Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 18 11 2005 Opinión 7 geografía: la concentración urbana en masa de Francia en torno a la capital- -París y sus suburbios representan casi el 20 por ciento de la población- -es excepcional en Europa. El propio número de jóvenes confusos y desorientados ha superado la capacidad del sistema francés para integrarlos... pese a que su capacidad a ese respecto es impresionante. De hecho, Francia ha abierto su sistema educativo público en un grado extraordinario, en el que se han denegado todos los derechos de grupo a las minorías, pero se han afirmado vigorosamente los derechos personales, incluido el acceso pleno a todos los servicios sociales, independientemente de su lengua, religión o color de piel. El sistema está resquebrajándose, pero sólo por los límites de su capacidad de absorción, no por sus principios fundamentales. En esas circunstancias, todos los políticos franceses han sabido durante los veinte últimos años que Francia ha estado viviendo con un riesgo en aumento de que los incidentes aislados se amalgamaran en una masa de violencia. Así, pues, la tarea de los asistentes sociales y de la Policía consiste en intentar resolver- -rápida y discretamente- -cada uno de los incidentes para apagar la rebelión. También hace veinte años- -desde que un informe no partidista de un grupo de alcaldes de grandes ciudades pertenecientes a todos los partidos políticos acordó por unanimidad las medidas que se debían adoptar- -que se sabe perfectamente lo que se debe hacer: represión eficiente, prevención social muy desarrollada, presencia permanente de la Policía local y nuevos intentos de reintegración de los delincuentes. La dificultad a la hora de aplicar esa política ha consistido en que sus aspectos preventivos- -apoyo social y reintegración de los delincuentes- -parecen débiles con la delincuencia y excesivamente generosos a la aterrada población que vive en las zonas afectadas, pero durante los tres últimos años Francia ha tenido un Gobierno que ha dejado de creer que una política urbana socialmente orientada funcione. Sólo cree en la represión y lo dice a las claras. A consecuencia de ello, se han reducido las fuerzas de Policía local de 20.000 a 11.000, mientras que se ha reforzado la Policía nacional antidisturbios (CRS) Francia está experimentando ahora una demostración práctica de esa política demencial y totalmente ineficiente, en la que el ministro del Interior, Nicolas Sarkozy, ofreció una ilustración elocuente de la nueva orientación, al calificar a los jóvenes rebeldes de escoria Fue la proverbial cerilla arrojada por un fumador descuidado en un bosque agostado. Los jóvenes respondieron con creces a la provocación de Sarkozy. LA ESPUMA DE LOS DÍAS OTRO AJUAR PARA LA OTAN L historial médico de la OTAN confirma una mala salud de hierro. Haber ganado la guerra fría por goleada y sin pegar un tiro es lo que permite adaptarla a los mapas geoestratégicos del siglo XXI. La consulta queda abierta hasta finales de 2006. Siendo la crisis- -más o menos perpetua- -de la OTAN una crisis por éxitos, no es contradictorio que a ambos lados del Atlántico haya quienes aplaudirían el desguace atlantista. Algunas páginas de la agenda atlantista han caducado, pero no su preámbulo. En realidad, no existió institución mejor garante de la seguridad de sus paísesmiembros y, en definitiva, de gran parte del VALENTÍ mundo. Sus antiguos PUIG enemigos pidieron y obtuvieron hace tiempo el ingreso; incluso Rusia firma tratos especiales con el viejo oponente de los tanques del Pacto de Varsovia. Tanteó su potencial en los Balcanes, coopera en el Afganistán democrático. La OTAN es un enfermo estrictamente imaginario. No hay que aguzar la mirada para distinguir los principales enemigos de la estabilidad y la libertad: actualmente son el terrorismo islamista y la proliferación de armas de destrucción masiva en manos de agentes hostiles a lo que representan la OTAN y Occidente. Esas son razones fundamentales del nuevo ajuar que Aznar propone para la OTAN, una Alianza Atlántica más global. Como instrumento de defensa colectiva la OTAN bien pudiera asumir funciones específicas contra el tráfico de elementos de destrucción masiva, en el ciberterrorismo, en renovadas formas de colaboración entre ministerios del Interior, en reforzar el pool de servicios de inteligencia, en unificación de la acción antiterrorista. Ese nuevo concepto estratégico pondría al día la lógica de un mix de seguridad exterior e interior, con mayor velocidad de reacción y más capacidad militar. De ahí que Aznar proponga ampliar la Alianza Atlántica con países como Australia, Japón o Israel para convertirse en el instrumento militar de las democracias frente a los totalitarismos que nos atacan Generar institucionalización democrática añade a la propuesta de Aznar un plus wilsoniano que complacerá a la nueva Europa y no a la vieja. Es previo que en Europa se recupere la voluntad de trabajar con los Estados Unidos y que Washington eluda la tentación de depositar la OTAN en la oficina de objetos perdidos. Frente a una proposición de mudanzas tan sustantivas en la OTAN, la pregunta es si estamos en momentos plausibles para cambiar algo. Nadie osa con las reformas económicas en Europa, los retoques en la ONU van para largo y no son optimistas las predicciones sobre el próximo encuentro de la Organización Mundial del Comercio en Hong Kong. Lo usual es la cosmética. E Ahora el riesgo principal es el de que los acontecimientos habidos en los suburbios de grandes ciudades francesas sirvan de ejemplo- -ya sea en las zonas menos urbanas de Francia o en otros países europeos- -a otros jóvenes que se sienten socialmente excluidos y tal vez sean igualmente propensos a los estallidos violentos. La resolución de los problemas que subyacen a la rebelión francesa requerirá tiempo, discreción, respeto mutuo, trabajo social y policíaco comunitario- -en lugar de un planteamiento centralizado y represivo- -y mucho dinero, pero Francia no es en modo alguno el único país que debe estar preocupado. Project Syndicate, 2005 PALABRAS CRUZADAS ¿Está el Gobierno detrás de la opa de Gas Natural sobre Endesa? TIENE QUE ESTAR... PERO BIEN A mayor dificultad de la opa radica en que afecta a sectores regulados, con toda la incertidumbre que supone para los inversores. El Gobierno está detrás y delante de esta opa, de cualquiera que afecte a sectores regulados. Corresponde a sus obligaciones. Pero debe hacerlo con neutralidad, como árbitro diligente que vela por los usuarios- clientes y por el funcionamiento del sector. La defensa de los accionistas corresponde a la CNMV, que es su misión, sin condicionar ni dar cachetes a los actores del proceso. Esta opa es un asunto muy serio, responde a una decisión empresarial y estratégica, era previsible; no creo que venga de una inducción política, pero lleva política por todos los lados. Tanta, FERNANDO G. que le ocasiona unos costes colaterales, URBANEJA no previstos, que pueden llevar a sus autores a maldecir el día en que la pusieron en marcha e incluso a fracasar. En esta operación cada institución, y no son pocas las que intervienen, debería actuar profesionalmente, conforme a su mandato y a la doctrina acumulada. Los reguladores no pueden cambiar de criterio a mitad de partido, no pueden hacerlo sin explicaciones detalladas. Y tienen que tratar de construir un consenso que supere el riesgo fraccional, la matrícula de partido. En caso contrario, el riesgo institucional es muy elevado. Y no va bien el proceso. SÍ, Y NO DEBERÍA ESTAR L S E habla del mercado libre, pero la política está en todas partes, y en la energía más que en ninguna otra, desde las autoridades hasta las empresas, desde las tarifas hasta las inversiones, desde los bancos y las cajas hasta los organismos reguladores. Y con la política vienen sus consecuencias: coacción, manipulación, favoritismo, burocracia, y los costes derivados de la política caen sobre los débiles: los consumidores y los contribuyentes (y a veces incluso los pequeños accionistas) Se pretende que la intervención política es beneficiosa y hasta imprescindible, dadas las peculiaridades de los bienes o servicios en cuestión. Desconfiemos, porque detrás de suCARLOS puestos argumentos técnicos viene la R. BRAUN política con todos sus defectos, más uno muy importante: opera como una rueda dentada, porque gira en una dirección, pero no en otra. Es más fácil empezar a intervenir que intervenir menos o dejar de hacerlo. Convendría sacar a los políticos de casi todos los sitios donde están, por costes y principios. Y mientras no se pueda, y no se podrá sin un cambio apreciable de la opinión, hagamos los oídos sordos ante quienes se llenan la boca con las instituciones mientras hacen de su capa un sayo. O una opa. ¿Y usted qué opina? Déjenos su mensaje o su voto en la página web www. abc. es eldebate vpuig abc. es