Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
24 MIÉRCOLES 16 11 2005 ABC Internacional ABDALÁ BIN HUSSEIN Rey de Jordania Tenemos un gran problema en el islam: llegó el momento de enfrentarnos al terror AMMÁN. Los ataques de Al Qaida, hace hoy una semana, contra tres hoteles de lujo de la capital jordana han supuesto un antes y un después. Ya no vale el gris. Sólo hay negro y blanco en la guerra contra el terrorismo internacional. El Monarca hachemí, descendiente del Profeta, no está tenso. Ni derrotado. Ni abatido. Locuaz. Amable. Muy educado. Espera a los enviados especiales de los cinco medios occidentales escogidos para esta entrevista en la puerta de su despacho. Estrecha la mano de cada uno de ellos. Condoleezza Rice, secretaria de Estado norteamericana, acaba de pasar por aquí. Y Mahmud Abbas, presidente palestino. También, hace unos minutos, decenas de familiares de las víctimas de los atentados, recibidas por el Rey en la intimidad. Hoy le presentará sus condolencias, en nombre del pueblo español, Miguel Ángel Moratinos, ministro de Exteriores. Tiene ante sí muchos retos. Está dispuesto a enfrentarse a todos ellos y ahondar en las reformas. Ahora, con el aliento de su pueblo entregado, más que nunca. Para empezar, ayer relevó a diez de sus principales consejeros. -Después del 9 de noviembre hemos hablado con muchos jordanos que dudan de la responsabilidad de Abu Musab al- Zarqaui en los atentados, incluso tras haber visto el vídeo de la frustrada terrorista suicida. ¿Qué explicación le da Su Majestad a este hecho? ¿Es un problema de credibilidad del Gobierno? -No creo que se trate de un problema de credibilidad del Gobierno. El problema se encuentra dentro del islam. El problema no es Jordania, o Estados Unidos, o Arabia Saudí. Tenemos un gran conflicto dentro del islam y lo que hemos de hacer es movilizar a la mayoría silenciosa para que dé un paso adelante y luchemos juntos contra el terrorismo. En julio se celebró en Ammán una conferencia de clérigos en la que se le dijo al mundo islámico: Chicos, tenéis que tomar una decisión: ¿queréis que predomine la ideología takfir (acto de condenar a muerte a una persona por apóstata, uno de los pilares de las teorías salafista- yihadistas en que se basa Al Qaida) que apuesta por la violencia al estilo iraquí, u os sumáis a los musulmanes modernos que niegan que se pueda quitar la vida a inocentes en nombre del islam Este es el problema que todos los países islámicos afrontan. Tras el ataque terrorista en la escuela de Beslán, en Rusia, muchos, delante de sus televisores, de- Vive los peores días desde su llegada al Trono en 1999. Los atentados de Ammán, en los que murieron 57 personas, han abierto una herida en su país que tardará en cicatrizar JUAN CIERCO. ENVIADO ESPECIAL El Rey Abdalá II, entrevistado ayer en el Palacio Real de Ammán cían que era algo horrible. Pero quedarse en casa no es suficiente, hay que enfrentarse a esa gente y a los desafíos que nos plantean. ¿Cómo deben combatir los países musulmanes esta ideología? ¿Sirve el modelo de la Alianza de Civilizaciones? -Cada país en Oriente Próximo se enfrenta a la ideología takfir En las escuelas debe decirse claramente que no representa al islam. Pero este es un desafío que debe afrontarse a largo plazo. La vertiente financiera y militar de la guerra contra el terrorismo se desarrolla a corto plazo, pero el desafío educativo supera los 10 ó 15 años. Se trata no ABC sólo de educar a los niños en las escuelas sino de entrar en las casas, de educar a la sociedad en su conjunto. Esto puede durar décadas. Durante mi estancia en Estados Unidos, los musulmanes querían construir una mezquita en Cincinatti y contactaron con nosotros para que les enviáramos algunos clérigos, pero no había presupuesto para ello. Seis meses después, esa preciosa mezquita cayó en manos de un imán takfir Entonces, los americanos pensaron que no era un problema suyo, pero ahora todo el mundo se da cuenta de que se trata de un problema internacional. No es sólo una lucha dentro del mundo islámico. Esta gente quiere utilizar la política para enfrentar a los musulmanes, pero también para debilitar a la familia islámica creando problemas entre Oriente y Occidente. Les sorprendería saber la cantidad de encuestas en Oriente Próximo en las que la gente dice que no cree que el 11- S fuera obra de Al Qaida, a pesar de que lo haya reivindicado. -Uno de los principales desafíos a los que se enfrenta su país es establecer una identidad jordana por la gran cantidad de palestinos que hay en el Reino... ¿Cómo afectará el atentado a esta construcción nacional tan difícil? -No es algo nuevo, es algo con lo que Jordania se enfrenta desde 1967... No podemos construir una identidad jordana en la que todo el mundo se sienta incluido hasta que el conflicto palestino- israelí sea resuelto. Tenemos muchos jordanos de origen palestino a los que no se les ha dado la opción de elegir si quieren quedarse aquí o volver a su patria. Los atentados han contribuido a unirnos como ya sucedió antes en EE. UU. en España... Tenemos que seguir construyendo esta casa pero la identidad jordana nunca se logrará al cien por cien hasta que exista una respuesta para el futuro de los palestinos. ¿En qué medida los atentados afectarán a las reformas internas en Jordania? -Todo seguirá según lo previsto. En el año 2006 tenemos cuatro o cinco grandes objetivos a cumplir. En lo político, abordaremos el programa Un hombre, un voto y la ley de partidos políticos. Los principales partidos sólo llegan al 9 por ciento de la población. Estas dos cuestiones son fundamentales para dotar a la política jordana de madurez. En lo social, aceleraremos la nueva ley anticorrupción. Otra cuestión será la de la pena de muerte, en la que trabajamos desde hace tiempo con la UE. Podemos ser el primer país en Oriente Próximo en abolir la pena de muerte, aunque el debate gira en estos momentos sobre si debe aplicarse a los delitos de terrorismo. Y en lo económico, impulsar las privatizaciones y la reforma fiscal, claves ambas para garantizar nuestra prosperidad. ¿Y las elecciones? -Pueden celebrarse en 2006, pero están previstas para el año 2007. -Oriente Próximo está en una situación muy difícil. Siria se halla arrinconada; Irán se encuentra en el punto de mira por su programa nuclear; Irak ya está en guerra... ¿Ve una salida al final del túnel?