Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
18 Nacional JUEVES 17 11 2005 ABC Zapatero ofrece al Rey de Marruecos su Gobierno amigo para afianzar la democracia y las libertades El presidente del Ejecutivo ocupó un lugar destacado en los actos del cincuentenario del país b Mohamed VI quiere afianzar sus buenas relaciones con las antiguas potencias coloniales, España y Francia, convertidas hoy en seguros aliados LUIS DE VEGA. CORRESPONSAL RABAT. Marruecos y España quisieron ayer demostrar que son uña y carne a pesar de los problemas bilaterales. Ignorando esas cuestiones espinosas en público- -Zapatero sólo habló de dificultades y obstáculos -el presidente del Gobierno y el Rey Mohamed VI participaron en la celebración del cincuenta aniversario de la independencia del Reino alauí. José Luis Rodríguez Zapatero ocupó un destacado lugar en los actos. Estuvo sentado entre el monarca alauí y su hermano, Mulay Rachid, y se dirigió a todos los presentes después de Mohamed VI. El presidente hizo un elogio del vecino del sur, al que recordó que debe considerar a España pueblo hermano y Gobierno amigo Por eso pidió al Rey que siga por la senda del dinámico presente y el futuro prometedor El afianzamiento de la democracia y las libertades siempre será la mayor garantía de éxito añadió el presidente que transmitió además el saludo de Don Juan Carlos y Doña Sofía. Siguiendo la línea marcada por su Gobierno, que apuesta por una mayor apertura europea a Marruecos, Zapatero defendió la aspiración legítima del país norteafricano a acercarse a la UE. Con España y con la UE de vuestro lado y en fructífera relación con la comunidad internacional, Marruecos está construyendo día a día un ventu- roso porvenir en el que España estará siempre a su lado Este de Europa era uno de los asuntos que, como dijo la semana pasada en París, el jefe del Ejecutivo español debía abordar con el Soberano marroquí ayer. Ambos coincidieron a lo largo de un almuerzo junto a otras autoridades, pero Zapatero regresó a Madrid por la tarde sin que se supiera los asuntos que habían tratado ambos o si mantuvieron algún tipo de encuentro a nivel bilateral. Lo que sí se sabe es que tanto el presidente del Gobierno como el primer ministro de Marruecos, Dris Yetú, coincidirán hoy en un encuentro hispano- marroquí de directivos en Sevilla. Los dos tienen previsto, según fuentes de Presidencia, reunirse por espacio de una hora. A la ceremonia del cincuentenario de la independencia, celebrada en la explanada del mausoleo donde se encuentran enterrados los anteriores soberanos, Mohamed V y Hasán II, abuelo y padre de Mohamed VI, asistió también, entre otros, el primer ministro francés, Dominique de Villepin. Con la presencia de España y Francia, las dos potencias coloniales que regentaban los protectorados anteriores a la independencia, la Casa Real alauí quería destacar el buen momento por el que pasan sus relaciones con estos dos países. Lala Salma, esposa de Mohamed VI, con el Príncipe Heredero en brazos LUIS DE VEGA Medidas de gracia Queremos refirmar nuestra sólida voluntad de afianzar las bases del destacado partenariado marroquí- francoespañol, inspirándonos de ese elevado sentimiento político y civilizado, de liberarse del complejo de la colonización dijo el Rey en su discurso, pronunciado en árabe. Recordando también los lazos que le unen a la Corona española, dirigió un saludo con consideración y reconocimiento a nuestros grandes amigos, Sus Majestades Don Juan Carlos I y Doña Sofía Mohamed VI agradeció la contribución de todos los marroquíes, cada cual desde su posición, ofreciéndonos de este modo, un Marruecos libre y soberano Se dirigió a su pueblo como primer servidor y Rey ciudadano, comprometido con tus causas, entregado al servicio de nuestra valiosa patria Y como suele ser habitual en este tipo de conmemoraciones. el Monarca decretó medidas de gracia para unos 10.000 detenidos en las cárceles del país. En los actos de ayer imperó el carácter histórico y de amistad bilateral en los discursos y en ningún momento se hizo referencia a asuntos como la emigración clandestina o el Sahara Occi- Con el Heredero por testigo El Príncipe Heredero de Marruecos, Mulay Hasán, fue la atracción ayer en Rabat cuando llegó en brazos de su madre, la Princesa Lala Salma, a la ceremonia del 50 aniversario de la independencia del país magrebí. Nacido en mayo de 2003, el hijo de Mohamed VI repartió sonrisas y besos y siguió en primera fila los discursos en los que su padre recordó las figuras de Mohamed V y Hasán II, bisabuelo y abuelo del niño, respectivamente. Poco a poco los marroquíes se están acostumbrando a que la esposa del Monarca y su hijo aparezcan en público. Por el tapiz rojo desfiló también buena parte de la Familia Real alauí, incluidas las tres hermanas del Soberano. Asistieron además Sonsoles Espinosa, esposa del Presidente del Gobierno español, y las de Jacques Chirac y Dominique de Villepin. dental. Cuando se anunció el viaje a Marruecos la semana pasada durante la cumbre hispano- francesa, Zapatero dijo que le iba a detallar en Rabat a Mohamed VI los planes de actuación de la UE para combatir la emigración clandestina y desarrollar aún más los planes de cooperación de los 25 con el país norteafricano. El Gobierno socialista señaló a Marruecos como uno de los pilares de su política exterior. El celo de Madrid para no desestabilizar estas relaciones con Rabat le ha llevado a cerrar los ojos incluso en las actuales crisis que salpican cuestiones como la emigración y el Sahara Occidental. La crisis de las vallas de Ceuta y Melilla, resuelta temporalmente de manera expeditiva por Marruecos con la expulsión al desierto de miles de subsaharianos, fue aplaudida por España con su silencio cómplice. En cuanto a la ex colonia, más allá de posiciones políticas y de la responsabilidad histórica de España, la represión de la población local por parte de fuerzas marroquíes hace que cada vez más sea un espejismo el poder hablar de Derechos Humanos en el Sahara. Ante esto, Madrid también guarda silencio.