Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
20 Nacional MIÉRCOLES 16 11 2005 ABC Capturado en Bayona tras apuñalar a su ex novia en Navarra b Concentraciones en Zaragoza, Pontevedra y Alicante por los tres asesinatos de mujeres a manos de sus parejas. La última víctima estaba embarazada, según un amigo S. N. D. M. MADRID ALICANTE. Zaragoza, Petrer (Alicante) y Ponteareas (Pontevedra) fueron tres de los lugares donde ayer se concentraron numerosos vecinos con un nexo común: mostrar su rechazo a las tres muertes de mujeres a manos de sus parejas, ocurridas en menos de 24 horas. Al tiempo que se producían estas concentraciones se conocía un nuevo caso de violencia de género, que se produjo el sábado. La víctima es una mujer colombiana de 33 años, ingresada en estado grave después de que su ex compañero, de la misma nacionalidad, le asestara siete puñaladas en la localidad navarra de Zudaire. Según explicó ayer el delegado del Gobierno en Navarra, Vicente Ripa, el autor fue detenido el lunes en Bayona- -adonde había huido- -por agentes de la Gendarmería francesa, alertados por la Guardia Civil. José María Carabantes y su esposa Encarnación Guzmán muestran una foto de su hija Sonia EFE Tony King, condenado a 36 años de cárcel por el crimen de Sonia Carabantes La Sala destaca la extraordinaria crueldad y tortura que sufrió la víctima b Los padres de la joven de Coín, Una falsa cena con amigos J. D. que vive en Estella, acudió a Zudaire el sábado engañada por su ex pareja y creyendo que iban a cenar con un grupo de amigos. Estacionó su coche y nada más bajarse, el agresor se abalanzó sobre ella y la apuñaló siete veces con un cuchillo que había desaparecido tres días antes de la casa en la que el individuo tenía alquilada una habitación, según detalló la concejal del Ayuntamiento de Estella Tere Sáez. El individuo amenazó a la víctima con los dos hijos que ésta tiene de una relación anterior. Hacía dos años que la mujer había puesto fin a la convivencia con el agresor, al parecer, por sufrir malos tratos aunque nunca lo había denunciado. Tampoco lo habían hecho ninguna de las tres mujeres asesinadas el lunes, según confirmó ayer la secretaria general de Políticas de Igualdad, Soledad Murillo, quien añadió que era notorio que, en su entorno, se sabía que había malos tratos La familia de la víctima de Petrer (Alicante) que podría estar embarazada, aseguró ayer que la joven- -asesinada de un disparo de escopeta- -pretendía romper la relación con su verdugo porque era muy celoso motivo que habría podido desencadenar la discusión con fatal desenlace (el agresor se suicidó) Ayer estaba previsto realizar las autopsias a los dos cadáveres, tras la cual el cuerpo del hombre será trasladado a Granada, mientras que la mujer será enterrada en Petrer. satisfechos con la pena, pedirán responsabilidades civiles al Estado porque no controló a King pese a ser un criminal ya condenado JOSÉ MARÍA CAMACHO MÁLAGA. El británico Tony King, acusado de los crímenes de Sonia Carabantes y Rocío Wanninkhof, ha sido condenado por el primer caso, a la espera del juicio por el segundo. La Sección Segunda de la Audiencia de Málaga le ha impuesto una pena de 36 años de cárcel por el asesinato de Sonia. El Tribunal le condena a 23 años por el delito de asesinato (tres más de los que solicitó el fiscal) cinco por detención ilegal y ocho por agresión sexual. Asimismo, le condena a indemnizar con 300.000 euros a los padres de la víctima por los daños morales sufridos. La Sala ha considerado dos agravantes para imponer la pena por asesinato al estimar que King cometió el crimen con extraordinaria crueldad, vista la juventud de la víctima, el sitio solitario en que ocurrió la segunda parte de los hechos y la verdadera tortura a la que se le sometió y, por tanto, la peligrosidad del culpable Para el Tribunal queda probado que el 14 de agosto de 2003 King asaltó a Sonia Carabantes, de 17 años, en las proximidades de su domicilio, en la calle del Pino de Coín. Primero, la golpeó en el rostro, en la cabeza y en todo su cuerpo hasta dejarla semiinconsciente y, después, la introdujo en el maletero de su vehículo cerrándolo con llave. A continuación abandonó la localidad por la carretera A- 366 con dirección a Alhaurín el Grande, desviándose hasta el Camino de la Calzada situado en el paraje Cerro Gordo en Monda, donde detuvo su vehículo en un lugar oscuro y solitario. Una vez allí, forzó el maletero porque se había atascado, causando desperfectos a la cerradura e hiriéndose en una mano. Sacó a la joven y la sentó en el asiento trasero del coche, donde la despojó de sus vestiduras y la tocó en sus partes íntimas, senos y nalgas. El acusado admitió en su primera declaración haber procedido de forma semejante con otras mujeres, tanto en Inglaterra como en España, ya que su satisfacción sexual consistía en realizar estos tocamientos y luego masturbarse, porque las relaciones normales con su novia no le satisfacían ni llegaba al orgasmo Coincidía el ADN El hecho de la muerte de Sonia Carabantes de forma violenta y con ensañamiento, según el Tribunal, se desprende con claridad del informe forense La Sala recoge que el perfil genético de los restos encontrados en la tulipa de uno de los vehículos examinados y de los pliegues palmares y dedos de Sonia Carabantes coincide con el que se halló en unos calzoncillos del acusado recuperados de su domicilio. En los estudios psiquiátricos y psicológicos forenses realizados al acusado se concluye que King es persona de inteligencia media, normal, con perfecto conocimiento del significado de sus actos y la libre voluntariedad al realizarlos, habituado al alcohol y esporádicamente a la droga. Los padres de Sonia Carabantes se mostraron satisfechos con la sentencia, pero pidieron que el condenado cumpla la pena íntegra y anunciaron que van a solicitar la responsabilidad civil del Estado porque no controló a King, pese a que éste era ya un criminal con condena en Inglaterra y ni siquiera sabían que estaba aquí Estrangulada con su camiseta Luego, el acusado utilizó la propia camiseta de Sonia, aprovechando su inconsciencia, para estrangularla y acabar con su vida. Seguidamente, trasladó el cadáver a una explanada próxima y lo ocultó entre rocas. Por último, abandonó el lugar y durante el camino arrojó los pantalones de su víctima en la carretera, al tiempo que tiró el resto de la ropa en un contenedor de basura. Sobre las ocho de la mañana llegó a su domicilio en Alhaurín de la Torre. La Audiencia de Málaga considera probados los delitos de asesinato, detención ilegal y agresión sexual