Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
16 Nacional MIÉRCOLES 16 11 2005 ABC El PSC admite el coyuntural desgaste de Zapatero por culpa del Estatuto b Manuela de Madre asegura que Aunque los diputados tienen experiencia en votar los Presupuestos, el lío se instaló ayer en el hemiciclo. Marín tuvo que aplazar la votación de la una de la tarde a las ocho Caótica votación presupuestaria TEXTO: J. L. LORENTE su partido tendrá cintura al negociar el proyecto en las Cortes, aunque el perjuicio al presidente no rebajará sus aspiraciones ABC MADRID. La vicepresidenta del PSC, Manuela de Madre, admitió ayer que los socialistas catalanes están preocupados por el desgaste que las encuestas atribuyen al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero. Desgaste coyuntural según la dirigente socialista, que no tiene por qué obligar al PSC a rebajar sus aspiraciones en la negociación del Estatuto. Añadió que tal efecto no es extraño ante los mensajes apocalípticos y de España rota que lanza la oposición, y precisó que Cataluña es una nación de naciones pero sin aspiraciones soberanistas. Al tiempo, afirmó que están dispuestos a negociar la financiación pero sin desvirtuarla. Manuela de Madre participó en el Foro Nueva Economía, donde fue preguntada por si el tripartito tendrá en cuenta, a la hora de negociar el Estatuto, la caída electoral de Zapatero que reflejan las encuestas y ante la posibilidad de que con un Gobierno del PP no sea posible aprobarlo. La dirigente del PSC aseguró que los sondeos son sólo provisionales. Según De Madre, los mensajes sobre la ruptura de España que lanza la oposición no son de extrañar y acusó al PP de haber hecho el Estatuto un arma arrojadiza contra el Gobierno, aunque ni les importa el Estatuto ni España Aseguró que negociarán con cintura pero no por las encuestas, sino porque sabemos lo que nos jugamos Insistió en que irán a las Cortes a negociar y no a traspasar la Constitución, además de mostrarse convencida de que habrá Estatuto y algunos tendrán que explicar el no, no y no MADRID. Los diputados tienen experiencia en votar los Presupuestos Generales. Sus señorías lo hacen cada año, salvo que se prorroguen. Pero ayer el caos se apoderó del hemiciclo cuando los parlamentarios debían votar los Presupuestos para 2006. Nunca antes las cuentas públicas habían dado tantos quebraderos de cabeza al presidente de la Cámara, Manuel Marín, y a los portavoces económicos de los grupos parlamentarios. Todo comenzó a la una de la tarde, cuando se debía proceder a la primera votación del día. Marín había pactado con los portavoces acumular las votaciones a la una y a las ocho de la tarde. Sin embargo, las dificultades de los servicios jurídicos del Congreso para ordenar las 1.400 enmiendas presentadas- -para muchas de las cuáles los grupos solicitaron votación separada y, en algunos casos, se habían propuesto textos transaccionados- -hizo que, en un momento dado, el presidente de la Cámara no supiera qué hacer. Marín pactó con Zaplana que las votaciones fuesen a la una y las ocho de la tarde EFE Rajoy, que dejaron sus compromisos para acudir al Congreso a votar. Ante el alboroto que se había creado, el presidente del Congreso optó por suspender la votación de la una y acumular todo para las 20 horas. El caos también se instaló en el trámite de las ocho de la tarde. Algunos diputados protestaron incluso por el hecho, según su parecer, de que había enmiendas que se estaban votando dos veces. Marín negó tal extremo. Una de las notas más destacadas de la sesión fue que el Pleno rechazó- -con los votos de PSOE yPP- -la enmienda de IU para suprimir lo que considera sobrefinanciación de la Iglesia. Marín no permitió, como quería Izquierda Unida, que la votación fuese secreta. Eso sí, la propuesta recabó el apoyo de dos diputados del PSOE (Álvaro Cuesta y Ángel Martínez Sanjuán) mientras otros cuatro se abstuvieron. Además, el Congreso también rechazó la enmienda de Esquerra Republicana de asignar a Su Majestad el Rey el mismo sueldo que el del presidente del Gobierno. Gritos y pataleos Los diputados que acudieron a votar a la una empezaron a impacientarse cuando, después de más de media hora de espera en el hemiciclo, no se procedía a la votación. Mientras tanto, desde las bancadas del Grupo Popular algunos parlamentarios pataleaban y gritaban esto está muy mal organizado y ¡qué desastre! El retraso afectó al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y el líder de la oposición, Mariano El PSOE pacta iniciar la reforma del Senado con todos los partidos menos con el imprescindible: el PP MANUEL MARÍN MADRID. Tal y como era previsible, los Grupos del PP y del PSOE en el Senado no consiguieron ayer ponerse de acuerdo para aprobar una moción común que sirviera como colofón al debate sobre el Estado de las autonomías, celebrado la pasada semana en la Cámara Alta. Del total de 52 mociones discutidas ayer, sólo 19 prosperaron, entre ellas las cuatro que inicialmente propuso, y luego pactó, el PSOE con el resto de grupos del Senado a excepción del PP. La moción más relevante que consiguieron impulsar los socialistas, cuyo portavoz es Joan Lerma, plantea el inicio de la reforma de la propia Cámara alta mediante la creación de una ponencia que, basándose en un dictamen del Consejo de Estado, ponga los pilares. Esta moción contó con el respaldo de todos los grupos menos el del PP, Nación y financiación Admitió que el término nación puede sonar raro fuera de Cataluña porque se asocia a nación con soberanía y con Estado, pero aseguró que el Estatuto no reclama la soberanía y tampoco niega la nación española. De momento, no hay acuerdo en este aspecto, aunque insistió en que para nosotros Cataluña es una nación dentro de la nación española Sobre financiación, afirmó que puede ser mejorable y que el PSC acude a las Cortes a negociarla, pero no a que se desvirtúe porque no pretende romper la caja única de la Seguridad Social. Ni la Constitución lo permite ni los socialistas lo deseamos dijo. que si bien se había mostrado favorable a la constitución de la comisión para la reforma del Senado, se opuso al final toda vez que el resto de los Grupos no admitieron la pretensión del PP de que cualquier reforma que afecte al modelo de Estado- -financiación de las Comunidades, institucionalización de la Conferencia de Presidentes, los nuevos Estatutos... -cuente, al menos, con el mismo grado de consenso que permitió aprobar la Constitución. PP: La culpa, del Pacto de Tinell Lo que el PP, cuyo portavoz es Pío García- Escudero, interpretó como otra cesión más del PSOE a los nacionalistas para desmantelar el vigente modelo de Estado marginando al principal partido de la oposición en virtud del pacto de Tinell los socialistas lo percibieron como un intento de los populares de imponer condiciones al de- bate y arrogarse un derecho de veto para impedir cualquier reforma dijo Lerma. Algo que el PSOE juzga inadmisible De esta forma, la principal conclusión del debate autonómico es que prácticamente todo queda como estaba: ni el PSOE ni los demás grupos aceptan que el PP sea indispensable para aprobar los Estatutos- -estas leyes requieren de una mayoría absoluta y no de los dos tercios, como reclama el PP- ni los populares aceptan, en estas condiciones, entrar al juego de una reforma del Senado abocada al fracaso, para la cual sí que son imprescindibles. Durante el día de ayer, los intentos de PP y PSOE por negociar fórmulas transaccionales para un texto común alusivo a las reformas resultaron un diálogo de sordos. Lo dieron por imposible toda vez que donde el PP apelaba al consenso constitucional el PSOE respondía sólo con consenso donde el PP hablaba de concertación multilateral en la financiación, el PSOE respondía con concertación y donde el PP pedía el mismo respaldo unánime el PSOE hablaba de máximo respaldo posible