Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 15 11 2005 Madrid 41 Míriam, la viuda de Paco, intenta sobreponerse al brutal mazazo que le ha deparado el destino. Embarazada, y madre de una hija de corta edad, ha vuelto a impartir clases. Apenas sale de casa y está acompañada siempre de su hermana Alicia La mujer de Paco está intentando sobrevivir, que no es poco TEXTO: M. J. ÁLVAREZ EFE sibles modelos de vehículos sospechosos. Ni rastro. Pese a todo, las pesquisas continúan, según las fuentes consultadas, a buen ritmo. Eso sí, piden tiempo. Una investigación de este calibre no se resuelve en dos días. Ni siquiera en dos meses. Pero avisan: Les cogeremos MADRID. El silencio es la tónica. El mismo que provocó la inexplicable desaparición de Paco, el joven informático de 38 años y aficionado al ciclismo, que desapareció un día de septiembre cuando salió a dar un paseo del que no volvió. El mismo silencio espeso y oscuro que se instaló en su familia ante la trágica aparición de su cuerpo sin vida, pocos días después. El misterio sigue rodeando este inexplicable asesinato, del que no hay, dos meses después de su muerte, ninguna hipótesis fiable de la que tirar, según confirman los encargados del caso. Todo el hermetismo que rodeó, primero, la ausencia de Paco, y, posteriormente, su crimen, sigue asentado en su entorno personal y familiar que viven una pesadilla que parece no tener fin. Su esposa, Míriam, acaba de retomar sus clases en un colegio de la capital. Procura hacer de tripas corazón y llevar una vida normal den- tro de las penosas circunstancias por las que atraviesa, sobre todo por sus seres queridos. Embarazada de pocos meses, y con una hija de corta edad, salvo para acudir a trabajar, todas las mañanas desde el municipio de Tres Cantos, el resto del día apenas sale de casa. Está muy mal. Fatal, diría yo. Te lo puedes imaginar y te quedarás corta. Está intentando sobrevivir, que no es poco afirman los allegados del entorno de la viuda. El misterio que se llevó a Paco a la tumba ha sumido a sus familiares en la incertidumbre. Al dolor, lógico, ante un mazazo de estas características, Toda la familia es estupenda y la víctima no hablaba por no molestar, con eso lo digo todo hay que sumar la incertidumbre y las incógnitas por despejar sobre el móvil del homicidio, multiplicando los efectos del calvario. El enigma de la desaparición de Francisco Quintana Calvo, ha ido subiendo enteros como la espuma, ante la falta de noticias de su brutal homicidio. Ningún residente en la finca en la que residía la víctima, y en la que vive su mujer y su pequeña, acompañadas en todo momento de Alicia, la hermana de la primera, que no las deja ni a sol ni a sombra quiere hablar con la prensa. Son unas bellísimas personas. No tenemos nada que decir. Llevaban en la zona muchos años, y son un encanto. El pobre Paco no hablaba por no molestar. Con eso te lo digo todo es lo máximo que dice el dueño de un negocio del barrio. Otro comerciante agrega que Míriam aparenta normalidad, pero la procesión va por dentro. Yo ni me atrevo a preguntarle