Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
98 Deportes TENIS MARTES 15 11 2005 ABC PERFIL AMELIE MAURESMO Maestra 2005 Es la primera francesa que gana el Masters, un hito en una carrera huérfana de Grand Slam Las retiradas de Nadal y Agassi hacen del Masters un torneo menor El de Manacor se queja de un fuerte dolor en el tobillo izquierdo DOMINGO PÉREZ MADRID. La Copa Masters se vende como una de las citas más atractivas del año, como la que reúne a los ocho mejores tenistas del momento. Así la compró Shangai y, sin embargo, lo que ha recibido es una cita menor que, si no fuera por los dólares (4,45 millones) que se reparten en premios, se parece por sus participantes- -cuatro argentinos y un chileno- -más al torneo de Buenos Aires que al quinto evento en importancia del calendario. Ahora mismo de las anunciadas ocho estrellas sólo continúan en la ciudad china, tres, entre ellos afortunadamente, el número uno, Roger Federer, lo que mitiga levemente el desastre. Le acompañan Guillermo Coria (número 6) y Nikolay Davydenko (7) porque Ivan Ljubicic (8) entró por la ausencia de Marat Safin (11) que tenía plaza asegurada como campeón de Australia. Además del ruso tampoco viajaron a China Andy Roddick (3) y un Lleyton Hewitt (4) pendiente del parto de su esposa. Y ayer dijeron adiós, Rafael Nadal (2) poco antes de comenzar su partido contra Gastón Gaudio, y Andre Agassi (5) después de concluir con derrota su encuentro frente a Davydenko. Mariano Puerta (12) y Fernando González (13) fueron sus respectivos sustitutos El golpe del anuncio de los abandonos de Nadal y Agassi resultó brutal para el torneo. Los patrocinadores se quejaban amargamente a la agencia DPA con un ejemplo acertado: Hemos comprado un Mercedes y nos faltan casi todas las piezas La ATP, la ITF y La última lesión de Nadal Una temporada muy cargada, cambios constantes de superficies y torceduras con esguinces mal curados han provocado una fuerte inflamación en el ligamento peroneoastragalino del tobillo izquierdo del tenista español El ángel de la guarda no se durmió D. P. Tibia Peroné MADRID. Amelie Mauresmo muestra, tatuados en su hombro izquierdo, un ángel y una rama de olivo. El dibujo vegetal simboliza la paz que me gustaría que existiera en mí, en las relaciones humanas, en el mundo... explicó en su día. El esbozo de corte espiritual responde a la convicción de haber tenido siempre un ángel de la guarda sobre mí Esta francesa de 26 años (5 de julio de 1979) no puede quejarse de su ente protector. Bajo su aura, pero sobre todo gracias a su enorme talento y a un físico privilegiado- -y muy criticado, sobre todo tras confesar su homosexualidad militante, por tenistas mucho menos musculosas como Hingis o Davenport- -ha alcanzado alguna de las más altas cotas en el tenis: número uno del mundo (cinco semanas en 2004) campeona del Copa Federación (2003) 19 títulos WTA, plata olímpica en Atenas 2004 y, desde la madrugada del domingo, nueva maestra al derrotar a su compatriota Mary Pierce en un partido que duró tres horas y seis minutos y que se cerró en tres sets, 5- 7, 7- 6 (3) y 6- 4. Un triunfo que le asegura concluir el año tercera en la clasificación mundial tras Davenport (de nuevo número uno) y Clijsters. Un título, el del Masters, que por cierto es el primero realmente importante que ha conseguido en su carrera. Y es que parece como si su ángel de la guarda se hubiera quedado dormido hasta ahora en las citas de alto nivel. Tal vez por eso- -o como aseguran sus detractores porque se hunde ante la presión en las grandes ocasiones- -no posee en su palmarés ni un solo Grand Slam De hecho, en su periplo profesional sólo ha disputado una final de este tipo (Australia 99) En Roland Garros, en su casa, jamás ha conseguido superar los cuartos (2003 y 2004) en Wimbledon ha sido tres veces semifinalista (2002, 2004 y 2005) y una más en el US Open (1999) Esta vez, en el Masters, que es el quinto torneo en importancia del calendario, su alado guardaespaldas sí estuvo bien despierto. Ligamento peroneoastragalino anterior Ligamento calcaneoperoneo Astrágalo Calcáneo Infografía ABC los organizadores intentaron paliar la conmoción y tranquilizar al público llevando a un compungido Nadal hasta el centro de la pista para que explicara su decisión. El de Manacor, incluso, se pasó por la sala de Prensa para saludar y disculparse, uno a uno, con todos los periodistas chinos presentes. El problema que ha retirado al mallorquín ha sido una fuerte inflamación en el tobillo izquierdo, concretamente en el ligamento peroneoastragalino anterior. Un fuerte dolor que le acompaña desde la final del Masters Series de Madrid, en el que hay que recordar que casi no pudo jugar por una tendinitis crónica que padece en sus rodillas. Pero en el fondo lo que aflora es la realidad de una temporada durísima (24 torneos, 89 partidos individuales y 27 en dobles) sumamente exigente y la de un estilo de juego en el que se vacía en cada pelota que disputa y por el que corre más kilómetros que nadie. El caso es que el torneo se ha quedado sin suplentes y Federer puede romperse en cualquier momento. El dilema ahora es si llamar a algún jugador de vacaciones, Thomas Johansson y David Ferrer son los primeros candidatos, o, como insinuaron desde la ATP, utilizar a algún doblista si hay más abandonos. Sería la tomadura de pelo completa. Triunfos de Gaudio y Davydenko Aunque parezca mentira en Shangai también hubo tenis y no todo fueron anuncios de retiradas. El primer partido disputado acabó con Andre Agassi. Cayó el estadounidense ante Davydenko por 6- 4 y 6- 2 en una hora y 14 minutos. Consumada su derrota anunció su abandono, curiosamente también por problemas en el tobillo izquierdo. Luego saltaron a la pista Gastón Gaudio y Mariano Puerta, duelo argentino que se decantó a favor del primero por 6- 3 y 7- 5 en una hora y 16 minutos. En dobles: Wayne Black y Kevin Ullyett (Zim. a Mickael Llodrá y Fabrice Santoro (Fra. 3- 6, 6- 3 y 6- 4; Stephen Huss (Aus. y Wesley Moodie (Afs. a Jonas Bjorkman (Sue. y Max Mirnyi (Bie) 6- 2 y 6- 4 Programa para hoy: Roger Federer- Ivan Ljubicic y Guillermo Coria- David Nalbandian. Rafael Nadal se despidió contrariado del público chino sin llegar a jugar AP