Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
36 Madrid JUEVES 17 11 2005 ABC Fernando Ciancio Turista Fernando de la Pinta Gerente de una compañía telefónica El precio me parece razonable, al menos para un turista que visita Toledo El objetivo de Fernando era doble: conocer la capital del Tajo y probar la alta velocidad, una forma de viajar que en su país, dice, no existe, aunque haga mucha falta por sus dimensiones Este argentino, de vacaciones en Madrid mientras su mujer concluye un curso de posgrado, aprovechó ayer para subirse al AVE en Atocha e inaugurar la primera jornada con viajeros. Me parece bárbaro, si se presta con estos niveles de calidad. Es confortable Para Fernando, el precio no es un problema. Me parece razonable para un turista, sobre todo teniendo en cuenta el trayecto que cubre y el tiempo que se emplea. Quizá sea distinto para el que lo usa a diario Su esposa, dice, viajó hace veinte días a Toledo para conocer la ciudad. Entonces, lo hizo en autobús. Tardó casi dos horas porque había atasco, así que creo que merece la pena ¿Qué hago? Pues comprobar la cobertura telefónica, que es lo mío Fernando prueba constantemente sus dos teléfonos móviles mientras viaja en uno de los vagones del nuevo AVE Madrid- Toledo. Ha salido a las 10.20 horas de Atocha y se dirige, como cada quince días, a una reunión en la capital del Tajo. Marca un número, después otro, y otro... Lo que hago es probar la cobertura, que es lo mío, para comprobar cuál es la percepción final del usuario Es gerente de una conocida compañía de telefonía móvil y, aunque reconoce que se han hecho infinidad de pruebas en la empresa, aprovecho que estoy en el tren para comprobarlo en directo. Hemos puesto en servicio nuevas instalaciones para cubrir esta línea y todo funciona bien Del AVE destaca la comodidad y el precio que es más barato que en otras ciudades Todo ello, dice, atraerá a muchos madrileños, que podrán vivir aquí Viene de la página anterior tes del AVE, también un grupo de madrileñas, ocho mujeres de mediana edad que tomaron el tren en Atocha con un único objetivo: ver la exposición sobre Isabel La Católica que se exhibe en la Ciudad Imperial. La calidad del servicio- -salvo las aglomeraciones en las taquillas- -fue uno de los pocos asuntos que puso de acuerdo a todos los clientes. Es cómodo, rápido y puedo sacar los apuntes y repasar durante el viaje, una cosa que en el autobús es imposible decía Borja Franco, un estudiante de 23 años que viaja a Toledo para preparar su tesis doctoral. Los atascos, un horror Para Santiago Lozano, empleado de un bufete jurídico, la nueva línea de AVE da más comodidad a sus desplazamientos. Los atascos son un horror y tengo que ir a Madrid dos o tres veces a la semana. A partir de ahora, en AVE Los precios, los horarios y el punto de destino fueron, sin embargo, el principal objeto de polémica. Con la alta velocidad se me ha triplicado el precio del billete Lo decía Carlos López, un vecino de Torrijos acostumbrado a viajar a Madrid varias veces al mes para hacer gestiones y papeleo Ayer se montó en el AVE para tramitar una hipoteca en la capital de España y las cuentas, dijo, no le salen. Tengo que pagar un aparcamiento privado en la estación de Toledo, abonar un billete más caro y encima bajar- Los primeros clientes valoraron la calidad del servicio pero se quejaron de los precios para viajar a diario me del tren en Atocha, cuando lo que mejor me viene es Chamartín, donde me dejaba antes el tren regional. Eso significa- -comenta- -que tengo que pagar otro billete para ir de una estación a otra. Si sumo todo eso, no gano ni en tiempo ni en dinero. La próxima vez iré en autobús Los clientes del nuevo AVE también apuntan ya la transformación que sufrirá la capital toledana. Los 35 minutos que ahora le separan de Madrid harán de la capital castellanomanchega una ciudad dormitorio en plena expansión. El principal motivo, los precios, que aún distan lo suficiente de los de la capital de España como para convencer a algunos madrileños de un cam- FOTOS: ERNESTO AGUDO bio de residencia. Sólo hace falta echar un vistazo a los últimos datos de la Sociedad de Tasación para comprobar que en la vivienda, al menos, reside uno de los atractivos de esta provincia limítrofe. Así, los 3.512 euros por metro cuadrado en los que se sitúa Madrid compiten con los 1.619 euros de la capital de