Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 15 11 2005 27 La socialdemocracia alemana abre el relevo generacional con las despedidas de Schröder y Müntefering México y Venezuela retiran sus respectivos embajadores tras las descalificaciones de Chávez a Fox Las huelgas, jornadas de lucha y manifestaciones son el reflejo sindical de la crisis de los suburbios La solución policial que se ha dado de momento al conflicto deja sin resolver toda la podredumbre de fondo tación nacional, a la que se han sumado todos los partidos de izquierda y gran número de asociaciones y colectivos ciudadanos. El rosario de huelgas, manifestaciones y jornadas de lucha no tiene literalmente nada que ver con la revuelta de los suburbios. Pero es el reflejo sindical de la misma crisis de identidad nacional denunciada de forma solemne por Chirac, y tratada, a paso de carga, con el empleo de una ley de excepción de 1955- -concebida para, en su día, combatir los estragos de la guerra de liberación argelina- completada hoy con otra ley que declara el estado de urgencia en todo el territorio nacional, a la vista de la gravedad y extensión de la violencia en un gran número de centros urbanos Siguiendo y confirmando el primer análisis de André Glucksmann, en ABC, el pasado domingo, los mejores especialistas de la historia política de Francia interpretan la dos semanas largas de crisis como una forma de integración a la francesa Diagnósticos para una revuelta J. P. QUIÑONERO El presidente, en horas bajas El proyecto, aprobado ayer en Consejo de Ministros, será presentado esta tarde ante la Asamblea Nacional por Nicolas Sarkozy. Esa presentación dará a la crisis una nueva dimensión política, con un jefe del Estado que tiene un 74 por ciento de opiniones negativas entre la ciudadanía, y con una oposición socialista a la que el 60 por ciento de los franceses consideran inmadura y poco preparada para gobernar La Dirección General de la Policía espera enterrar pronto los disturbios suburbanos. Sin que nadie sepa cuándo ni cómo pudieran volver a estallar, ya que la solución policial del conflicto deja sin resolver toda la podredumbre de fondo. La crisis social y sindical también viene de lejos y suele ser interpretada como una de las consecuencias mejor conocidas del inmovilismo burocrático nacional. PARÍS. Cuando la dimensión policial de la crisis de los suburbios franceses parece entrar en una aún imprevisible fase de normalización provisional, historiadores, sociólogos, politólogos y demógrafos denuncian el abismo que separa a las elites gobernantes de la realidad social de una nueva Francia necesitada de una revolución cultural que ponga fin a veinticinco años de desgobierno político. Siguiendo y confirmando el primer análisis de André Glucksmann, en ABC el pasado domingo, los mejores especialistas de la historia política de Francia interpretan la dos semanas largas de crisis como una forma de integración a la francesa Emmanuel Todd, demógrafo eminente, afirma: Estoy convencido de que la crisis en curso es un fenómeno típicamente francés. Los jóvenes franceses, étnicamente mestizos en los departamentos de la Seine- Saint- Denis, se inscriben en la gran tradición de las sublevaciones que han jalonado la historia de Francia. Su violencia nihilista también traduce a su manera la desintegración de las familias magrebíes y africanas en contacto con los valores igualitarios de la sociedad francesa El alcalde de Carpentras, Jean- Claude Arneu, visitó una guardería destruida grantes crean su economía paralela Mientras Nicolas Baverez, economista e historiador, considera indispensable una revolución cultural, para poner fin al pudridero de veinticinco años de demagogia política Guy Sorman denuncia el vampirismo catastrófico del Estado: ¿Quién se atreverá a denunciar al Estado, que mezclándose en todo, en la economía, en la cultura, con intervenciones militares, demuestra por todas partes su ineficacia y deja morir a 30.000 ancianos, en la ola de calor de hace dos años, deshidratados en residencias estatales que no estaban climatizadas... Sorman explica el origen último de la crisis de este modo: La guerrilla urbana desencadenada por los jóvenes franceses sólo es un nuevo testimonio de la desconexión total entre la sociedad y una clase política autista que no cambia y es la principal culpable del inmovilismo que asfixia al resto de la sociedad AP Historiador y politólogo, Jacques Julliard denuncia de manera frontal la incultura que fomentan la radio y la televisión nacionales, públicas y privadas: ¿Cómo inculcar a los adolescentes valores de solidaridad y respeto mutuo cuando, cada día, a cada instante, la televisión destila valores diametralmente opuestos? Balcanización en curso Por su parte, Guy Sorman, economista reputado, hace un balance feroz de la gestión de los negocios públicos durante las últimas décadas: Francia lleva veintitantos años muy mal administrada. El Estado es el principal culpable de la balcanización en curso de la sociedad francesa. Ante el desastre del Estado, la sociedad se auto- organiza a su manera: la patronal se internacionaliza; los estudiantes se despolitizan; los sindicatos han dejado de defender a los obreros, y sólo defienden sus intereses; los partidos han perdido sus militantes; los inmi- Críticas de la patronal Incluso los patronos, tradicionalmente hostiles a cambios bruscos, han adoptado un tono de voz muy crítico contra el modelo social que Jacques Chirac y su Gobierno dicen defender, cuando todo el mundo denuncia su carácter obsoleto, arcaico, injusto, inmovilista. Bernard Charlès, director general de Dassault Systèmes, una gran empresa privada implantada en varios continentes, sentenciaba ayer: Nuestro modelo económico no es compatible con lo que se hace en la actualidad en el resto del mundo