencia i Unió (CiU) además de utilizar créditos bancarios para financiar sus campañas, tradicionalmente han recibido importantes donaciones económicas, lo que es menos frecuente en partidos de signo más izquierdista como el PSOE. Le siguen, por volumen de dinero condonado, el Partido Nacionalista Vasco (PNV) al que las entidades financieras no obligarán a devolver algo más de 1,9 millones de euros y a muy poca distancia otro partido de corte nacionalista en el País Vasco, y Eusko Alkartasuna (EA) al que han perdonado hasta 1,73 millones. Otro partido de corte autonómico como el Partido Regionalista Aragonés (PAR) fue también objeto de una condonación de 873.144 euros. Por volumen de cantidades, le siguen, el Partido Comunista de España (PCE) al que se condonaron 525.215 euros, y la coalición Izquierda Unida, con un total de 9.262 euros. Finalmente, a Esquerra Republicana de Cataluña (ERC) los bancos y cajas le han per- Cifras en euros Financiación pública o privada Además de los intereses de los partidos en un pantanoso terreno en el que nadie está libre de culpa, dos teorías sobre la financiación política colisionan y paralizan los cambios en la legislación. Mientras especialistas en la materia como Pilar del Castillo elogian la fórmula americana de mayor peso de la financiación privada y se quejan de la mentalidad imperante que ve como algo negativo ese tipo de donaciones, sectores más a la izquierda creen que ese modelo no es aplicable en Europa porque en nuestro continente no existen los partidos interclasistas de EE. UU. por lo que el apoyo de intereses privados y lobbies favorecería más a la derecha Del Castillo, sin embargo, considera preferible la vía de los donativos, siempre que esté regulada con transparencia y las debidas limitaciones. Opina que si se alentasen mediante incentivos fiscales los pequeños y medianos donativos los partidos estarían más cerca de la sensibilidad de los votantes y serían penalizados con un corte en las aportaciones, si no responden. Rifirrafe entre Maragall y Mas por las donaciones y los créditos I. A. BARCELONA. El presidente de la Generalitat, Pasqual Maragall, reclamó una cruzada contra las donaciones anónimas. Siempre es más transparente un crédito, por importante que sea, por difícil que sea de devolver, que donaciones anónimas que pueden encubrir contrapartidas imposibles de controlar dijo el dirigente socialista. Maragall respondía así a la interpelación del republicano Joan Ridao, quien retó a los partidos catalanes a rendir cuentas sobre su financiación en la Cámara autonómica, después de que ERC fuera acusada de haberse beneficiado de la condonación de un Maragall, sentado, escucha la intervención de Mas en el Parlamento catalán crédito de La Caixa tras su llegada a la Generalitat. El líder de CiU, Artur Mas, aseguró que su formación está dispuesta a presentar lo que haga falta en el Parlament y recordó a socialistas y republicanos que las donanciones anónimas YOLANDA CARDO son legales por lo que les recomendó que dediquen sus cruzadas contra los partidos que tienen créditos y no pagan donado, entre 1990 y 2002, hasta 341.386 euros, según los mismos datos. El Partido Andalucista (PA) según el Tribunal de Cuentas, también afloró en 2002 una deuda de 304.339 euros, que fue dada de baja en 2.000. La mayor parte de estas cantidades corresponde directamente a créditos e intereses de los mismos que las entidades financieras terminan poniendo en el casillero de fallidos. Aunque no hay una relación directa geográfica entre los partidos y las entidades que condonan los créditos, ésta sí suele producirse en numerosas ocasiones, sobre todo en lo que se refiere a las cajas de ahorros, dada la tradicional tutela autonómica y municipal sobre estas entidades de ahorro regionales. Precisamente por la normativa de la nueva ley financiera, las cajas de ahorro deben hacer público desde 2004, en su informe de gobierno corporativo, los créditos concedidos a partidos políticos, cosa que este sector financiero empresarial está cumpliendo desde esa fecha. No sucede lo mismo con los bancos, que no tienen por qué hacer públicos estas créditos. Muchos partidos poseen sociedades mercantiles para gestionar esta financiación. Todavía están muy vivos en la memoria de los españoles los casos Juan Guerra, Filesa o Viajes Ceres, empresas con las que el PSOE se financiaba de forma irregular, por medio de peajes y extorsiones a la actividad económica normal. También, hace escasas fechas y a partir de los desastres sobre el barrio barcelonés de El Carmelo, se levantó una tremenda polvareda política sobre el 3 de peaje que algunas administraciones ponían a las obras. El Tribunal de Cuentas tiene asignado un fiscal dependiente de la Fiscalía General del Estado, para seguir este asunto de la financiación y perseguir hasta por la vía penal las irregularidades que se detecten. Sin embargo, este asunto viene a ser como poner a la zorra a cuidar el gallinero dado que el control político de estas investigaciones desde el Tribunal de Cuentas está obligado a informar al Congreso, lugar en donde la mayoría de los partidos políticos ha preferido siempre no entrar en demasiadas investigaciones.