Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 18 11 2005 Nacional EL DESAFÍO DEL ESTATUTO CATALÁN 15 Blanco: Maragall tendrá que soportar todas las mutilaciones que surjan EP MADRID. El secretario de Organización del PSOE, José Blanco, subrayó anoche que el presidente de la Generalitat, Pasqual Maragall, tendrá que soportar todas las mutilaciones que sufra el texto del Estatuto catalán en su tramitación parlamentaria y respetar así la voluntad democrática, porque en democracia así se resuelven las cosas señaló a RNE. El presidente de la Generalitat aseguró el pasado miércoles que no puede volver a Cataluña un Estatut mutilado y se mostró convencido de que se llegará a un pacto sobre el texto. Blanco reconoció que es legítimo que Maragall defienda el texto del Parlamento catalán pero le recordó que de la misma forma que él tiene legitimidad para hacer esa defensa, las Cortes Generales tienen legitimidad para cambiar esa propuesta y adaptarla al interés general, que es lo que va a hacer concluyó. El informe sobre el proyecto catalán provoca otro enfrentamiento en el CGPJ Dos vocales de la minoría se plantan y no votan el dictamen en la Comisión b La mayoría defiende que la po- testad que el Reglamento confiere al CGPJ para redactar el estudio es la misma que le facultó en 1997 para hacer el Libro Blanco NIEVES COLLI MADRID. La Comisión de Estudios del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) aprobó ayer con los votos de los tres vocales de la mayoría conservadora el estudio que advierte de la inconstitucionalidad de la propuesta de Estatuto para Cataluña que tramita el Congreso de los Diputados. De la reunión, que fue muy tensa, se ausentaron antes de la votación los dos representantes de la minoría progresista- -primero, Félix Pantoja, y unos minutos más tarde, Luis Aguiar- -como gesto de protesta contra la elaboración de un dictamen que el Parlamento no ha solicitado. En opinión de estos dos vocales, el CGPJ se ha extralimitado en sus competencias, ha invadido las del Legislativo y ha actuado en fraude de ley Ausentes los dos miembros de la mi- noría, el informe, del que ha sido ponente el vocal José Luis Requero, fue aprobado por tres votos y se debatirá en un próximo Pleno. Sobre la competencia del CGPJ para redactar el estudio, los vocales de la mayoría conservadora insisten en que está respaldada por el Reglamento y aseguran que se ha hecho uso de la misma potestad que facultó a este órgano en 1997 para redactar el Libro Blanco de la Justicia o, más recientemente y a petición del vocal de la minoría Javier Martínez Lázaro, para elaborar el dictamen sobre la Constitución Europea. Cruce de acusaciones Ya fuera de la reunión, Requero y Aguiar se cruzaron críticas y descalificaciones en sus declaraciones a los medios de comunicación. Ambos se acusaron de hacer seguidismo, respectivamente, del PP y del PSOE, por ser las tesis que defienden en relación con el informe coincidentes con la de esos dos partidos políticos. Requero calificó la ausencia de Aguiar y Pantoja de la comisión como treta para desviar la atención y sostuvo que algún vocal debe de haber recibido instrucciones, él sabrá de quién, de enmarañar el tema e intentar ensuciar la imagen del CGPJ para desacreditar una opinión fundada en Derecho Aguiar se refirió a los irrefrenables deseos de la mayoría de intervenir en un proceso político- legislativo y en sorprendente coincidencia con las tesis sostenidas por el PP Sobre este aspecto se pronunció también el portavoz del Consejo, Enrique López, quien rechazó las acusaciones vertidas contra la mayoría tanto por el grupo progresista como por responsables del Poder Ejecutivo reiteró la competencia del CGPJ para la elaboración de estudios como el del Estatuto catalán e insistió en que lo que aquí estamos defendiendo es el orden constitucional La designación del ponente del informe fue otro elemento de discordia en la Comisión. El vocal progresista Aguiar impugnó el acta de la reunión del pasado día 2 por entender que la designación de Requero no se hizo formalmente, irregularidad que negaron los vocales mayoritarios. El acta fue aprobada por tres a uno. Después, Aguiar abandonó la reunión.