Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
38 Madrid MIÉRCOLES 16 11 2005 ABC La Policía aborta una reyerta entre bandas rivales que portaban una pistola y cuchillos Los cuatro jóvenes detenidos son miembros de Dominican don t play tres de ellos, españoles b Los arrestados fueron sorprendi- Muertes latinas a sangre y fuego En la región de Madrid se ha cometido un total de cuatro asesinatos que hayan tenido como presuntos autores a miembros de alguna banda latina. Cabe recordar que estos grupos, por ahora, no matan a españoles, sino a inmigrantes suramericanos. Los crímenes son los siguientes: 14 de noviembre de 2004. Un grupo de diez ñetas asesina a golpes y navajazos a Jesús Rafael Amaya Arias, ecuatoriano de 20 años, en la plaza de Cantoria (Arganzuela) El caso está resuelto. 30 de abril de 2005. Otro ecuatoriano de 20 años, Walter Javier López León, muere acuchillado en la plaza de las Peñuelas (Arganzuela) a manos de los ñetas Esclarecido. 15 de septiembre de 2005. Wilson Fernando Ríos muere a navajazos de un grupo de latin kings en la Plaza Elíptica (Carabanchel) La víctima no pertenecía a ninguna banda. El pasado lunes se practicaron dos detenciones en relación a este asunto. El caso está en vías de ser resuelto. 5 de noviembre de 2005. Jimmy Ureña del Villar muere acuchillado en plena plaza de la Ciudad Lineal. Han sido detenidos 10 latin king siete de ellos, menores de edad, por el crimen. El caso está en vías de resolución. dos en Príncipe Pío y habían quedado con los Fury Tunes para vengarse de los surafricanos BNB por una reyerta anterior CARLOS HIDALGO MADRID. De vergüenza. Las detenciones practicadas la madrugada del pasado lunes por agentes de la comisaría de Moncloa- Aravaca no hacen más que corroborar el nivel de agresividad que está cobrando la acción de las bandas juveniles en nuestra región. La intervención policial logró abortar un ajuste de cuentas entre grupos rivales que bien podría haber terminado con algún cadáver más en la cámara del Instituto Anatómico Forense. Son las primeras detenciones de miembros de bandas latinas en Madrid en las que los jóvenes portaban un arma de fuego, según las fuentes consultadas. La secuencia de los hechos tuvo su origen en torno a las doce y media de la noche del domingo al lunes pasado, día 13 de noviembre. Funcionarios policiales adscritos a la comisaría de Moncloa- Aravaca, en un servicio ordinario de patrulla por las inmediaciones de la antigua estación del Norte, se percataron de la presencia de diez jóvenes ataviados con indumentaria de tribus urbanas- -gorras, pantalones anchos, camisetas varias tallas mayores de lo normal y el largo etcétera por todos conocido- Se dirigían a Príncipe Pío. Además de las ropas que vestían, a los agentes les pareció sospechosa la manera apresurada y acalorada con que se dirigían a la estación. Por ello, no dudaron en darles el alto y pedirles que se identificaran. Pero la sorpresa llegaría instantes después, en el cacheo. Fue entonces cuando a cuatro de los diez jóvenes se le encontraron tres cuchillos de grandes dimensiones, y, lo que es peor, una pistola marca Bruin modelo 85, del calibre utilizado en las armas reglamentarias de la Policía Nacional: el de 9 milímetros, lo cual no es para tomárselo nada en broma. Los portadores de las armas fueron detenidos: Luis Emilio Moreta Cano, nacido en septiembre de 1987 (18 años) Florentino Ferreras Feliz, de mayo de 1986 (19) Braulio Antonio Ramírez Ramírez, de julio de 1987 (18) y Francisco Antonio Olivo Guzmán, de febrero de 1985 (20) Los tres primeros son españoles, aunque Luis Emilio nació en la República Dominicana, pero tiene nacio- La víctima del crimen de la plaza de las Peñuelas, el pasado 30 de abril nalidad española. El cuarto es dominicano. Ninguno tenía antecedentes, según informaron fuentes policiales, y residen en Pozuelo de Alarcón. Pese a todo, estos cuatro individuos, probablemente en un acto chulesco, no dudaron en identificarse como miembros de la banda latina Dominican don t play -o, lo que es lo mismo, Con los dominicanos no se juega desafortunado apelativo para el tercer grupo violento de este tipo arraigado en Madrid en cuanto a la cantidad de sus integrantes- -alrededor de 65 en total están identificados, según los datos que maneja la Delegación del Gobierno- después, y en este orden, de los latin kings y los ñetas El resto del grupo, seis menores de edad dominicanos, fueron identificados, pero sólo se detuvo a los cuatro ya mencionados, que iban armados hasta los dientes. Se da la circunstancia, según se ha desprendido de la investigación policial, de que los arrestados, que, al parecer, no son los cabecillas de la banda, habían quedado con miembros de Fury tunes Melodía de furia nombre un tanto desafinado- -para vérselas con otra banda rival, los BNB compuesta por jóvenes surafricanos. Querían sumar esfuerzos para ajustar cuentas por una reyerta anterior con éstos últimos, en la que los Fury tunes no habían salido bien parados. Afortunadamente, el dispositivo policial consiguió echar por tierra las sangrientas pretensiones de estos jovenzuelos, quienes no dudarían en disparar el arma y blandir los cuchillos para colmar su venganza. Los detenidos han pasado a disposición judicial. Las fuentes especialistas en el tema consultadas por ABC señalan que tanto los BNB como los Fury tunes son dos bandas juveniles de escasa proyección en España. Los primeros de ellos, de origen surafricano, aparecieron por primera vez en Móstoles- -localidad a la que se dirigían el domingo los detenidos- -hace ahora un año. Han protagonizado algunos altercados, pero no de mucha importancia. Los Fury tunes son un grupo también nuevo y minoritario. Los menores apresados el lunes por el caso de Ciudad Lineal tienen sólo 14, 15 y 17 años Las detenciones, el pasado lunes por la noche, de cinco miembros de la banda de los latin kings ha puesto de relieve la edad, cada vez menor, de los jóvenes que son capaces de arrebatar la vida a otros por una simple disputa por rivalidades. De los cinco arrestos, cuatro son de chavales menores de edad: Brian Alexander B. N, nacido en Ecuador en 1990 (15 años) Ronald Fernando C. V. de 1988 y también ecuatoriano (17 años) César Alexander A. V. peruano de 1991 (sólo 14 años) y Sergio T. N. nacido también en 1991 (14 años) en Bolivia. Estos cuatro adolescentes ya han pasado a disposición de la Fiscalía de Menores, por su presunta implicación en el asesinato, la noche del pasado 5 de noviembre, de Jimmy Junior Ureña del Villar, en la intersección de la calle de los Misterios con la plaza de la Ciudad Lineal. Aquella jornada, un grupo de unos 25 chavales latinos asaltó a la víctima, que iba acompañado de su novia y de un grupo de amigas. Le asestaron 16 puñaladas mortales. El otro detenido el lunes por la noche es ecuatoriano, tiene 19 años y se llama Luis Alcives Cox Almeida. No tiene antecedentes penales, y se le acusa por su posible participación en el asesinato del menor de edad Wilson Fernando Ríos, la madrugada del 15 al 16 de septiembre de este año en la plaza de Fernández Ladreda, también conocida como Elíptica, en el distrito de Carabanchel. Pero, en esta última muerte también pudo estar implicado uno de los cuatro menores mencionados anteriormente; en concreto, el peruano de 14 años.