Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 16 11 2005 Cultura IX PREMIO VOCENTO A LOS VALORES HUMANOS A LA REAL ACADEMIA ESPAÑOLA 57 Catalina Luca de Tena intercambia unas palabras con el presidente del PP, Mariano Rajoy mero de hispanohablantes con acceso a nternet se reduce a un 6,5 del total. Sólo el 9,4 de los hispanohablantes está conectado a internet, frente al 26 de aquellos cuya lengua materna es el inglés, el 21 de la población cuya lengua es el francés o el 35 de los que usan el alemán. En el año 2001, de 313 millones de páginas web analizadas, sólo un 2,4 estaban en nuestro idioma. La interpretación de estos datos no da lugar a equívoco. El área hispana sigue sufriendo un retraso importante, en términos de desarrollo, respecto a la que habla inglés o alemán. P Fernando Moraleda conversa con Elena Salgado en presencia de Alberto Ruiz- Gallardón, Constantino Méndez y Miguel Ángel Revilla El escritor Arturo Pérez- Reverte escucha al director de ABC, Ignacio Camacho Esperanza Aguirre y Carmen Iglesias se saludan a su llegada al hotel donde se entregó el premio aportaba la tecnología moderna. Y ha dado principio a novedades de gran calado, de las que destaco dos a modo de ejemplo, además de las antes citadas: la creación del Corpus de Referencia del Español Actual, que permite recorrer las formas orales o escritas con vigencia en España e Hispanoamérica, y la del Corpus Diacrónico del Español, que pone a disposición del usuario los procedimientos informáticos de búsqueda, para rastrear el origen y las sucesivas vicisitudes en el tiempo de un término cualquiera. y lingüísticos en que está creciendo el español, no consienten que sigamos apegados a los métodos y ritmos del pasado. La Real Academia Española ha asumido el reto, lo que añade una razón más al reconocimiento que hemos querido testimoniarle con la concesión del Premio Vocento a los Valores Humanos. No sería aconsejable, con to- A mbas iniciativas se apoyan sobre un soporte electrónico. Prueba clara de que ha quedado atrás la época en que el instrumental de los filólogos se reducía a un lápiz y un rimero de cuartillas. Y es que la propia movilidad del español exige vehículos acordes con las circunstancias imperantes. Sólo en los Estados Unidos, se editan diecisiete diarios en nuestra lengua. La urgencia que han adquirido los acontecimientos, y la diversidad de climas sociales Sólo en Estados Unidos, se editan diecisiete diarios en nuestra lengua do, que la euforia justificada que provoca la buena estrella del español nos volviera ciegos a sus carencias. O, siendo más exactos, a las carencias de nuestra cultura, entendida en sentido amplio. La cultura de un país, en efecto, no se reduce a la cohorte de sus escritores más ilustres. Ni tampoco es reducible a la estadística. Un idioma será frágil si las personas que se expresan por medio de él no se mueven de forma poderosa y capaz en los ámbitos de la ciencia y el comercio. O no descuellan en las actividades que configuran de modo más eficaz la vida contemporánea. Muestran aquí su valor los índices económicos. En último extremo, las cifras económicas son reflejo del dinamismo de una sociedad. Revelan, bajo la especie de guarismos, la intensidad con que los agentes humanos se relacionan entre sí y se proyectan hacia el exterior. Se han realizado cálculos en torno al valor económico del español. Son cálculos complicados, y siempre debatibles. Pero son cálculos que no debemos ignorar. Se estima que, hace diez años, el impac- to sobre el PIB español de actividades directamente relacionadas con la lengua alcanzaba un porcentaje ligeramente superior al 14 Dichas actividades incluían, además de la enseñanza y el trabajo desarrollado por las administraciones públicas, la gestión del mundo editorial y la industria que soporta a éste. N o es éste lugar para ir a consideraciones más prolijas. Me basta con señalar que se trata de una cifra muy reseñable, que en años sucesivos ha subido, probablemente, en más de un punto. La nota negativa aparece en cuanto se integran en la estimación las tecnologías de la información y de las comunicaciones. Aquí el español es deficitario, dentro y fuera de España. El español, por ejemplo, se encuentra, en internet, por detrás del francés y del alemán. Añado algunos datos: El peso global de las economías integradas en el ámbito lingüístico español representan el 8,9 de la economía mundial. Sin embargo, el nú- or supuesto, no corresponde a la Academia remediar debilidades que traen su causa de factores industriales, educativos o de organización civil. Por supuesto también, los datos deben ser colocados en su contexto. Mientras que una abrumadora mayoría de los que usan el alemán vive en Alemania, y se beneficia por lo tanto de los estándares genéricamente altos que rigen en aquella nación, el español se extiende por tres continentes, y está expuesto a condiciones diversísimas de índole histórica, social y económica. Las cifras específicamente españolas, no obstante, son también peores que las francesas y alemanas. En compensación, crecemos a mayor velocidad que estos países. Se apunta, de modo quizá menos claro que en el caso de la renta, una tendencia a la convergencia. Tomo pie de lo último para hacer una observación elemental: el futuro del español será más consistente si logramos mantener el impulso que está acercándonos a los países más desarrollados de Europa. Santiago de Ybarra, en su intervención, ha aludido a quienes, siendo posible la convivencia del castellano con otros idiomas españoles, buscan desavenencias innecesarias allí donde la concordia sería fácil y fructífera. Cabe extender el diagnóstico al conjunto de la vida española. Carece de sentido poner en riesgo la cohesión de un país al que las cosas van muy bien, en nombre de valores que no están en peligro. No restemos, cuando es posible sumar. Nuestro objetivo, como grupo de comunicación, es precisamente hacerlo. Siguiendo, además, el ejemplo de Vuestra Majestad en estos últimos treinta años, que han sido, sin duda, uno de los períodos más brillantes, intensos y, sobre todo, libres y solidarios de la historia de España.